www.inoutviajes.com
Ballena Jorobada
Ampliar
Ballena Jorobada

Samaná, el avistamiento de ballenas

Instagram

El avistamiento de ballenas se ha convertido en una actividad cada vez más popular en todo el mundo, y la República Dominicana tiene la suerte de tener uno de los santuarios de cría de ballenas jorobadas más grandes y de mayor riqueza del mundo. Esta especie se caracteriza por la joroba de su aleta dorsal, son las más enérgicas, con sus espectaculares saltos y golpes de aleta. Cada año, miles de ballenas jorobadas comienzan su migración desde las frías aguas del Atlántico norte hacia el Caribe. Más de 1500 de estas ballenas visitan la Bahía de Samaná cada año, que acoge a 300 ballenas jorobadas en cualquier momento durante la temporada de ballenas, que es del 15 de enero al 31 de marzo. El World Wildlife Fund considera la Bahía de Samaná como uno de los mejores lugares del mundo para el avistamiento de estas ballenas.

El avistamiento de ballenas jorobadas

Lo maravilloso de las ballenas jorobadas es que realizan muchas actividades justo en la superficie del agua, más que ninguna otra especie de ballenas. Es increíblemente común ver a las ballenas utilizar sus aletas de hasta 3600 kg (8000 libras) dando palmadas con sus aletas pectorales y su cola. Del 15 de enero al 15 de marzo llegan miles de ballenas a la Bahía de Samaná. Durante una agradable y pequeña travesía, se pueden admirar, a muy pocos metros de distancia, los impresionantes saltos de cortejo de las ballenas jorobadas, de un tamaño de 12 a 16 metros.

La Bahía de Samaná es uno de los mejores lugares del mundo para el avistamiento de estas ballenas

Las ballenas jorobadas, fieles a las aguas del Caribe, vuelven a la bahía de Samaná, una zona en República Dominicana con muchos atractivos turísticos, y uno de los mejores lugares para presenciar el espectáculo que ofrecen estos cetáceos.

En primavera, verano y otoño, las ballenas jorobadas viven en las aguas frías del Atlántico norte, pero en los meses de invierno inician un largo recorrido hacia los mares tropicales para aparearse y dar a luz a sus crías. Así es que cada año, las ballenas llegan a la bahía de Samaná (245 kilómetros al noreste de Santo Domingo), una zona que, junto al Banco de la Plata y el Banco de la Navidad, en el norte, forma el Santuario de Mamíferos Marinos que abarca un área 12.700 millas cuadradas.

Los cetáceos llegan desde Islandia, Groenlandia, Canadá y Estados Unidos. Una vez en aguas dominicanas, ofrecen verdaderos espectáculos a los miles de turistas que visitan la zona de observación con sus impresionantes saltos y singulares aletazos.

Las ballenas jorobadas (megaptera novaeangliae) miden alrededor de 15 metros, y su nombre se debe a la giba que a menudo presentan en la base de la aleta dorsal. Se caracterizan por poseer aletas pectorales muy largas y nódulos sensoriales en la cabeza.

Los cetáceos llegan desde Islandia, Groenlandia, Canadá y Estados Unidos

Las ballenas jorobadas son una especie migratoria en constante amenaza, a pesar de que están protegidas desde hace décadas. Desde 2011, la República Dominicana es miembro de pleno derecho de la Comisión Ballenera Internacional que regula la caza de cetáceos y otros aspectos que afectan a sus poblaciones.

La península de Samaná

Samaná, es una península de la región noreste de la República Dominicana, con un terreno muy diverso, un 70% montañoso y ofrece una combinación de playas vírgenes y bosques exuberantes.

Samaná es una de las 32 provincias de la República Dominicana, limita al Norte y Este con el Oceáno Atlántico, al Sur por la Bahía de Samaná y la provincia Monte Plata y al Oeste por las provincias de Duarte y María Trinidad Sánchez.
Creada el 4 de Junio de 1867 como Distrito turístico, Samaná lleva el nombre indígena de la región. Tiene una superficie de 853,74 Km. cuadrados y una población cercana a las 95.000 personas. Santa Barbara de Samaná es la principal ciudad de la región con 52.000 habitantes aproximadamente.

Las Terrenas y Sánchez son otros municipios conocidos de la península.
Las actividades económicas principales de la provincia son el turismo, la agricultura y la pesca, aunque también existe un pequeño desarrollo minero produciéndose mármol. Los productos agrícolas principales son el coco y la yautía.

Samaná, península de la región noreste de la República Dominicana, que ofrece una combinación de playas vírgenes y bosques exuberan

Samaná es un tesoro natural, donde hay mucho qué explorar; es salvaje y verde, con ensenadas, bahías, cascadas, montañas e impresionantes vistas. Conocida por sus playas de bodyboard, senderismo natural y observación de ballenas, atrae viajeros independientes.

Miles de europeos que han venido como turistas, se han quedado y han creado empresas en la zona dándole a Samaná una atmósfera cosmopolita. La ciudad de Samaná es la capital de la provincia. El principal centro turístico de la provincia es Las Terrenas, el cuál conserva hoy en día el ambiente de pueblo tranquilo y playero, y con algunas tiendas grandes, y numerosos restaurantes y bares. Las Galeras es el punto de partida para visitar la famosa Playa Rincón.

No nos olvidemos de Las prestigiosas Cataras El Limón, ubicada en las profundidades del bosque de Samaná, El Limón es un inolvidable sitio donde se puede ver la caída de agua de unos 52 km (170 pies), desde un río de montaña, que cae en una piscina natural.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.