www.inoutviajes.com
Fuerte de Ozama
Ampliar
Fuerte de Ozama

República Dominicana: cultura e historia a cada paso

Descubierta en 1492 por Cristóbal Colón, República Dominicana es un destino único en el Caribe. El país destaca por la calidez de su clima y la hospitalidad de su gente, aunque también por una naturaleza extraordinaria, una fascinante historia y una gran riqueza cultural.

Las 32 provincias que conforman la zona oriental de La Española tienen como capital la moderna y cosmopolita Santo Domingo. En ella, se encuentra la Ciudad Colonial, uno de los rincones con más historia del país. Fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y sus calles están repletas de joyas que datan de los siglos XVI al XX, como la Catedral de Santa María de la Encarnación, la primera catedral de América. La mejor manera de descubrir los rincones es a pie, para poder perderse en las callejuelas que hace años estuvieron rodeadas de murallas y fuertes.

Entre sus 16 calles llama la atención la mezcla de estilos arquitectónicos

Entre sus 16 calles, la mezcla de estilos arquitectónicos en todas ellas llama la atención a cada paso, sobre todo, en la calle Las Damas, la más antigua de la ciudad primada. La rica cultura de la Ciudad Colonial se completa con el Palacio Virreinal Alcázar de Diego Colón, las Atarazanas Reales, el Panteón Nacional, la Casa de los Jesuitas, los palacetes que pertenecieron a Nicolás de Ovando y Hernán Cortés, entre otras edificaciones de gran interés y atractivo.

También es obligado mencionar el Convento de los Dominicos que junto a su valor patrimonial, ha pasado a la historia como uno de los primeros lugares donde se alzó la voz por los derechos humanos del pueblo indígena.

Al son dominicano

Las actividades de ocio en el país se reparten por cada rincón durante todo el año, aunque febrero está señalado en el calendario de los dominicanos para celebrar su fiesta más trascendental: el Carnaval. Color, alegría y cultura popular toman los pueblos y ciudades de República Dominicana.

El Carnaval es una de las pasiones de los habitantes de República Dominicana

Si el Carnaval es una de las pasiones de los habitantes de República Dominicana, otras dos son el baile, en concreto, el merengue, y el deporte, tanto el golf como el béisbol. El contagioso ritmo del merengue dominicano, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, llega a las calles de la ciudad haciendo vibrar cada momento al son de la güira, la tambora y el acordeón porque, como dice el estribillo del Carnaval, “baila en la calle de día y baila en la calle de noche”.

El agradable clima permite disfrutar de una vida social activa en casi todo el territorio nacional, pero si hay un espectáculo que es toda una experiencia inolvidable es un paseo por el Malecón de Santo Domingo, que cada fin de semana se convierte en la discoteca más larga del mundo.

Por su parte, el béisbol es el deporte nacional y cada partido se vive con gran fervor entre los dominicanos durante la temporada, de octubre a enero. Durante todo el año, jugar al golf en uno de los 28 campos del país es otro de los atractivos deportes que se pueden practicar en el país.

Cultura de norte a sur y de este a oeste

La artesanía es un pilar muy importante en República Dominicana. El ámbar es una joya nacional que, según los sabios de la antigüedad, posee el poder de contrarrestar las vibraciones negativas, siempre y cuando se reciban como regalo. Solo en República Dominicana se han encontrado hasta 10 variedades diferentes de ámbar, una de ellas, la azul, es la más valorada.

Solo en República Dominicana se han encontrado hasta 10 variedades diferentes de ámbar

En la Costa del Ámbar, como es conocida la zona litoral noroccidental de República Dominicana, se encuentra el Museo del Ámbar de Puerto Plata donde plantas, insectos y animales atrapados en resina son los protagonistas de este museo victoriano.

De la cosecha al plato

De República Dominicana no se puede hablar sin mencionar la influencia taína, africana y española que se saborea en cada plato dominicano. Todas estas raíces se aliñan con la mezcla de lo local y su evolución del paso del tiempo. Entre sus platos más sabrosos destacan el sancocho, el mofongo y la bandera dominicana. Además de la gran variedad de especialidades gastronómicas, el ron, el café o el cacao son tres productos típicos de República Dominicana que todo turista debe comprar antes de marcharse del país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.