www.inoutviajes.com
Entrevista a Antonio Márquez
Ampliar
(Foto: Paolo Bonzani)

Entrevista a Antonio Márquez

Instagram

“Nunca me he encontrado mejor ... creo que el equilibrio es la clave”. Quién así se expresa es Antonio Márquez, “bailarín, bailaor y bailador”, según sus propias palabras. Uno de los principales exponentes de la danza española, que ha conseguido ese equilibrio que menciona y que ha vuelto a los escenarios…

Hace escasamente unas semanas…

La danza española es verdad que está pasando por un momento delicado, por no decir malo o con pronóstico de desaparecer

Con dos de sus espectáculos emblemáticos, ‘El sombrero de tres picos’ y ‘Bolero’, y lo ha hecho en Madrid, en concreto en el Auditorio de la Universidad Carlos III (Leganés)…

Pero llevabas unos años retirado…

El haberme retirado de los escenarios nunca lo he asociado a la danza porque siempre he seguido bailando, no cara al público, pero si para mí. No he podido vivir sin la danza desde que la conocí cuando tenía 9 años, pero no voy a seguir fomentando lo que el sistema que tendría que agilizar y facilitar (ya que la vida de un bailarín es relativamente corta) para que pueda ser mucho más fácil poder realizar la danza y darle más medios donde representarla y visualizarla. Además, creo que es una voluntad política y de criterio, ya que se la rodea de personas que o solo miran su sillón o no tienen ni idea de lo que están opinando o, una tercera opción, que no se acuerdan lo dura que es la profesión de esos bailarines que empiezan y que cuando acaben sus carreras puedan darles la oportunidad de desarrollarse en compañías donde seguir aprendiendo y desarrollándose.

¿Qué diferencias hay entre los montajes de antes y los de ahora de esas obras?

Esa misma pregunta podría hacértela yo: ¿qué diferencia hay en bailar un Lago de los cisnes antes, cuando se bailó por primera vez, y el último que hayamos podido ver?

Pues es tan sencillo como: primero preservar y conservar nuestros clásicos para que no los olvidemos, como ya hacen con los ballets clásicos, que no solo los repone una compañía, si no que en todas las compañías clásicas del mundo incorporan esos mismos ballets. Luego, actualizar refrescar y darle personalidad. Porque preparamos a nuestros bailarines maravillosamente y ellos con el tiempo irán encontrando su personalidad, que un día darán ese estilo y frescura diferente a la que en su día dio Antonio Ruiz, Juan Mata, Antonio Alonso, José Antonio, Paco Romero o Antonio Márquez y muchos más, ya sea a un Sombrero de tres picos o un Bolero de Rabel. Como hizo Nureyev, Massine, Dupont, José Carlos Martínez, Corella o Joaquín de Luz a ese Corsario o Quijote.

Antonio Márquez, que a sus 53 años atesora un historial profesional que puede ser envidiado por muchos otros que, a lo mejor o a lo peor, tienen más renombre o son más conocidos por el público, (desde el Premio Nureyev, Premio Nacional de Danza Cultura Viva y Premio de la Crítica al Mejor Espectáculo del Festival de Jerez: El sombrero de tres picos y Bolero, entre otros), no tiene pelos en la lengua a la hora de hablar de su pasión: LA DANZA…

He vuelto con toda mi ilusión como la he tenido siempre y no me hago planes de futuro

Y si con lo leído hasta ahora no lo creen, sigan y luego comentan…

¿Cómo está la danza española?

La danza española es verdad que está pasando por un momento delicado, por no decir malo o con pronóstico de desaparecer, porque bailarines, que se están formando durante años y luego no encuentran un lugar donde poder desarrollar todo lo que les han enseñado, que es danza española, en los conservatorios y escuelas, terminan abandonando las zapatillas, que es una parte fundamental de nuestra danza y terminan bailando solo flamenco o se montan su propio grupo o muchas veces ellos solos cuando deberían seguir desarrollándose y estar bien dirigidos .

Así y todo ¿merece la pena volver a subir a los escenarios?

¿Que si merece la pena? Por favor… (Y nos lanza una gran sonrisa) …

Que bailarín que ha estado toda la vida encima de un escenario podría decir que no merece la pena .... es lo más maravilloso y al mismo tiempo lo más respetuoso, es cuando quieres decirle a todo el que te ve lo mucho que amas lo que haces y transmitírselo a cada uno de los que se encuentran esa noche viéndote, por eso los artistas y buenos profesionales se ponen nerviosos cuando tienen que salir al escenario por respeto a ese público que cada día es diferente, porque si llevas el trabajo hecho de casa los nervios son por respeto, no por miedo o inseguridad de fallar o no te respondan las piernas cuando tu alma o corazón diga vamos allá ... Lo que te quita las ganas es ver cómo te sacan la sangre antes de salir y durante los montajes.

Y es por eso que muchos artistas quieran dejar de subirse a él por todas las adversidades que te encuentras.

En el escenario me siento como pez en el agua… pero en el estudio como el puma en la jungla...

Este regreso ¿es temporal o con todas las consecuencias?

He vuelto con toda mi ilusión, como la he tenido siempre, y no me hago planes de futuro. Mi futuro es ahora y no voy a bailar mejor que ya he bailado cuando tenía 30, pero hay muchas otras cosas que puedo aportar.

Hasta cuando, no lo sé, pero metido en mi casa no voy a ayudar a que la danza española vuelva al lugar que debe estar o donde creo que debería estar, y todo aquel que siga amándola ahí me tendrá y estaré para ayudar y aportar.

¿Te consideras uno de los genuinos representantes de la danza española?

Soy un bailarín que he luchado toda mi vida aprendiendo cómo se deben hacer las cosas, he tenido la suerte de estar con grandes maestros, coreógrafos y maravillosos referentes y nunca vi que a ninguno les regalaran nada, todo fue fruto de su trabajo, no hay más secretos: ilusión, trabajo, entrega y constancia.

¿por qué de los 170 y pico de teatros que hay en la comunidad de Madrid en más de la mitad no se programa danza española?

Y eso que me trasmitieron quiero seguir manteniéndolo y regalando todo lo que me regalaron y que cada uno saque lo mejor de mí y les pueda servir en su carrera algún día.

¿Cómo has cambiado en estos años que has estado apartado de los escenarios?

He aprendido a empatizar, a valorar el día a día y en dar todo (lo que no se da o regala se pierde) y he vuelto con esa ilusión de regalar lo que se me regalo y enseñó : Amar, respetar y ayudar a mis compañeros, esto es algo que se nos presta cuando nacemos y más bien pronto que tarde tienes que ir pasando ese relevo a los jóvenes, y por eso es tan importante que los jóvenes estén dirigidos siempre que estén encima de un escenario.

He leído hace poco que aseguras que no hay referentes para los buenos bailarines ¿por qué?

Es verdad que he dicho que los jóvenes ahora no tienen referentes en la danza clásica española. Sí, por lo que ya te he contestado, no hay compañía de gran formato con figuras y los referentes, que los hay, pero no se cuenta con ellos. Las personas que dirigen la danza ahora en nuestro país no les dan la posibilidad de poder estar en ese lugar de referente como ya lo tuvimos nosotros ... ahora se monta un ballet de argumento de repertorio y no han visto a nadie que lo hayan tenido de referente, se les pone un vídeo y solo le interesan los pasos y no la esencia, lo que cada paso significa y por qué pasa lo que pasa entre los personajes y el resto del elenco... por eso es tan importante tener referentes y no un día sino años aprendiendo de ellos, es como un lutier de guitarras, si tiene un buen maestro y empieza con él de ayudante, al final es muy difícil que el alumno sea un mal artesano, si el maestro lleva creando guitarras desde sus ancestros le pasará los secretos y la magia de cómo hacer que una guitarra sea bella y además suene bien, no solo se enseña la técnica .

Entonces, ¿cómo está el flamenco en estos momentos?

Creo que tiene más trabajo que la danza española.

¿Y tú qué futuro tienes, y qué futuro tiene la danza española?

Mi futuro en la danza es ahora y el que le espera a la danza no lo sé, no soy adivino, pero si puedo predecir que, si no se la da el lugar que siempre tuvo que tener, terminaremos perdiéndola, la labor no es solo de los conservatorios y las escuelas privadas o públicas, es de apoyar que haya más compañías de gran formato de danza española, ¿por qué hay ballet de danza clásica por todo el mundo y de la nuestra solo haya una? ¿por qué un teatro contrata más por la fama que tiene el nombre y no por la reputación o calidad del artista y la obra? ¿por qué de los 170 y pico de teatros que hay en la comunidad de Madrid en más de la mitad no se programa danza española? y ya no hablo de los otros restante de todo el país, ¿por qué el director de un teatro puede menospreciar nuestra cultura y ser juez de si durante su mandato programó o no programó danza española? y qué hacemos con el público y la infinidad de conservatorios que preparan para este género, que para mí es más que patrimonio cultural nuestro, es el único en su género en todo el mundo, rico como ninguno y mal querido por muchos que creen que pertenece al pasado o está ñoño .

Pero ¿hay afición?

Mucha más de las que los políticos o, mejor dicho, sus asesores creen. Solo hay que mirar como están los conservatorios de alumnos.

¿En que ciudad se percibe mejor la danza? Y hablo tanto de España como en el mundo.

Cuando las cosas están bien hechas y son de verdad, es decir salen con el corazón, no hay lugar que se resista a todo lo que trasmite y da igual el lugar o idioma.

¿Qué tendrían que hacer para promocionar nuestra danza los políticos?

Creo que en la entrevista he dado ideas, pero voy a terminar haciendo una reflexión: Si en mi país, que es en el único lugar del mundo donde tenemos una danza española, nuestros políticos sacan a concurso el puesto de director general de un Ballet Nacional de España, ¿qué respeto le tienen a ese puesto, a nuestra compañía, después de todo lo que lucharon grandes artistas de nuestro país para poder crear un ballet nacional español de todos? ¿Qué país del mundo saca a concurso el puesto de director artístico, la ópera de París, la británica, la danesa, la rusa, la japonesa, etc.…?

¿Qué país del mundo saca a concurso el puesto de director artístico?

Por favor, creo que los jóvenes con talento y las jóvenes promesas lo que deben hacer, por muchas buenas ideas y sueños maravillosos que tengan, es bailar y bailar y aprender de todos los maestros y referentes que puedan tener en su vida artística y ya tendrán tiempo de dirigir, que hay gracias a dios, maravillosos maestros con artistas, que se les llaman ahora viejas glorias, saben sacar del desierto lo que no se pueden imaginar.

¿La danza española es cultura?

Por supuesto...!!!! CON MAYÚSCULAS!!!!

Por último, y visto el panorama ¿merece la pena seguir?

Tú qué crees después de todo lo que te he contado…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.