www.inoutviajes.com
Laura Enrech: “Siempre he querido hacer María en West Side Story”
Ampliar
(Foto: Laura Enrech)

Laura Enrech: “Siempre he querido hacer María en West Side Story”

Laura Enrech es actriz y cantante especializada en musicales…

Cuando los focos se apagan y la sala se queda vacía, Laura se puede preguntar qué hace sobre un escenario…

Porque en España interpretar musicales, o como los profesionales dicen, hacer teatro musical es tener que pelear todos los días y no saber que va a pasar mañana…

Me becaron con una Beca Fulbright y con 22 años me fui dos años a estudiar musicales a Nueva York

Esa incertidumbre…

En España hay poca tradición de musicales, pero los seguidores son muy fans y muy acérrimos, y confío en que con cosas bien hechas se puede educar al público para que pidan más...

Pero los musicales tienen precios muy altos para el espectador…

En España tenemos dos tipos de formato en musicales, el macro y el micro, y todo el terreno medio está aún sin explorar... porque el teatro musical en su faceta más interesante está en las historias que se pueden contar a través del texto y de la canción y el medio formato lo explica muy bien...

Y aunque es joven, tiene una larga experiencia en teatro musical…

De dónde proviene Laura Enrech

Provengo de Madrid y provengo de una casa en la que se han escuchado musicales toda la vida y a los 14 años me dio la locura y empecé a trabajar, a los 18 años hice ‘Bella y Bestia’, y luego me becaron con una Beca Fulbright y con 22 años me fui dos años a estudiar musicales a Nueva York y a mi vuelta hice ‘Fiebre del sábado noche’, ‘El último jinete’, ‘Los Miserables’ y ‘Mamma Mía’...

Todo eso está muy bien, pero y el futuro, ¿qué esperas del futuro?

Futuro... Absolutamente incierto... pero lo que quiere es seguir dedicándome a lo que quiero y poner mi grano de arena para cimentar el buen teatro español, tanto de importación como de creación aquí y creo mucho en el medio formato...

Siempre el teatro…

Sí, me centro en el teatro porque creo mucho en el teatro... obviamente el trabajo es el trabajo, pero es inevitable especializarte y dedicar tus fuerzas a algo y a mí el teatro me fascina y el teatro musical en particular desde siempre...

¿Y si te surge una oportunidad, por ejemplo, en televisión...?

Obviamente la tomaría y la aprovecharía, pero mis esfuerzos están sobre todo centrados en el teatro musical...

Laura lleva mucho tiempo, a pesar de su juventud, en este mundillo, y en su curriculum…

En España hay poca tradición de musicales, pero los seguidores son muy fans y muy acérrimos

Soy licenciada en comunicación audiovisual, tengo también dos años de interpretación por la escuela Bululú, he tomado clases de canto, llevo tocando el piano y bailando desde los 7 más los dos años que estuve en Nueva York estudiando el teatro musical...

¿Cuál es tu musical?

Mi musical es West Side Story sin duda.

¿Y que te gustaría hacer?

Siempre he querido hacer María, de West Side Story, pero ahora me encantaría hacer María y Anita... (Se ríe)

¿Y tu meta para actuar?

Obviamente si nos ponemos a pensar a lo grandísimo...

Pongámonos…

Ahora mismo moriría por interpretar ‘Hamilton’ en Broadway...

Siempre terminamos en Broadway...

Sí, pero es que además he vivido dos años allí...

¿Y cómo se vive el musical allí?

El musical es fundamentalmente americano o anglosajón, y si hablas con un inglés o un americano te contarán versiones distintas. Mi experiencia por esos dos años es que el musical se creó en América, ellos tienen un bagaje y una identidad cultural que va intrínsecamente unida a lo que es la expresión del teatro musical, entonces, uno por la parte artística, y dos, ya solo por la parte técnica está institucionalizado el tema legal, el tema profesional, el tema de los estudios, entonces tienen una macroestructura que es muchísimo más grande que la que tenemos aquí...

Llegados a ese punto, ¿aquí como está el patio?

Aquí el patio está en construcción. Creo que vamos por buen camino, pero está muy en construcción y tenemos que empezar los artistas por respetarnos a nosotros mismos, por formarnos con conciencia y luego por aspirar a determinadas cosas y asentar cual es nuestra valía... El trabajo por el trabajo para mí no es excusa, el trabajo tiene que ser digno en todos los campos y en el nuestro especialmente, y pienso que estamos en un momento muy crítico en el que hay que saber eso valorarte y valorar a tus compañeros de profesión y hacer piña y apostar por cosas nuevas y bien hechas...

Ahora mismo moriría por interpretar ‘Hamilton’ en Broadway

¿Entonces que es lo que te falta al musical en España?

Lo que voy a decir es muy fácil de decirlo cuando no eres productor, pero creo que nos falta arriesgar e ir más allá del tema inversión privada. Algo que le iría muy bien al teatro musical español es que hubiera un espacio público reservado para ello, así se podría explorar y habría la posibilidad de ver cosas, a pedir otro tipo determinado de cosas y no dependeríamos tanto de alguien que se atreva a invertir privadamente con el riesgo de perderlo y el problema es que la cultura... una de las grandes diferencias que tenemos con Estados Unidos es que ellos tienen muchísimo más dinero que nosotros, manejan unas cantidades muy superiores a las nuestras y consideran la cultura un bien que cuesta dinero y por el que están dispuestos a pagar y eso no pasa aquí, no estamos acostumbrados a pagar además de la crisis, del IVA... creo que el problema es un fenómeno muy complejo que no se puede simplificar, se puede desgranar poco a poco pero no hay una solución fácil ni un atajo, lo que hay que hacer es embarrarse y trabajar día a día e ir hacia lo que uno cree y trabajar por hacer las cosas bien.

Recientemente, y tras su paso por Mamma Mía, le hemos podido ver y oír y deleitarnos en ‘Olviden Brodway’, interpretando distintos papeles, pero había uno, muy concreto en el que hacía de ella misma, que era la parte más comprometida, más expuesta, era el personaje que más le gustaba, aunque por otro lado era el que le daba más respeto, según ella misma reconocía...

Para mí era mucho más comprometido esto que hacer Bella y Bestia, porque allí me ponía un plato y me escondía detrás, en Miserables, llevaba capas y capas de harapos y no era Laura... en esta obra, aunque interprete a otros personajes en el fondo soy Laura y es muy fácil emitir juicios sobre Laura... es muy comprometido, pero me gusta... en un acto de fe...

Seguro que nos volveremos a encontrar con Laura en otros musicales, en otros papeles, en otros escenarios…

Seguiremos disfrutando, de teatro musical y de Laura Enrech, no cabe duda, a no ser que estemos muy sordos y muy ciegos, porque lo vale…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.