www.inoutviajes.com
Cumbre
Ampliar
Cumbre

Descubrir Gran Canaria caminando, todo un placer

Instagram

Caminar es una de las mejores maneras de disfrutar de la naturaleza; una fantástica forma de apreciar y acercarse al paisaje del lugar que se visita.

Gran Canaria es un destino idóneo para la práctica del senderismo, por su paisaje repleto de contrastes que puede recorrerse, a través de un magnifico trazado de rutas, de forma segura, agradable y cómoda gracias a su maravilloso clima, de temperaturas estables durante todo el año, con veranos agradables e inviernos suaves.

Es una isla repleta de senderos que, a través de un entorno único, conducen a lugares que cambian de aspecto de forma radical en pocos kilómetros.

Gran Canaria es una isla repleta de senderos un entorno único

La mayoría de sus circuitos han sido trazados por profesionales y cuentan con todas las medidas necesarias para caminantes de todos los niveles.

Se trata de un lugar ideal para la práctica de todo tipo de deportes de montaña no invernales, como la escalada en roca, mountain bike, bici en ruta…

El senderismo en Gran Canaria permite disfrutar de su amplio patrimonio natural mientras se practica deporte y se descubren enclaves de gran valor, porque Gran Canaria alberga multitud de parajes perfectos para la práctica del deporte, senderismo, escalada, mountain bike, bici en ruta… es un continente en miniatura que permite cambiar de deporte constantemente.

En menos de una hora de coche se puede cambiar el mar por la montaña y por lugares donde no llega el ruido. Existen, para explorarlos, una amplia red de senderos, por donde caminar entre bosques o cruzar carreteras en bici, atravesando pequeños pueblos…hay opciones para todos.

El aire más puro que se respira y los lugares que atraviesan despierta la curiosidad del viajero por seguir explorando este paraíso. Senderos con tantas y variopintas riquezas que explican el por qué la mitad del territorio de la isla está protegida. De hecho, una parte importante de su interior está considerada Reserva Mundial de la Biosfera.

En Gran Canaria, el viaje de los sentidos no acaba jamás, es una isla infinita. Hay miles de caminos por los que descubrir sensaciones rodeados por un clima tranquilo y apacible.

Senderos por donde hacer trekking en Gran Canaria

Caldera de Bandama

Es caminar por una enorme reserva natural, en el nordeste de Gran Canaria. Localizada entre los municipios de Santa Brígida, Telde y Las Palmas de Gran Canaria, la ruta por la Caldera de Bandama se extiende por los barrancos de Las Goteras y Guiniguada, en dirección a la costa.

Junto a su valor geológico, destaca el yacimiento arqueológico Cueva de los Canarios, que los antiguos pobladores usaban como silo para guardar cosechas y alimentos. Trekking por miradores y cuevas entre plantas y aves autóctonas

Miles de caminos por los que descubrir sensaciones rodeados por un clima tranquilo y apacible

Con una ruta de trekking que apenas supera los tres kilómetros, la ruta por la Caldera de Bandama atraviesa el mirador del Cornical para continuar las Casas de Fondo, la cueva de las Bodegas, el estanque de El Culatón y el cruce de las Tres Piedras. De dificultad exigente y con pendiente media del 18%, el camino permite conocer plantas como el tajinaste blanco y el acebuche, así como el cernícalo y el capirote, aves isleñas.

Tenteniguada - Caldera de Los Marteles

En Valsequillo, en el corazón de la isla de Gran Canaria, se encuentra la Reserva Natural Especial de Los Marteles, atravesada por un sendero circular de dificultad media de casi 7,5 kilómetros de longitud. Los aficionados al senderismo y los amantes de la naturaleza podrán descubrir en esta ruta una gran variedad de especies vegetales endémicas, entre las que destacan el tajinaste azul y el cardo de Tenteniguada, además de un singular paisaje volcánico y una quesería tradicional en la que se elaboran los apreciados quesos de Valsequillo.

El paisaje de la Caldera de los Marteles, creado por una erupción volcánica en contacto con aguas subterráneas, es uno de los grandes tesoros de esta Reserva Natural y de la ruta que la recorre. La acompañan un conjunto de impresionantes roques producto de la erosión. El agradable clima de Gran Canaria permite disfrutar de este sendero durante todo el año.

Bajada de Faneque-Tamadaba

La zona de Tamabada posee uno de los pinares mejor conservados del norte de la isla de Gran Canaria en un área singular por su red de barrancos, escarpes y macizos montañosos. En este trekking, en el que también sobresale la presencia de importantes colonias de cardonales y tabaibales, se pueden visitar algunos caseríos aislados –varios abandonados– de valor arqueológico como El Risco y el valle de Guayedra. Cerca del mar, las laderas y acantilados se elevan más de mil metros sobre el nivel del mar.

La ruta conduce desde la casa forestal de Tamadaba hasta el risco de Faneque, donde se contempla a vista de pájaro toda la franja noroccidental de Gran Canaria, con los municipios de Gáldar y Agaete al fondo. Con una longitud total de cuatro kilómetros, este trekking supera un desnivel medio de 266 metros y transcurre sobre terreno seguro, salvo cuando atraviesa una parte del antiguo canal de agua construido a mediados del siglo pasado. Tamadaba acoge el 25% de la flora endémica de la isla y el 20% de la de todo el archipiélago.

Roque Nublo

Situado en el municipio central de Tejeda, en la isla de Gran Canaria, el Roque Nublo es considerado una de las peñas naturales más grandes del mundo. De especial significado para los isleños, este roque de origen volcánico se eleva ochenta metros sobre su base y 1.813 metros sobre el mar. Antiguo lugar de culto para los aborígenes, todo su entorno fue declarado espacio natural protegido en 1987 y parque rural siete años después. Su enorme presencia solo es superada en altura por el pico de Las Nieves, con 1.949 metros, el lugar más elevado de Gran Canaria.

La ruta del Roque Nublo nace en la carretera general, desde donde se recorren 1,5 kilómetros hasta llegar a las cercanías de este monumento singular y de su hermano, el roque de La Rana. Antes se pasa por otro elemento natural destacado, el roque de El Fraile. Este trekking también permite contemplar las localidades de Artenara y Acusa. Las vistas de la Caldera de Tejeda, Llanos de la Pez y Pozo de las Nieves compensan el esfuerzo del recorrido.

Ruta de la Plata: antigua vía ganadera

Este trekking se desarrolla por una vía de uso humano y ganadero que los antiguos pobladores de Gran Canaria utilizaban para llevar a sus animales en busca de los mejores pastos de cada temporada. Con las mejoras que sufragó un acaudalado terrateniente de finales del siglo XIX, los isleños pudieron superar accidentes geográficos de las cumbres en dirección hacia el sur en una época en la que las comunicaciones por carretera eran inexistentes. Con el tiempo, la ruta fue acondicionada para senderistas y peregrinos.

Gran Canaria es un lugar ideal para la práctica de todo tipo de deportes de montaña no invernales

Entre pinares, monte bajo de retama, tajinastes y verodes, la ruta de la Plata transcurre por parajes de alto valor biológico como la Degollada de Becerra, Garañón, Pasos de la Plata y Tunte. Con un recorrido total de trece kilómetros que se realiza sobre empedrado, pista forestal y zonas asfaltadas, este sendero se puede completar en cinco horas por su grado de dificultad media. Conviene no olvidar protección solar y llevar calzado adecuado, así como bebida y alimentos para disfrutar de un momento de descanso en el camino.

Ruta de las Presas

Cerca de Mogán, en el interior de Gran Canaria, existe una ruta que recorre el Parque Rural del Nublo y el Parque Natural de Pilancones. Con una longitud de 12,2 kilómetros a través de pistas de tierra, senderos y asfalto, esta ruta circular está reservada para senderistas con cierta experiencia. Comienza en Degollada de Cruz Grande, desde donde se atraviesa un magnífico pinar, hasta llegar a la presa de Soria, la mayor de la isla. Recorre también algunas impresionantes formaciones volcánicas en la zona de Cañada del Almácigo.

Se puede conocer, a través de esta ruta, las tradicionales casas cueva que aún perduran en Gran Canaria. Cabe destacar que muy cerca de la presa de Chira se encuentra un albergue dedicado al turismo rural.

Escalada en una isla cuesta arriba

Para los deportistas de carácter rocoso, Gran Canaria ofrece un catálogo completo de cuestas empinadas y de paisajes diversos. El privilegiado clima y la singular orografía volcánica que han hecho de Gran Canaria uno de los más populares para la escalada en roca. En la Isla se encuentra un inesperado paraíso de roca y verticalidad aún por descubrir y que han dado lugar a importantes zonas de escuela. La incesante apertura de nuevas vías de dificultades superiores unido al creciente número de escaladores y clubes dan idea del auge que experimenta la modalidad.

Camino de Santiago de Gran Canaria

Gran Canaria también cuenta con su propio Camino de Santiago, entre el centro de la localidad de Gáldar y San Bartolomé de Tirajana, un total de 46 kilómetros que recorren algunos de los parajes más impresionantes de la isla, de norte a sur pasando por el centro, en un camino que pasa por la práctica totalidad de los ecosistemas isleños y por lugares de gran belleza paisajística e importancia cultural, etnográfica y patrimonial. El propio camino es todo un hito patrimonial. Un camino que, en la primera etapa cubre los 30,4 kilómetros que hay entre la Parroquia de Santiago de Gáldar y la Cruz de Tejeda, auténtica encrucijada de caminos situada en el centro geográfico de la isla.

Una isla de caminantes, para andar y respirar, sin dejar nunca lejos el mar, un trozo de tierra montañosa que nada en el Atlántico, una isla rellena de senderos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.