www.inoutviajes.com
Descubrir la gastronomia italiana por regiones durante el Anno del cibo
Ampliar

Descubrir la gastronomia italiana por regiones durante el Anno del cibo

Italia, el 2018 es el año de la gastronomía “Anno del cibo” y en cada región italiana podemos encontrar una gran variedad de productos que nos ayudarán a conocer mejor sus tradiciones, su cultura y su gente.

VALLE D’AOSTA

Región enclavada entre montañas, con una cocina gallarda, con aromas de los Alpes.

Encontramos mantequilla, leche, vino, carne bovina y de caza, sopas y dulces al horno, todo servido muy caliente, incluso el vino. Entre sus quesos destaca el Fontina. Es una de las regiones con mayor riqueza viti-vinícola gracias a su particular condición climática y a su terreno.

PIEMONTE

Unión entre la Península Italiana y Francia, cuya fusión se refleja también en la cocina.

Platos aderezados con especias, estupendos asados, perdices y faisanes, trufas blancas, arroz, judías, polenta, melocotones amarillos, castañas y cremosos quesos dan platos típicos como la “bagna cauda” o el “riso e ceci”. La industria pastelera de Turín es conocida en todo el mundo. En sus colinas dominadas por viñedos se producen el Barolo, el Nebbiolo o el Moscato d’Asti. Famoso también el vermut de Turín.

LOMBARDIA

Pocas regiones presentan una cocina tan diferenciada de ciudad en ciudad como Lombardía, quizá debido a su variada geografía y diversidad climática.

2018 es el año de la gastronomía ‘Anno del cibo’

Cuenta con olivos y limoneros, pescados de agua dulce, arrozales, carne bovina, hortalizas y frutas de gran calidad, que dan platos como el minestrone, el risotto alla milanesa, el ossobuco, la cotoletta alla milanesa o el cotechino. Presenta una fantástica variedad de quesos (mascarpone, gorgonzola, grana padano o provolone) y vinos (Franciacorta o Frecciarossa). Entre sus dulces destacan el Panettone y la Colomba.

TRENTINO - ALTO ADIGE

Rocas coronadas por glaciares, buena tierra y mucha agua dan productos de gran calidad obtenidos con métodos tradicionales.

Frutas y verduras, leche, mantequilla, carne, miel y pescados de río para platos sencillos pero muy sabrosos. En Trentino, pasta seca y polenta con quesos, setas y anguilas, pollo relleno y perdiz con polenta, carne con judías, espárragos y dos grandes quesos, Vezzena y Pestolato.

En Alto Adige, muchas menestras, gulash, ñoquis, asados, gran variedad de salchichas y embutidos.

La reina de la gastronomía local es la manzana de Val di Non, utilizada para preparar el famoso strudel y las tartas de frutas.

Hay una importante producción de vinos: Merlot, Cabernet, Pinot, Chardonnay y el excelente espumante de la zona.

VENETO

La cocina véneta es de platos sencillos, sabrosa, fuerte y casera.

Dominan el uso de la cebolla, de las verduras, de las legumbres y de estupendas salsas picantes. Son muy conocidos el hígado a la veneciana, el bacalao a la vicentina, “risi e bisi”, las sopas de pasta y alubias, la polenta, el radicchio, el arroz con gambas y los mariscos. Entre sus dulces de fama mundial destaca el Pandoro. Cuenta con una grandísima producción vinícola (Bardolino, Barbarano, Prosecco, Soave o Valpolicella). Entre sus quesos destaca el Asiago.

FRIULI-VENEZIA GIULIA

La cocina friuliana refleja el carácter de sus gentes: genuinos, pacientes y honestos.

Pocas regiones presentan una cocina tan diferenciada de ciudad en ciudad como Lombardía

Arroz, judías, verduras y hierbas aromáticas, carnes, sobre todo de cerdo, y pescados en la costa son algunos de los ingredientes básicos. El jamón San Daniele da fama mundial a la Región, que cuenta con gran variedad de embutidos. Exquisitas las sopas de legumbres y verduras, el gulash o las truchas, quesos como el Pecorino, la Ricotta o el Montasio o la pastelería, a menudo con frutas. Famosas las grappas y el licor de ciruela y vinos como el Merlot, el Pinot o el Sauvignon.

LIGURIA

La gastronomía tiene una parte importante en el encanto turístico de la Región. Sus carnes, pescados y pastas tienen perfumes de huerto y de bosque.

La más célebre especialidad es el pesto. Estupendas son las sopas de dátiles marinos y los mariscos, las tortas genovesas, el minestrone con pesto, las mandarinas y los higos y la torta “Pasqualina”, con espinacas y alcachofas. Sus vinos son generosos. Destacan el Cinqueterre o Sciacchetrà, dulce y seco, el Coronata y el Vermentino.

EMILIA ROMAGNA

La gastronomía más rica, más artesanal y variada de Italia.

“Alla bolognese”, Tortellini, Prosciuto di Parma, Mortadela, Parmigiano Reggiano y Lambrusco son los símbolos de la Región. Entre las especialidades tagliatelle, cappelletti, lasagna, zampone y cotechino, ragú para condimentar todo tipo de pastas, anguila y otros pescados y moluscos del Adriático. Es la Región europea donde se produce mayor cantidad y variedad de fruta. Además del Lambrusco, otros vinos de excelente calidad son el Trebbiano y el Albana.

TOSCANA

Cocina refinadísima, simple en apariencia y fiel a su tradición popular.

Aceites de oliva muy refinados, excelente carne de vaca, famosa sobre todo la “bistecca alla fiorentina”, callos, hígado de cerdo, judías con carne de caza, bacalao y caldereta de pescado en la costa. Pero sobre todo Toscana quiere decir “Chianti”, el más típico de los vinos italianos, aunque hay otros célebres como el vino Noble de Montepulciano, el Brunello de Montalcino y el Vin Santo Toscano para acompañar a dulces como el Panforte de Siena.

UMBRIA

La verdadera cocina umbra es cocina a la antigua, sabores medievales, con olor a leña y hierbas aromáticas.

Cerdos criados en libertad que producen exquisitos embutidos y la porchetta, corderos, liebres y palomas, aceite de oliva, legumbres, trufas negras de Norcia y pescados del Lago Trasimeno. La Región también es famosa por la producción de pasta y por su industria pastelera. Entre sus quesos destacan el pecorino y la scamorza. Todo regado con extraordinarios vinos como el Orvieto, el preferido de príncipes y papas, el Torgiano y el Trebbiano, junto con licores digestivos de hierbas.

MARCHE

Una tierra fértil y de clima amable se mezcla con un mar generoso para ofrecer una cocina sabrosa y llena de fantasía.

Cochinillos asados, guisos de ternera, ravioli de requesón, pero sobre todo multitud de especialidades a base de pescado: sopas, calamares, doradas, camarones, langostas, ostras o mejillones. No es por tanto casual que destaquen los vinos blancos: el Verdicchio o el Falerio. Pero también hay buenos tintos como el Piceno y el Montesanto, vinos dulces y anís.

LACIO

La auténtica cocina del Lacio es para paladares refinados en los que está presente la fuerza del pasado.

La cocina véneta es de platos sencillos, sabrosa, fuerte y casera

Platos sólidos, quesos aromáticos, cocina de cazuela con carne, pescado y verduras. Salsas complejas con tomate, pimientos, anchoas, albahaca y mucho aceite de oliva. Cordero al horno, porchetta, saltimbocca, callos, alcachofas, filetes de bacalao, ñoquis, spaghetti all’amatriciana, sopa de mejillones. Entre sus vinos, los de Frascati y Albano, el Falerno y el Moscatel de Terracina

ABRUZZO

Abruzo posee una rica tradición gastronómica de mar y tierra.

Reina en la mesa la pasta, macarrones a la guitarra o scrippelle, platos a base de pescado frito, conservado en vinagre, el scapece, o el guazzetto. En la zona de montaña, cordero, cabrito y oveja, y embutidos como el jamón, la lonza y la ventricina. Todo regado con vinos como el Montepulciano d’Abruzzo, el Sangiovese y el Trebbiano d’Abruzzo. Entre los dulces, turrones, confetti y el bocconotto.

MOLISE

Tierra tranquila de vocación agrícola, su cocina se basa en los productos de la tierra con influencia de las regiones vecinas.

Pasta, polenta, frijoles y cordero asado. Destaca el aceite de oliva extra virgen y la trufa de Isernia. Entre sus carnes, paté de hígado y tocino con pimiento rojo. La prerrogativa culinaria de la región son los productos lácteos, especialmente quesos blandos, como el caciocavallo, la stracciata, el fiordilatte, la mozzarella de búfala o el pecorino. Vinos locales de óptima calidad como el Biferno y el Pentro.
Entre los dulces tradicionales, la mermelada de uva, pastas rellenas de dulce y garbanzos o de nueces y almendras y pasteles de uvas y cerezas.

CAMPANIA

La tierra más fértil de Italia, el sol y el mar dan productos con los que hacer una cocina alegre y sabrosa.

Cuna de la pizza, tierra de pasta y aceite de oliva, de vegetales y lácteos. Spaghetti, linguini, lasaña, mozzarella, tomate, pimientos, berenjenas a la parmesana, frituras de pescado, pulpo y sopa de almejas o mejillones. Entre sus dulces, el hojaldre de requesón y el “babá”, acompañados por el limoncello de Sorrento. Excelentes vinos como el Taurasi, el Aglianico, el Greco di Tufo o el Lacrima Christi.

PUGLIA

La cocina de Puglia sabe satisfacer a todo tipo de paladares con ingredientes sencillos.

Sus tres puntos fuertes son: trigo duro, verduras y aceite, que junto con la carne y el pescado dan color a platos originales. Pasta casera, como las “orecchiette”, combinada con verduras, pescado marinado o en sopas, mariscos, cordero asado, aceitunas, frutas secas o confitadas, higos, miel, o el pan de Altamura son algunas de sus excelencias. Entre sus quesos, el provolone y el requesón. La Región produce vinos fuertes y generosos como el Moscatel, el Aleatico y el Malvasía.

BASILICATA

Cocina esencial, sustanciosa y aromática, de antiquísima tradición.

El papel principal lo tiene la pasta de trigo duro, con ragú de cordero o de cerdo, y la verdura, aliñada con aceite de oliva. Exquisitos platos a base de legumbres, liebre, salchichas, y embutidos como la “soppressata”. En las salsas, muy sabrosas, se utiliza mucho la guindilla y el jenjibre. Excelentes quesos como el caciocavallo, el provolone o los casiddi. Entre sus dulces, los “Panzerotti”. Destacan los vinos del Vuture: Aglianico, Malvasía y Moscatel.

CALABRIA

Tierra de emociones fuertes e intensas. Como sus sabores.

“Peperoncino” y aceitunas, cebollas dulces de Tropea, berenjenas, alcachofas, tomates, legumbres, carne de cerdo y cordero, mucha pasta, realizada con métodos antiguos, con variados condimentos, sopas de verduras y platos de pescado, aceite de oliva, naranjas y licores de hierbas, regaliz y miel. Vinos de gran calidad: Lacrima, Savuto y Pellaro y excelentes quesos: scamorza, ricotta o pecorino.

SICILIA

El prodigio de una naturaleza extremadamente vital, agua, sol y volcanes dan pasión por los sabores auténticos.

Exquisitos entrantes como los arancini de arroz, los cazzilli o los crispeddi. Berenjena como protagonista de platos como caponata y parmigiana, atún, pez espada, sardinas o merluza, cuscús y albóndigas, aceite de oliva, alcaparras, higos chumbos y aceitunas, además de quesos como el Ragusano y el pecorino son algunas de las excelencias de su gastronomía. Para terminar, pastelería a base de ricotta y pasta de almendras o helados de fruta y cremas naturales. La tierra siciliana produce exquisitos vinos como los de Marsala, Trápani, Belice o Vittoria

CERDEÑA

Con ingredientes naturales y productos de sabores intensos se obtienen recetas sencillas y deliciosas.

Con trigo se elabora su producto más conocido, el “pane carasau”, y la pasta, “malloreddus”, “culurgiones” o la “fregola”. Delicioso el cochinillo a la parrilla con mirto. Del mar la langosta, el atún, la sopa de mejillones o los erizos de mar. El pecorino sardo destaca entre sus quesos. Cerdeña acompaña sus comidas con un excelente Vermentino de Gallura o Cannonau. También excelente es el licor de mirto.

www.italia.it #italyforfoodies

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.