www.inoutviajes.com
Boracay
Ampliar
Boracay (Foto: Nacho Sayas)

Buscar el paraíso y encontrarlo en una de las 7.107 islas de Filipinas

Filipinas, el país más latino de Asia, el lugar ideal para desconectar y perderse. Un rincón compuesto por miles de islas que emergen en pleno Océano Pacífico, donde es fácil encontrar escondites inhóspitos esperando a ser descubiertos y donde visitar unas playas de ensueños que nunca olvidarás.

Situada en el suroeste de Filipinas, la región de Palawan es conocida como la última frontera del país, un lugar que ha logrado preservar un fascinante hábitat natural a lo largo de los años. Una joya que deslumbra con sus miles de tonos verdes.

Playas de fina arena, acantilados de piedra caliza y bosques de manglares conforman el paisaje costero de Palawan.

La mayor parte de las islas están rodeadas por preciosos arrecifes de coral y Corón destaca por ser una de las islas más románticas, con elevadas rocas calizas, exuberante vegetación y tranquilas bahías.

Sus aguas puras y cristalinas atraen a curiosos turistas, que acuden a Corón para descubrir playas paradisiacas de fina arena blanca y aprovechar todas las oportunidades de conocer mejor su fauna y flora que el lugar ofrece.

No es difícil querer quedarse ahí para siempre. Palawan esconde uno de los lugares más maravillosamente creados por los dioses de todo el planeta: las costas de El Nido, una tranquila ciudad portuaria al noroeste de Palawan y hogar de una de las mejores playas del mundo, Nacpan, una extensa y solitaria playa de arena blanca y palmeras.

La isla de Cebú, segunda localidad más importante de Filipinas tras Manila, ocupa el corazón de la región de Visayas.

Una isla capaz de transformar el sueño tropical del viajero en realidad presentando antes sus ojos playas de arena fina, temperaturas agradables, dulces mangos y selvas exóticas.

La isla coralina de Mactan es una de las zonas más atractivas del lugar, con paradisíacas playas de cristalinas aguas color azul turquesa. La playa de Marigondon de espectacular belleza, donde se pueden alquilar barcos y navegar hasta el oasis tropical de la isla de Olango o dirigirse a uno de los puntos de buceos para los aficionados a este deporte.

Bahías ocultas, playas de arena blanca como la nieve y tramos de costa rocosa rodean el tesoro interior de la isla de Malapascua. Los turistas son recibidos con la máxima amabilidad en los encantadores pueblos pesqueros. La playa de Bounty Beach tiene un encanto muy especial.

Vista desde el cielo Boracay se asemeja a una mariposa verde que extiende sus alas sobre el infinito mar azul. Esta pequeña isla se ubica en el norte de la Isla de Panay.

Para relajarse ante la inmensidad del océano, su Playa Blanca (White Beach), con arena del mismo color que su nombre, se extiende a lo largo de cuatro kilómetros.

Su brillante arena blanca es solo una de las razones por las que White Beach es una de las 10 playas más bonitas del mundo.

Al norte se encuentra Diniwid Beach, 200 metros tranquilos protegidos por una bahía con pequeños bares y restaurantes para disfrutar de las vistas. La playa de Baling Hai Beach es ideal para inmersiones de buceo, gracias al arrecife de coral que se extiende a lo largo de su orilla. Se encuentra justo a continuación de Diniwid Beach y está rodeada por escarpadas rocas.

La playa de Punta Bunga está rodeada de tranquiles y brillantes aguas azul turquesa y se encuentra al norte de Balig Hai Beach.

En el corazón de la playa encontramos una elevación con un pequeño bar desde el que se puede disfrutar de una fantástica vista al mar. ¡Una experiencia única!

Palawan, Cebu y Borocay te asombrarán tanto que querrás volver una y otra vez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.