www.inoutviajes.com
Paseo por los muelles
Ampliar
Paseo por los muelles (Foto: Sophie Duboscq)

Fin de semana en Burdeos

Instagram

LA CIUDAD Y SU PATRIMONIO

Burdeos es conocida en todo el mundo gracias a sus viñedos, su gastronomía y su arte de vivir. Pero, gracias a su rica historia, también es conocida por su patrimonio histórico y sorprenderá con su modernidad y sus obras arquitectónicas contemporáneas. Para explorar la ciudad y su patrimonio, hay mucho para elegir: Desde pasear por la parte de Burdeos patrimonio de la UNESCO o por sus diferentes barrios, descubrir sus sitios y monumentos en bicicleta, visitar sus museos, disfrutar de un fin de semana solo o en familia.

Burdeos es una agradable ciudad del sur de Francia, situada a orillas del río Garona, a muy pocos kilómetros de su desembocadura en el Atlántico y a algo menos de 200 kilómetros de la frontera española.

Burdeos es conocida en todo el mundo gracias a sus viñedos, su gastronomía y su arte de vivir

Es una ciudad relajada, muy volcada a la orilla del río, donde se encuentra el famoso Puerto de la Luna, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. La orilla del Garona ve como el centro de la ciudad de Burdeos se concentra a su paso y abre en su lado izquierdo el centro histórico de una ciudad de edificios de piedras, que alterna algunas grandes avenidas con callejuelas estrechas y amplias plazas con bellas fuentes o acogedoras terrazas donde, cuando el tiempo lo permite, sentarse a comer, tomar un café y ver pasar la vida.

Burdeos es una ciudad tranquila, ideal para pasear a pie o en bicicleta, con distancias cortas, edificios señoriales y una red de transporte público no muy extensa, pero que para el tamaño de la ciudad resulta muy adecuada. Pintoresca, aunque tampoco excesivamente monumental, se puede ver perfectamente en un día.

No obstante, Burdeos es también un referente mundial en el mundo del vino por sus excelentes caldos. Quien la visite, tendrá la oportunidad de visitar las bodegas de muchas de las pequeñas localidades que la rodean, entre las que destaca la conocida Saint-Emilion. En la ciudad también se puede apreciar esta vocación vinícola, con numerosas tiendas dedicadas al vino.

Burdeos resulta una buena excursión desde España. La proximidad de la frontera permite que, para algunas zonas, sea factible conocerla en una excursión de un día. También el incremento de vuelos de bajo coste desde su aeropuerto la han convertido en una referencia muy válida para pasar un fin de semana desde otras zonas de España o como punto de partida para una ruta por el sur de Francia.

Entre el patrimonio, la gastronomía, la orilla derecha, la orilla izquierda, los numerosos barrios con diferentes ambientes, el Garona, los muelles... por no hablar de los viñedos... a veces puede ser difícil decidir qué hacer en Burdeos durante su primer fin de semana. Aquí tienes una idea de programa para aprovechar al máximo tus 2 días, ¡y para darte ganas de volver!

SÁBADO

MAÑANA

¿Qué mejor manera de empezar el fin de semana en Burdeos que en el barrio de Saint-Michel, uno de los ambientes más cálidos y eclécticos de la ciudad? En la Place Meynard, el sábado por la mañana, se celebra el mercado semanal al pie de la aguja de Saint-Michel, el edificio más alto de la ciudad.

Luego sube a la plaza del Maucaillou y sumérgete en "el corazón de Burdeos": ¡el famoso mercado de los capuchinos! Tus cinco sentidos se despertarán mientras paseas por los muchos puestos de este mercado cubierto. Haz una parada en una de sus terrazas para probar algunos mariscos y ostras de la Bahía de Arcachón.

Burdeos resulta una buena excursión desde España

Después dirígete al centro de la ciudad para pasar una tarde de compras... ¡y mirando al cielo! Pasarás por debajo de la "gran campana" antes de dirigirte a la calle Saint James donde podrás hacer algunas compras en tiendas independientes. ¡No te olvides de mirar hacia arriba y admirar los mascarones (esculturas de rostros humanos) de las fachadas de Burdeos!

Sube por la rue du Loup para descubrir la Place Pey Berland, su catedral y el Ayuntamiento de Burdeos. No dudes en pasar por las puertas del Museo de Artes Decorativas y Diseño, para disfrutar de su magnífico patio. Luego regresa a las calles comerciales de la ciudad tomando la Rue des Trois Conils.

Continúa hasta la plaza Camille Jullian, donde podrás descansar en la terraza del Utopia, el bistro-cine instalado dentro de la antigua iglesia de Saint-Siméon.

SÁBADO

TARDE

Ahora, ve a descubrir el gran teatro de Burdeos por la rue du Pas-Saint-Georges, que te llevará a través de la Place du Parlement Saint-Pierre, o por la rue Sainte-Catherine, o si no por la rue Sainte-Catherine, la calle peatonal más larga de Europa.

Ahora estás frente al Gran Teatro, situado junto a las prestigiosas callejuelas de Tourny, a un paso de la plaza de los Quincunces y del Monumento a los Girondinos. ¿Es hora de un aperitivo? Vuelve al barrio de Saint-Pierre y prueba uno de los muchos vinos que ofrece el Wine Bar, donde Giancarlo, el propietario italiano del lugar, te recibirá con los brazos abiertos. Para terminar la noche, puedes elegir entre bares de vino, coctelerías o noches de teatro.

DOMINGO

MAÑANA

Para tu segundo día en Burdeos, empieza por tomar un poco de aire fresco por la mañana en el mercado de Chartrons a orillas del Garona antes de descubrir este barrio, la fortaleza histórica de los comerciantes de vino de Burdeos. En los números 27 y 29 del Quai des Chartrons, admira las fachadas de las casas holandesas. Un poco más adelante, se puede observar la imponente bolsa marítima. Ella también está decorada con mascarones (esculturas de rostros), dos de los cuales representan a los primeros presidentes del puerto de la ciudad: Georges Barres y Etienne Huyard.

Acércate a las orillas del río Garona mientras te diriges hacia el espejo de agua frente a la Place de la Bourse

Continúa tu paseo por las encantadoras calles del barrio, alrededor de la iglesia de Saint-Louis. Luego acércate a las orillas del río Garona mientras te diriges hacia el espejo de agua frente a la Place de la Bourse. Esta obra del paisajista Michel Corajoud se ha convertido en una verdadera atracción (de abril a noviembre) que alterna juegos de niebla y agua.

¿Es casi la hora del almuerzo? Pasa por debajo de la puerta de Cailhau. Ve a la calle Sainte-Colombe y siéntate en el Ours Café.

DOMINGO

TARDE

Continúa tu día subiéndote a un Bat3 (precio de un billete de tranvía). Puedes elegir entre ir en dirección a la Cité du Vin (medio día de visita, y termina subiéndote a su mirador para disfrutar de una vista impresionante de Burdeos mientras degustas una copa de vino de una amplia selección internacional), o desviarte hacia la orilla derecha en La Bastide, place Stalingrad.

Desde aquí, puedes pasear por el parc aux Angéliques, al final del cual descubrirás Darwin, un antiguo cuartel militar rehabilitado en un eco-distrito. Haz una pausa para degustar los productos locales del Magasin Général, y luego cruza la calle para probar las bebidas artesanales de los Chantiers de la Garonne, con los pies en la arena y una vista del Garona. ¡Es una excelente manera de terminar el fin de semana con un verdadero regalo para los ojos y las papilas gustativas!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios