www.inoutviajes.com
Alejandro Amenábar
Ampliar
Alejandro Amenábar

Amenábar: sus películas, su cine, sus ideas…

TESIS

“Tesis” se presentó en el Festival de Berlín, y aún no se había estrenada en España y ver allí el cartel en grande de la película me emociono, es uno de los mejores recuerdos. Luego llegaron los Goya… porque la película se estrenó, tuvo un paso bastante discreto por las salas de cine y prácticamente un año después llegó todo lo de los premios Goya y fue una sorpresa…

Así explica Alejandro Amenábar su “Tesis”, que ya ha cumplido 20 años, y que sigue tan joven y tan intensa como cuando saltó por primera vez a las pantallas, y quizás sea un buen momento para repasar la obra de este director, que con 23 años llevó a cabo su primer largo, esa “Tesis” y lo mejor es hacerlo con sus propias palabras…

Por las mañanas estudiaba las asignaturas que tenía pendientes, que era la parte mala y por las tardes me dedicaba a escribir “Tesis” por puro placer

No era muy consciente de la repercusión que iba a tener la película en mi carrera, porque la escribí por placer. Estaba preparando los exámenes de las que me habían quedado para septiembre y me dejaba lo malo para las mañanas, los estudios, y lo bueno para las tardes, la película, que escribía por puro placer.

El germen de “Tesis” estaba en una noticia que leí en un periódico sobre las snuff movies…

“Tesis” era un guion de esos que tienes en un cajón, porque se lo ofrecí a una productora que había producido un corto mío, pero no les convenció y acabó guardado hasta que se lo envié a José Luis Cuerda…

Factores que hicieron posible en éxito de Tesis… que es un thriller, un género que no es muy habitual en el cine español y creo que ha envejecido bien, pero en esos momentos fue una combinación de elementos de cine norteamericano con una realidad muy española, en los diálogos, en los personajes… es decir por un lado está asentada en la tierra y por otro lado presenta una trama que puedes ver en cine norteamericano, creo que fue lo que sorprendió, pero especialmente porque es una película de suspense que a la gente le enganchaba. Aunque fue fundamental el tema de los Goya para darla a conocer.

ABRE LOS OJOS

Con “Abre los Ojos” había una sensación de premura, porque había hablado de la historia a José Luis Cuerda y quería que escribiéramos el guion Mateo Gil y yo. Había una secuencia que en el comienzo que transcurría en la Gran Vía vacía y esa secuencia se rodó un año antes del rodaje real de la película porque en esos momentos no teníamos dinero para sacarla adelante, pero Jose Luis si tenía la convicción de que la íbamos a hacer, así que elegimos un domingo de verano por la mañana cuando podía estar más vacía la Gran Vía, y tuvimos la suerte de que cayó un chaparrón y teníamos la Gran Vía como si la hubiesen regado, porque ya sabéis que en los rodajes en exteriores lo primero que se hace es mojar el suelo … De todos modos yo sentía que nos estaban apremiando porque había prisa para que hiciéramos una segunda película y fue un proceso que no disfruté tanto como “Tesis”.

Con “Abre los ojos” quise hacer algo parecido a “Desafío total” pero sin efectos especiales

Con “Abre los ojos”, que tenía como referencia “Desafío total”, que me marcó muchísimo, y quise hacer algo parecido pero sin efectos especiales, me ha pasado algo que no me ha pasado nunca más, y es que el primer montaje se lo presenté a los productores, que eran Jose Luis Cuerda y Fernando Bovaira, y a los diez minutos dijeron que era excelente y que se estrenaba. Se estrenó y coincidíamos ese fin de semana con la película de las Spice Girls, y estaba acojonado porque pensé que no teníamos nada que hacer ante ellas, pero si funcionó y caló muy bien entre la gente joven, porque tiene una sensibilidad adolescente y eso que ya teníamos más de 20 años cuando la escribimos y eso unido al éxito de “Tesis” propició que mucha gente joven fuera a verla.

LOS OTROS

“Los Otros” la escribí originalmente en español para que transcurriera en Chile, porque he nacido en Chile, pero mis productores me dijeron que hiciésemos esa historia directamente en inglés, y cuando les pregunté por qué, y me contestaron que como luego se haría un remake en inglés, nosotros íbamos a sacar ya ese remake en inglés que tendría mucho más sentido…

“Los otros” la escribí inicialmente en español porque iba a transcurrir en Chile, que es mi país de nacimiento

Cuando hago una película no quiero ser pesado sobre homenajes o menciones a películas o elementos que has visto, a veces se hace de modo inconsciente, en el caso de “Abre los ojos”, había homenajes y eran conscientes, estaba el tema de “Vértigo”, y recuerdo, por ejemplo que con “Los Otros” hice un homenaje a una película que me encantó de niño, que era “Al Final de la Escalera” y también con “Otra vuelta de Tuerca” y había una escena para mi importantísima, que estaba Nicole Kidman rezando y decían que había plagiado el plano exacto de la película “Otra vuelta de tuerca”, pero cada vez estoy menos obsesionado con esas cosas.

MAR ADENTRO

El tema de la muerte ha estado presente en mis películas y en mi vida en un momento determinado y es verdad que he pensado mucho en la muerte y una película como “Mar Adentro” fue casi catártica, además me pilló en el proceso de muerte de una amiga y es algo a lo que nos tenemos que enfrentar… “Mar Adentro” que es una película que habla literalmente sobre la muerte, me ha ayudado a desdramatizarla y a que forme parte de mi vida, porque la muerte está ahí y hay que asumirlo sin mayor problema… además el personaje tenía algo casi hipnótico y cautivador, y estaba el libro maravilloso que escribió y que me llevó a hacer la película… y cuanto antes entendamos que la muerte forma parte de la vida será mejor…

“Mar adentro” fue catártica para plantearme el tema de la muerte

ÁGORA

Me he dejado llevar siempre por la pasión y he descubierto con los años que para mí lo importante es tener la historia, lo importante y lo tortuoso, porque a veces es difícil dar con lo que quieres contar y además dar con la mejor manera de contarlo y luego ya rodar en inglés, que la película sea más grande o más pequeña es lo accesorio. Yo nunca me propuse realizar la película más cara del cine español, como es “Ágora”, pero si estoy con una historia y lamentablemente esa historia te lleva a Alejandría en el siglo cuarto, te encuentras con que tienes que hacer un esfuerzo de producción enorme y a continuación descubres o te das cuenta que la película hay que rodarla en inglés porque si no, no consigues financiación, pero repito eso es lo accesorio, la fundamental es dar con la historia. Me encantaría que se me ocurriese una historia con cuatro personajes en una casa porque eso supondría mucho menos coste pero las historias te llevan donde te llevan. Hablando de “Agora”, decir que entré en el mundo de Hipatia de la mano de la astronomía y tirando para atrás nos encontramos con esa historia que me parecía formidable y que, desgraciadamente, tenía algo de premonitorio con respecto a muchas cosas que están pasando hoy en día y al revisarla recientemente me di cuenta de que me había gustado bastante… y vi que tenía una connotación muy actual.

“REGRESIÓN”

Me sorprenden los sueños, pero no confío demasiado en ellos y mi última película, “Regresión”, trata un poco sobre eso, como nos podemos autoengañar, pero es verdad que en los estados de semivigilia a veces he encontrado cosas que me han ayudado, como en los cortos o, clarísimamente, en “Abre los Ojos”. En “ Mar Adentro”, la escena en que el personaje de Sampedro sale saltando por la ventana, esa se me ocurrió en sueños, es decir le doy bastante importancia creativa a lo que tiene que ver con los sueños, aunque luego a la hora de contar una historia soy una persona bastante racional, a veces influye algo que has leído, la situación política de tu país, la situación personal, y te tienes que dejar impregnar por todo, ser permeable para conseguir sacar algo de ahí, pero en mi caso, como soy una persona bastante racional, lo complicado es tratar de combinar el elemento irracional con el racional para poner orden las ideas.

TRABAJAR CON UNA ESTRUCTURA MUY CERRADA…

Para mi es fundamental saber lo que quiero contar y casi siempre está asociado al final de la historia porque en ese final está donde quiero llegar, por eso una vez que has puesto los cimientos, el ladrillo, que es el diálogo, es un proceso rapidísimo en mi caso porque sabemos dónde queremos llegar. Hay creadores que no saben por dónde las va a llevar la historia, porque hay personajes que parecen que hablan por sí solos y van descubriendo cosas, pero yo trabajo sobre una estructura muy cerrada.

SEGUNDAS PARTES NO FUERON BUENAS…

Nunca me he planteado segundas partes de mis películas, que por otro lado me encantaría, pero no se me ocurren segundas partes para “Tesis”, ni para “Los otros”, ni “Mar Adentro”,…

Mis personajes tienen que tener fuerza y casi siempre nacen de personas que conozco por lo que el actor o la actriz no es fundamental, no escribo pensando en tal actor o tal actriz, en parte porque soy poco mitómano, lo que quiero es que sean personajes lo suficientemente buenos para que consigan trasmitir esa fuerza, aunque es curioso que luego en la fase casting ves un actor o una actriz y piensas que es perfecto para un papel y lo rechazan y en otros casos, como el de Nicole Kidman, yo no lo había pensado para ella, y luego ves que es perfecta. Los actores y actrices siguiendo no sé qué reglas se sienten llamado o no a hacer determinados personajes.

CINE Y MÚSICA, MATRIMONIO PERFECTO

Para mí el cine ha estado muy relacionado con la música, desde niño era de esos freaks que le gustaba la música de cine y daba lo que fuera por comprarme cada semana un disco de John Williams, Jerry Goldsmith, en España José Nieto… siempre me ha gustada la música de cine, y cuando hacía historias de niño, mis padres me regalaron un teclado, y componía música para mis historias. Cuando hice mi primer corto, había un chaval en clase que le propuse que hiciera la música para el corto. Hizo un tema fantástico para los títulos de crédito, pero cuando toco hacer la música narrativa, por así decirlo, para acompañar a la imagen aquello ya no me encajaba, así que con el teclado que tenía y con una mesa de mezclas, empecé a hacerlo y me di cuenta que con cuatro tonterías, mi música era mucho más fea pero encajaba con lo que buscaba. Así seguí haciéndolo en los cortos. Y cuando fui a hacer mi primera película, fue el propio José Luis Cuerda quien me dijo que lo podía hacer yo, claro que por Jose Luis yo hubiera sido el protagonista,… todo…

No sé si dirigiré en televisión, porque no soy de series, todo lo más de miniseries

Al final me junté con un músico profesional, Mariano Marín, y con él aprendí mucho en términos musicales, porque yo soy autodidacta… para hacernos una idea la música de mis cortos la hacía sin claqueta, veía la imagen, hacía varios intentos y lo grababa y con Mariano descubrí la claqueta…

En “Abre los ojos”, repetimos. Mi obsesión era grabar con una orquesta sinfónica, porque era mi mayor alegría que el primer día de lectura se hiciese con una orquesta para hacer la banda sonora… y así he seguido. En “Ágora” abandoné la música… y así gano tiempo para pensar que voy a hacer, pero pierdes algo de ese control total sobre la obra, porque cuando tengo a un profesional con la música le dejo libertad…

Roque Baños compuso la música de “Regresión” en tres semanas y ha sido un placer verle trabajar. Pero nunca sabré que haré próximamente… aunque hay muy buenos músicos…

GUIONES EN EL CAJÓN

Hoy en día le cuesta a todo el mundo sacar adelante una película… yo siempre he tenido guiones en el cajón, y eso que tampoco he sido tan prolífico, pero he tenido la suerte de que han acabado siendo película, pero, siempre acabas teniendo guiones en el cajón, ahora mismo tengo dos y en estos momentos es difícil plantear una producción en España, posiblemente más que en ningún otro momento, y aunque me considero en una posición privilegiada, y siento que puedo levantar cualquier película, pero realmente no es así. Ahora mismo hay que medir mucho lo que haces y sobre todo cuando dinero va a costar.

Ahora tengo dos guiones en el cajón, no renuncio a ninguno de los dos y creo que acabaré haciendo por lo menos uno de ellos, además me parece que son muy buenos guiones, que voy a decir, pero uno de ellos claramente es por tema presupuestario, con la que está cayendo en el mundo y más en concreto en el mundo del cine, tener una película que necesitaría un presupuesto en torno a los 100 o 150 millones de dólares, nadie arriesgaría esa cantidad, es más, una película como “Ágora”, que costó unos 50 millones es impensable hoy en día, porque una que pase de los 10 millones de dólares ya está siendo una superproducción, se han acabado las películas intermedias, saltan de dos millones a 100 millones y estas últimas son franquicias y mi película es independiente y no encaja en eso, pero el otro guion si espero levantarlo…

SER O NO SER… DIRECTOR DE CINE

En primero de carrera tuve un profesor que preguntó en clase: ¿De los que estáis aquí cuantos queréis ser director de cine? Levantamos todos la mano. ¿Y cuántos queréis ser jefe de sonido o director de fotografía? Allí no levantó la mano nadie. Y nos dijo que en esas profesiones es donde íbamos a acabar muchos de nosotros, porque por su experiencia y por estadística saldrían dos directores y el resto irían a trabajar con cosas que tengan que ver con audiovisual y eso es lo bonito de una obra colectiva como es hacer una película. Así que me plantee meterme en sonido, porque eso suponía entrar en ese mundo y aprender algo y luego intentaría llegar a lo que quería que era contar una historia.

¿EL FUTURO ES LA TELEVISIÓN?

¿Dirigir series para televisión?, no soy de series, me cuesta engancharme a una serie y eso que ahora las hay muy buenas. Desgraciadamente para mí, el cine va a tender al espectáculo y quizá me debería plantearme lo de las series, pero me veo más en miniseries, como mucho en seis capítulos, porque veo algunas que duran muchas temporadas y me da la impresión que es como echar agua al vino, es decir los guionistas se plantean como alargarlas y da esa sensación. Y como decía antes, cuando escribo necesito saber dónde voy, y hay series que ves que ni ellos mismo saben cómo acabar… Dicho esto me debería plantear, si no el formato serie, el formato miniserie…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.