www.inoutviajes.com
Las Merindades
Ampliar
Las Merindades

Las Merindades, de tierras nobles a paraíso del agua

Instagram

Tierras situadas al noreste de la provincia de Burgos, antaño dominadas por la nobleza, ofrecen al viajero un patrimonio arquitectónico donde el románico tiene una notable presencia junto al protagonismo de una naturaleza que en primavera explota agua y verdor.

La merindad era un territorio puesto bajo la tutela de un noble, que nombrado por el rey administraba poderes y competencias. De esta época se conservan numerosas torres-palacio desde donde los señores feudales desplegaban su poder. Tras la recuperación del territorio a los árabes, estas pequeñas fortalezas marcaban la línea defensiva mientras los templos instaban a la recuperación de la fe cristiana.

La merindad era un territorio puesto bajo la tutela de un noble, que nombrado por el rey administraba poderes y competencias

Esta comarca, la más verde y con mayor vocación norteña del territorio burgalés, es pues un compendio de historia que salpica valles en los que el agua forma bellas cascadas.

Cascadas en Las Merindades

En la zona hay muchas montañas, pero también se caracteriza por sus cascadas. Están repartidas por toda la comarca, a algunas es muy fácil llegar, pero otras hay están más escondidas.

Cascada de Guarguero o kilómetro 21

Se encuentra en Las Machorras (pedanía de Espinosa de los Monteros), en concreto en Estacas de Trueba, en la frontera con Cantabria. En invierno o en la zona de lluvias tendrás que cruzar el río usando los “atrancos”, en verano no hay problema, y además en la zona de la cascada, hay una zona de baño.

Cascada de La Mea

Este precioso lugar se encuentra entre Quintanilla de Valdebodres y Puentedey, y hay un pequeño sitio para aparcar y dejar el coche (no caben muchos). El recorrido es muy corto, de unos 300 metros. Este paseo está señalizado con el número PR-BU 36 dentro de la red de rutas del Monumento Natural Ojo Guareña. Es una cascada de 30 metros que se encuentra al final del estrecho cañón, tapizado por un magnífico bosque de quejigos. En la ribera, la variedad vegetal es mayor, alternando fresnos, arces, majuelos y chopos. Muy cerca de la cascada, en la localidad de Puentedey, se encuentra el puente natural, que el río Nela ha ido excavando a lo largo del tiempo.

Cascada de Peñaladros

Es otra de las cascadas escondidas de Las Merindades: la cascada de Peñaladros. Y no porque esté lejos de la carretera, sino porque no es fácil llegar al pueblo de Cozuela, ya que se llega a él por sinuosas carreteras.

Esta comarca, la más verde y con mayor vocación norteña del territorio burgalés, y el agua forma bellas cascadas

Hemos puesto la salida en el pueblo de Cozuela, aunque se puede llegar en coche casi hasta la misma cascada. Llegar es muy fácil.

Cascada de La Salceda

Es otra de las joyas de Las Merindades, descubierta al gran público hace poco tiempo

Cascada de Las Pisas

Dependiendo de la época del año en la que vayas, verás una cascada u otra, es decir, se ve muy diferente cuando lleva agua a cuando no.

Cascada de Aguasal

La Cascada de Aguasal, está algo escondida, situada al pie del Zalama.

El camino no está marcado, y suele estar embarrado.

Cascadas del río Hijuela

Dos espectaculares cascadas que forma el río Hijuela en épocas de abundantes lluvias y nevadas.

Un bello recorrido

La primavera, con la naturaleza en su máximo esplendor y el otoño, cuando los hayedos ofrecen mil tonos, son probablemente las estaciones más adecuadas para descubrir este paisaje.

La población de Frías, escalonada en lo alto de un montículo y protegida por los muros del castillo

Si se penetra por el sur, tres carreteras siguen el curso del agua a través de impresionantes cañones. La BU-530 penetra por el desfiladero del Sobrón desde tierras alavesas, mientras que la N-232 lo hace a través del desfiladero del Oca y la N-623 recorre el cañón del Rudrón hasta alcanzar el espectacular cañón del Ebro.

El desfiladero del Sobrón y Frías

Dejando atrás las aguas del Ebro remansadas en el embalse del Sobrón, es aconsejable desviarse de la ruta principal para visitar la población de Frías. Escalonada en lo alto de un montículo y protegida por los muros del castillo, su aspecto medieval se conserva intacto con calles y plazoletas recubiertas de guijarros. Las callejuelas empinadas nos conducen hasta el castillo que erguido sobre una roca vale la pena visitar; en el otro extremo del pueblo la iglesia de San Vicente tiene vocación defensiva; desde cualquier punto las vistas alrededor ofrecen un panorama excelente. Desde aquí hay que acercarse hasta el puente medieval que cruza el río Ebro y en sentido contrario hasta el núcleo de Tobera, con la ermita de Santa María de la Hoz protegida bajo una cavidad rocosa.

La localidad de Oña en el valle de Oca, es la puerta de entrada si se entra por la N-232. El caserío de esta población se agrupa alrededor del monasterio de San Salvador con un bonito claustro gótico. Un poco más adelante, siguiendo por la misma carretera, a la derecha junto al Ebro se encuentra el pueblo de Puente Arenas y cerca de él la iglesia románica de San Pedro de Tejada, con una magnífica portada y curiosos canecillos que rodean la cubierta.

Orbaneja del Castillo

La N-623 es la ruta que penetra a Las Merindades por el suroeste, donde a través de cañón del Rudrón se llega hasta el río Ebro.

Valdelateja es un pueblo de casas cuidadas situadas como un anfiteatro sobre el Rudrón, a las que se accede después de cruzar un puente medieval. A pie, por un recorrido de circunvalación de 15 km que sigue el cañón del Ebro, o por una carretera local, llegaremos hasta Pesquera de Ebro, población defendida por otro bello puente medieval. Por la ruta asfaltada, un mirador situado en una plataforma que sobresale del acantilado rocoso permite observar el bello panorama del cañón del Ebro. Desde la población de Escalada, la BU-643 nos acercará hasta Orbaneja del Castillo, otra bello núcleo rural cuyas casas se distribuyen alrededor de las aguas que manan en la Cueva del Agua y que en espectacular cascada de 20 metros, crea un paisaje refrescante y de gran belleza.

Por el noreste, desde la comarca vizcaína de Enkartaciones se entra a Las Merindades por el valle de Mena. La iglesia de San Lorenzo (s. XII) en Vallejo de Mena, nos muestra un ábside espectacular en un templo que perteneció a la orden hospitalaria de San Juan de Jerusalén. Santa Maria de Siones es otro bello templo de finales del siglo XII, en cuyo interior destaca la doble arquería que adorna el ábside y las misteriosas representaciones en los capiteles de las capillas que se abren a ambos lados de la nave principal.

Avanzando un poco más llegaremos a Espinosa de los Monteros, localidad que sus casa-torre reflejan el poder medieval que tuvo antaño. Desde aquí no hay que dejar de visitar el complejo kárstico de Ojo Guareña, monumento natural cuyo conjunto de cavidades subterráneas con casi cien kilómetros de longitud, lo sitúan entre los mayores del planeta. Durante la visita sólo se recorre un pequeña parte de la cavidad principal junto con la ermita de los santos Tirso y Bernabé que excavada en la roca, conserva unos curiosos murales de los siglos XVI al XVIII pintados sobre la misma pared rocosa del templo.

Valdelateja es un pueblo de casas cuidadas situadas como un anfiteatro sobre el Rudrón

Situadas en el centro de Las Merindades, son las poblaciones más importantes de la comarca. Medina de Pomar posee un relevante conjunto arquitectónico del que sobresalen la iglesia de la Santa Cruz y el alcázar de los Velasco, poderosa familia que eligió esta población como centro de su señorío. El castillo, levantado a finales del siglo XIV, consta de dos robustas torres cuadradas y su interior guarda un interesante museo histórico. Villarcayo ejerce de capital de la comarca. Situada a orillas del Nela, uno de sus grandes atractivos en los meses estivales, es un espacio con piscinas naturales, jardines, zonas verdes, instalaciones deportivas y una gran superficie arbolada. A pocos kilómetros de esta localidad, la BU-561 nos lleva hasta Puentedey, donde el río Nela con el paso del tiempo ha excavado un gran arco natural en la roca, encima de la cual se asienta el pueblo.

Guía practica

Como llegar. Las carreteras N-232 y N-629 cruzan las Merindades desde las tierras burgalesas hasta la cornisa cantábrica. Numerosas carreteras locales permiten descubrir el interior de la comarca, mientras las autopistas AP-1 (Miranda de Ebro-Burgos) por el sur, AP-68 (Zaragoza-Bilbao) por el este y A-8 (Bilbao-Santander) por el norte, rodean la comarca siendo buenas vías de acceso.

Senderismo. Para los amantes de caminar hay numerosas rutas señalizadas. El GR-99 "Camino Natural del Ebro" cruza la comarca por el sur siguiendo el mencionado río y el Sendero Histórico de Las Merindades está señalizado como GR-1.

Numerosos senderos de pequeño recorrido PR se reparten por todo el territorio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.