www.inoutviajes.com
¿Cómo serán las aulas del futuro?
Ampliar

¿Cómo serán las aulas del futuro?

Instagram

En Kuantiko Studio, la compañía española pionera en soluciones profesionales de realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta, creen firmemente en la importancia de ofrecer a los alumnos la tecnología necesaria para que estos, a través de la práctica, se involucren en el aprendizaje de una forma más efectiva, fácil y sencilla. Por eso el objetivo fundamental es ayudar a la creación de un sistema educativo que tome como base las Tecnologías de la Educación y que dé solución a los retos del presente y el futuro.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan históricamente las escuelas es la curva de adopción de la tecnología. En los centros educativos habitualmente no se incentiva a los alumnos a usar nuevas herramientas, aunque los dispositivos electrónicos estén muy presentes en sus vidas diarias.

El conocimiento es la información que adquirimos a través de nuestras experiencias y cómo nos involucramos con ellas. Un estudio del VR & Learning National Training Laboratory arrojó resultados que ponían a la realidad virtual a la cabeza de las mejoras formas de aprendizaje, llegando al 75% de retención de la información. La realidad virtual es una tecnología que, entre muchas otras cosas, permite expandir los límites del aprendizaje. “La forma en la que contamos historias, desde la utilización del fuego en las cavernas, es también la forma en la que transmitimos conocimientos y experiencias de generación en generación”, sostiene Carlos Ocaña, Head of Experience en Kuantiko Studio.

Entonces, ¿cómo sería la educación del mañana si se democratizara el uso de las nuevas tecnologías? VR Angel es una solución creada para controlar y tutelar experiencias inmersivas. Viajar en el tiempo hacia el antiguo Egipto o la Era de los Dinosaurios, adentrarse en el cuerpo humano o en el interior de un motor, es posible gracias a esta potente herramienta. Creada para profesores y tutores, posibilita el guiado de los alumnos y ayuda a evitar distracciones y curvas de aprendizaje innecesarias. Por esto es que la realidad virtual ya está cambiando la forma en que aprendemos y nos permite vivir momentos realmente únicos:

¿Qué ventajas tendrá una clase del futuro?

Inmersión: La característica más determinante de esta tecnología es la sensación de presencia que nos hace sentir inmersos. Nos teletransporta a otros lugares y nos adentra en una realidad digital que provoca que, si nos asomamos desde un acantilado, nos entre vértigo, y puede llevarnos a entornos realistas, como si viajáramos en el espacio o en el tiempo.

Implicación: Una vez nos transportamos a otros lugares, podemos vivir otras situaciones que reaccionan a tiempo real a nuestras acciones y este proceso nos involucra en la experiencia de una forma única. Estos sistemas permiten el estudio individual, así como el uso cooperativo del mismo entorno de realidad virtual y permite a los estudiantes visualizar, por ejemplo, estructuras anatómicas en profundidad para comprender mejor cómo funciona el cuerpo humano.

Experiencia: Una vez nos quitamos el casco, muchos sentimos lo vivido como un recuerdo o una experiencia de algo que hemos llegado a sentir como real en la que nos hemos sentido inmersos e implicados, como si de verdad hubiéramos encontrado la tumba de Tutankamón, realizado una operación a corazón abierto o desactivado un artefacto explosivo.

La realidad virtual y la educación aún tienen un largo camino que recorrer y por eso representa una gran oportunidad para aprovechar ya que muchas cosas están aún por crearse y por descubrir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios