www.inoutviajes.com
© Thais
© Thais

LUISON (Luis Rodriguez) Fotógrafo móvil: “LOS REFLEJOS SON MI MUNDO DEL REVÉS”

miércoles 25 de noviembre de 2015, 12:09h
Instagram
  • Luison

    Luison
    © Thais

LUISON es fotógrafo móvil, es decir y para entendernos, hace fotografías con su teléfono (móvil, naturalmente), y es muy reconocido por ello, tiene más de cien mil seguidores en Instagram, que se dice pronto, y es un activo instagrammer que cuelga o sube, o como prefieran, todos los días trabajos suyos…

El jueves (día 26) va a realizar un taller sobre Instagram en el Caixa Fórum, de Barcelona, y el sábado (día 28) le han reclamado para dar una Master Class en un restaurante del Barrio de las Letras, en Madrid.

Con Luison mantuvimos una amena, divertida y larga conversación sobre su pasado (como arquitecto), su presente (como fotógrafo móvil) y su futuro (ni puñetera idea) según sus propias palabras…

Lugar de encuentro: un restaurante bar en la calle León, en el madrileño Barrio de las Letras, su zona preferida de Madrid, su ciudad preferida para fotografiar, tanto lugares, como reflejos, como personas anónimas, que como usted o como yo, pasan por su ojo, le resultan interesantes y quedan capturadas…

¿Por qué Luison?

-Es muy fácil. Luison soy para mi familia. Mi padre se llama Luis y para diferenciarme de él, como nací muy grande, pues Luisón desde que nací. Ese nombre lo tenía restringido para los miembros de mi familia, pero como quería tener un perfil público y fui de los primeros en el mundo que empezó en Instagram, Luison no estaba cogido, pues Luison.

¿Y cómo se pasa de la arquitectura a la fotografía, aunque sea una pregunta que te habrán hecho muchas veces?

-Pues mira están relacionadas. La arquitectura construye y compone espacios, en la arquitectura también se dibuja antes, se modelan las maquetas antes de construirlas, yo no he estudiado fotografía, pero he aprendido que en fotografía se compone, también juegan las líneas, el vacío y el lleno, en arquitectura siempre está la envolvente que recoge espacios vacíos, edificios como el Panteón son de estructura donde se juega mucho con la dualidad tectónico/estereotónico. La fotografía es lo mismo, tienes un vacío aquí y tienes una masa aquí, si ves los telediarios el presentador nunca está en el centro, está a un lado, deja aire, pues así es. En mi caso, ¿cómo pasó?… Mi vida profesional es que ha sido muy triste (lo dice sin gesto de amargura, pero puede ser que con un toque de ¿pena? ¿añoranza?). Empezó muy bien, ganando concursos de arquitectura, me pude comprar la primera casa en Malasaña. Luego eso se fue a tomar… porque siempre he sido autónomo, en el año 2002 entré a tasar, que me costó tres meses de depresión, pero… yo venía de sacar un 8 en el proyecto fin de carrera y de repente me veo con un metro y haciendo fotos… yo pertenecía a TasaMadrid y cuando empezó el lío de Bankia y ahí se me acabo eso.

Y el iPhone, el primero me lo compré en febrero de 2010 y en octubre salió Instagram, fue una especie de casualidad, en esa época mi ritmo de trabajo disminuyó muchísimo, porque hasta el 2012 que desaparece Tasamadrid, seguía teniendo tasaciones pero tenía mucho tiempo libre y me dediqué a hacer fotos. Enseguida crecí en Instagram y eso te anima y de algún modo te estimula y siempre cuenta, de hecho, en la primera conferencia que di, dije que si soy fotógrafo ahora es gracias a la crisis y en lugar de dedicar mis energías a buscar trabajo de arquitecto o formarme, dediqué mis energías a hacer fotos, que puede ser un error, porque en mi casa había que seguir comiendo, ya en esa época tenía dos hijas, mi mujer, ahora está mejor posicionada, en aquel momento no era así, tenía que mantener una hipoteca, pero me dediqué a hacer fotos, fue una transición como… progresiva. Probablemente va un poco con mi carácter, me cuesta mucho venderme, ponerme a buscar, siempre he tenido un bajo concepto de mi valía como arquitecto a pesar de haber terminado con buena nota y ganado premios pero… no soy arquitecto por vocación, soy arquitecto porque mi padre lo es, yo quería ser biólogo (sonriendo) y el día que terminé la selectividad y me dieron la nota, me iba a ir a Alemania, estuve varios veranos en ese país estudiando el idioma, y recuerdo que ese domingo a punto de coger el avión, con el papelito diciendo: “¿Qué elijo, biología o arquitectura?”, entonces mi madre me dijo: “creo que como biólogo te vas a morir de hambre” (sonríe abiertamente) y fíjate como están las cosas ahora, así que rellené arquitectura. No lo soy por vocación. Aunque amo la arquitectura, es decir aprendí a amarla. Pero por eso nunca me he sentido muy seguro como arquitecto a pesar de haber tenido… experiencias agradables. Sin embargo, con lo de Instagram, hacer fotos, mis primeras fotos son malísimas, pero me empecé a enganchar, me enganché a la fotografía móvil, aunque Instagram no te obliga a hacer fotos con móvil, realmente surgió como una aplicación… de hecho la llevas en el móvil, pero sólo se pueden subir fotos desde el teléfono, aunque las hagas con una cámara las tienes que descargar, pasarlas al teléfono y desde allí subirlas. Y me encantó. No por la respuesta, no era que me gustara que la gente te dieran Likes, realmente me encantaba, me enganché y me di cuenta que se podía ver el mundo de otra manera. Estaba acostumbrado a caminar por la calle ciego y de repente empecé a descubrir los reflejos, que las personas tienen un interés brutal, que los ancianos tienen unos rostros muy expresivos, fue una evolución natural y progresiva… De hecho hay mucho arquitecto en Instagram y hay unos cuantos que son muy buenos en su profesión, esos si tienen trabajo, y son muy buenos como fotógrafos. Volviendo al origen de la pregunta, creo que la fotografía y la arquitectura están muy relacionadas, hoy hago otras cosas, hago Street, que no tiene nada que ver, pero al principio me decía mucho la gente que se veía que detrás de mis fotos había un arquitecto, por la forma de buscar la perspectiva, de buscar la luz… eso no te lo he dicho antes, la arquitectura también es luz, yo admiro a Alberto Campo-Baeza, un maestro de la arquitectura, que siempre ha dicho que la luz es otro material y es gratis, el acero y otros materiales te cuestan, pero la luz no, saber meter la luz en un espacio… y la fotografía tiene muchísimo de luz, de hecho viene del griego photo o photon, que significa partícula de luz, están muy relacionadas. Hay más distancia entre un cirujano con un fotógrafo que un arquitecto con un fotógrafo.

¿Las redes sociales que suponen para ti?

-Hace cinco años no tenía ni idea de redes sociales, no tenía ni cuenta de Twitter, tenía mi Facebook particular, para amigos y familia. Y me he dado cuenta de que son un instrumento potentísimo, de publicidad, eso no quiere decir que todo el que tenga redes sociales o esté en redes sociales va a triunfar, pero es muy potente. Siempre animo a la gente que se abran cuentas, ahora que ya ha entrado la publicidad en Instagram, las marcas, si tengo conocimiento de un particular que ha abierto un pequeño negocio de no sé qué y siempre animo porque al final es visibilidad, y sabiendo usarlas bien, porque hay muchas formas de usarlas y hay gente que las utiliza de manera fraudulenta… pero bueno, sabiendo usarlas bien te pueden ayudar, a mí me han ayudado, por ejemplo, ¿por qué voy a dar un taller al Caixa Fórum de Barcelona, pagando como van a pagar a un tío de Madrid, habiendo en Barcelona personas muy potentes, con muchos seguidores y muy conocidas?… pues cuando hablé con la persona que me llamó, siempre pregunto cómo me has encontrado y por qué me llamas, me contestó: “porque nos gusta lo que haces, porque te comunicas muy bien, (parece que vieron alguna conferencia mía), y porque cuidas muy bien tus redes sociales”. No sé si las cuido, pero todos los días publico mi fotito en Instagram, todos los días publico mi post en mi blog, y como no tengo tiempo para escribir, lo que hago es poner una foto y pongo el proceso de edición, no dispongo de una hora para escribir un artículo al día, y cada vez tengo menos tiempo. Pero es cuestión de no abusar, de no saturar, hay gente que sube a Instagram diez fotos al día, yo dejé de seguirlos porque me cansaba…

Pero las redes hay que alimentarlas.

-Exacto. Hay que ser activo y constante. Es una de las cosas que voy a decir en la charla del jueves, pero no hay que saturar, usándola bien y de manera continua y teniendo cierta relación con la gente… es decir igual que te siguen sigue tú también, soy de los que agradezco el interés por mis fotos y lo hago de manera individual. Afortunadamente no desbordo de comentarios, porque no tendría tiempo, pero pienso que si una persona se ha detenido diez segundos en ver mis fotos y escribirme un comentario, el 99% son positivos, de vez en cuando hay alguno que no lo es, lo menos que puedo hacer es agradecérselo. Hay quién agradece en grupo porque no tiene tiempo, Instagram te permite 10 personas en un mismo comentario y dices “Muchas gracias”, eso es lo que hacía yo, pero luego me retracte, y lo puedo hacer porque bajé el ritmo de Instagram, subía cuatro fotos al día los dos primeros años, ahora solo una, hay que ser agradecido, también hay que saber moverse, buscar gente similar a ti… creo que es fundamental para moverse en este sector, es decir, si eres abogado o eres cirujano, a lo mejor no, pero si quieres darte a conocer de alguna manera hay que estar… Unas redes sociales son mejores para una cosa y otras para otra…

En ese tema quería entrar, Facebook qué te parece.

-Facebook no me gusta nada. De hecho tengo una página fan que solo utilizo para publicar mis post, todos los días publico un post y lo pongo ahí, y mi página profesional, que se llama LHArquitecto, que la abrí para cosas de arquitectura, de hechos mis primeros cien amigos son compañeros arquitectos o instaladores de muebles o cocinas, jamás pongo un selfie, solo pongo mi trabajo profesional, pero no tengo ni fotos mías de perfil en las redes sociales, porque creo que lo importante es la figura, si soy más guapo o menos, si soy más alto o menos, si te intereso, ya nos conoceremos y si no enseño mi trabajo.

Twitter.

-Mira, no soy tuitero, tengo Twitter porque Instagram te permite subir tu trabajo a todas las redes sociales. Reconozco que en Twitter solo consulto lo que me afecta a mí, sigo unos 500 y pico entre periódicos, políticos, gente conocida y gente en Instagram, pero nunca consulto el timeline de la gente, la verdad es que cuando eres muy activo en Instagram, cuando tienes familia, cuando tienes curro y cuando tienes un blog, me resulta complicado, … yo he llegado a hacer un blog de viajes con dos tipos muy importantes de ese mundo, se han dado la vuelta al mundo con treinta años, viven de los blogs que tienen y decían “tienes que estás en Twitter y tienes que interactuar”, pero no he conseguido engancharme, eso de los 140 caracteres y si subes foto te resta 25 y te deja con 115, no consigo engancharme, por eso creo que Instagram ha triunfado, mucha gente define Instagram como el Twiter de la fotografía, es mucho más agradable ver una foto que leer caracteres, además las fotos de Instagram te permite hacer un comentario que no desaparece, en Instagram hay un máximo de cinco comentarios y siempre está el primero y los cuatro últimos y el resto los tienes que desplegar, pero a Twitter no he conseguido engancharme, conozco gente que se levanta y lo primero que hace en vez de leer el periódico lee Twitter, si sigues a El País, al ABC y a El Mundo, pues ya te has enterado de lo que ocurre en el mundo antes de ducharte, no lo hago, y eso que poco a poco tengo mil seguidores, pero no me engancho, no lo alimento, no pongo tuis, tengo 10.000 tuits, claro si he subido 5.000 fotos, y cada foto es un tuit más otros 200 retuits que he hecho cuando me han mencionado, más… pero no me engancho y conozco a gente enganchadísima y gente muy joven. Te cuento, hace un año o dos estuve en una presentación de Moet Chandon en un hotel en la Gran Vía y venía la comunity manager de Moet Chandon en Barcelona, jovencísima, y empezamos a hablar del tema Twitter y me dice: “¿Tú nos has visto un partido de la selección española por Twitter?, pues es divertidísimo seguirlo así en lugar de verlo en la televisión”. ¿Seguirlo por Twitter? no lo entiendo, vamos que no me engancho.

Otro tema muy de actualidad, ¿qué opinas de los selfies?

-Me has visto algún selfie- (nos reímos, porque, en efecto no tiene)-, lo asocio a la adolescencia, sin embargo hay gente muy importante y muy adulta que se hace selfies continuamente, no puedo con ellos, me he hecho fotos, no selfies, con amigos por recordar el momento y no las he subido, además has ido a preguntar a uno que no siquiera tiene una foto de perfil, no me interesa, no entiendo la moda del selfie, pero tiene que tener algo, esto es como las pringles, tiene que tener un componente o alguna sustancia en la composición que se hace adictivo, pero no he conseguido todavía engancharme… tiene que tener alguna explicación, puede que sociológica de por qué la gente se hace selfie, pero no lo entiendo.

¿Eres fotógrafo o instagramer?

-Fotógrafo, lo que pasa es que existe el concepto de quién usa Instagram es instagramer, y el concepto lo inventó un amigo mío, el que fundó el blog “instagramer.com”, que no tiene nada que ver con Instagram, es un francés que lleva 20 años en España y decidió crear ese blog para ayudar a la gente, Phil González, y ahora mismo tiene más de 400 grupos locales en el mundo, han pedido la marca instagrammer y luego la han añadido la marca de la ciudad, la de Madrid es InstagramersMadrid, la de Londres es InstagramersLondres… pero yo soy fotógrafo móvil, es más no me considero fotógrafo, cuando me llaman fotógrafo me asusto un poco, porque por fotógrafo entiendo a aquel profesional y aunque no es cierto, si miras la Real Academia de la Lengua, te da dos acepciones para fotógrafo, una es todo aquel que hace fotografías, luego en cuanto haces una fotografía eres fotógrafo y otra es todo aquel que vive de la fotografía, pero como yo todo lo hago con el teléfono, tanto la captura como la edición, como compartirlo en redes sociales, tiene un componente que es distinto, además en la fotografía móvil no puedes estar cambiando el objetivo, el móvil tiene sus limitaciones pero tiene sus ventajas, yo vivo con un teléfono que es una cámara para mí, llevo cinco años con él en el bolsillo, conozco fotógrafos profesionales que se han ido de viaje y han terminado hasta las narices de cargar con diez kilos a la espalda con una cantidad de teleobjetivos que habrán costado seis mil euros, no soy fotógrafo, y si he de ser algo… soy arquitecto, aunque ahora no ejerza, soy arquitecto y si tengo que ser algo soy fotógrafo móvil, a pesar de que hay fotógrafos profesionales que desprecian al fotógrafo móvil.

Eso te iba a preguntar, el desprecio a la fotografía móvil.

-De hecho he estado en alguna mesa redonda muy divertida, con fotógrafos profesionales que reniegan, pero también conozco algunos que se han pasado al móvil, tengo mucho contacto con Rodrigo Rivas, unos de los redactores de Xataca, jovencísimo, tiene 30 años, probablemente el blog más importante de fotografía por lo menos en España, ese tío dispara y sale solo en Instagram y ha dado clases en EFTI, una escuela de fotografía, y hay otra gente que no lo desprecia, pero si hay fotógrafos profesionales… de alguna manera lo entiendo, si has estudiado, te quieres dedicar a esto, llevas equipos que valen miles de euros y luego llegan… sabes cuál es el problema, que todos tenemos teléfono móvil con lo cual todos tenemos acceso a una cámara y todos hacemos fotos, también he dicho que una cosa es hacer una foto y otra hacer una FOTOGRAFÍA, así con mayúsculas, es decir no todo paisaje es fotografía, ni un selfie es fotografía… para mí la fotografía tiene que emocionar, si no emociona…

La fotografía tiene que comunicar algo…

-Sí, tiene que comunicar. Cuando la gente ve mis fotos de Street, se imagina la historia que hay detrás del personaje fotografiado y eso me encanta, he visto un personaje que me ha llamado la atención y le he hecho la foto, y la gente empieza a imaginarse… lo que creo es que los fotógrafos profesionales a lo que tienen miedo es la invasión de imágenes, para que te hagas una idea, creo que se suben 80 millones de fotos al día a Instagram, en todo el mundo, pero calcula lo que supone esa cantidad, creo que ya tienen 40 billones de fotografías en los servidores en los 4 o 5 años que lleva, eso sólo Instagram, luego está Flickr y todas las demás aplicaciones de fotografía móvil… se puede entender que haya miedo, pero también digo que no debes despreciar la fotografía móvil. Siempre lo comparo al discjockey que estaba con el vinilo y luego llega el cd o el dvd… lo que hay que hacer es adaptarse y entenderlo, no quiere decir que tú lo tengas que dejar, pero es un fenómeno que existe y no puedes luchar contra ello, lo siento pero la fotografía móvil ha invadido el mundo y cada vez hay más gente…

¿Y qué proyectos tienes?

-Mi gran ilusión desde que empecé es intentar vivir de esto, ¿cómo?, ni idea, al principio, los dos primeros años, no me hacían caso… estaba enfermo, y hace cinco años no tenía ni idea de donde iba a llegar. Ahora se ven frutos, no vivo de esto, lo que pueda ganar por talleres, conferencias o colaboraciones con marcas no se puede considerar un sueldo digno. Ya me gustaría vivir de ello porque estoy total y absolutamente desfasado y descolocado en la arquitectura, ahora, lo que hago es disfrutar la buena arquitectura de mis compañeros, porque la arquitectura cada vez tiene más trabas…, está el código técnico, los Ayuntamientos, los técnicos municipales, los clientes …, hacer un buen proyecto arquitectónico es un parto dolorosísimo, eso por un lado y por otro, resulta que realmente me ha nacido una pasión, desde hace cinco años, pero reconozco que estoy apasionado, voy por la calle viendo fotos, me pasa que, por ejemplo, he dejado el teléfono en casa cargando y de repente digo “Ese tío… si llevara el móvil, me lo estoy perdiendo…” He descubierto una forma de ver el mundo que no tenía antes. Antes lo veía como los burros, con anteojeras y ahora veo por aquí, por allá, por arriba, por abajo… un reflejo en un coche, en el cristal del autobús…

Juegas mucho con los reflejos.

-Muchísimo. Además sobre eso he escrito en un blog alemán de fotografía móvil, que me invitaron… no sabía que existían los reflejos antes de tener un teléfono móvil y eso que era arquitecto, pero es una forma hermosísima de ver el mundo… Mi primer reflejo, que era una foto malísima, es en la Plaza de Santa Ana, que tiene los alcorques de los árboles aunque no hay ni un solo árbol, pero cuando llueve o riegan, se acumula el agua en esos alcorques y un día, hace cuatro años y medio, iba caminando y vi que el hotel de los toreros estaba capturado en un reflejo y estaba ahí y así empecé haciendo reflejos. La gente normalmente no los ve, pero veo reflejos en los cristales de los coches, si buscas en Instagram, mis tags, mis hashtag, tengo mis etiquetas propias, en las que meto mis fotos de reflejos en coches, en autobuses, en edificios, en agua y te das cuenta que es hermosísimo ver el mundo, no solamente como lo vemos de manera directa, sino también lo que ves reflejado y además son más interesantes porque siempre ocurre algo, los cristales de los coches no son totalmente planos, son curvos, con lo cual el reflejo se deforma… ocurren cosas muy interesantes, no sé si tienen que ver con la arquitectura o no, sólo sé que lo descubrí yo solito, luego hay mucha gente haciendo reflejos por el mundo, pero lo descubrí y la cuenta principal es conocida por mis reflejos.

El dilema fotográfico: blanco y negro o color.

-En la cuenta principal, que no es Street, subo color, y la de Street es el noventa y tantos por ciento es blanco y negro, por una razón muy sencilla, sólo hago Street y lo que pretendo es capturar almas, expresiones, gestos y el color me puede distraer, es cierto que hace poco subí una foto de un tío con un turbante indio en la Plaza de Santa Ana, pero realmente tenía que ser en color porque el turbante era naranja, pero creo que si la foto no tiene color, la mirada se concentra en la expresión del rostro, en el gesto. He sabido distinguir, una señora con un foulard verde esmeralda, pues no lo he convertido, estoy hablando solo de Street, habitualmente es blanco y negro. Normalmente la cuenta de Street es en blanco y negro porque creo que el color puede distraer, pero para el mundo, un reflejo, una puesta de sol, el color puede ayudar, de hecho la otra cuenta es todo color.

Me muestra una serie de reflejos que lleva (como no) en el móvil:

-Esto es aquí al lado, en la Plaza de Sevilla, es la acera y en el momento que le das la vuelta… es algo mágico… y esto (señala un detalle del reflejo) es una hoja en el charco, de reflejos podemos estar hablado horas… Este otro es el edificio de Telefónica en Gran Vía en un charquito de agua, me llevaría horas hablar de dar la vuelta a los reflejos en el suelo y el pavimento se convierte en el cielo empedrado. Es mi mundo de los sueños, el mundo del revés, siempre las titulo así, es como que me invita a soñar… De eso voy a hablar en Caixa Forum…

Ahí quería llegar, ¿qué vas a hacer en Caixa Forum?

-Estoy invitado por la revista Time Out, es como la Guía del Ocio o más potente, he visto que también hay en Barcelona, en Londres, también en Nueva York, es una revista que anuncia todo el ocio, todo el tema cultural, semana a semana, tiene una página extensísima, y tiene un acuerdo con el Caixa Fórum, todos los redactores se trasladan allí por una semana y van a trabajar allí. Imagino que organizarán cosas, y dentro de lo que organizan, han preparado un taller sobre Instagram, también lo quieren vincular al marketing, las marcas, que no soy experto en social media, pero me he preparado y algo podré decir, aunque lo que me tiene realmente sorprendido es que hay gente muy conocida, arquitecta y potente en Instagram, en Barcelona, y me llaman, me escriben y me preguntan si estaba disponible y que si podía, que habían pensado en mí para dar un taller sobre Instagram, sobre técnicas para tener visibilidad, sobre las marcas y dije que también quería hablar un poquito de mí, y sobre todo de fotografía móvil, no solo de marketing y a eso me invitan. Tengo una hora, de siete a ocho, con lo cual va a ser muy intensa porque es poco tiempo, porque hace poco en junio o julio, estuve dando un taller de cuatro horas en la escuela “Madphoto” sobre edición y se me fueron solo dos horas en una aplicación, así que en una hora tengo que hablar de Instagram, de la historia de Instagram, de las marcas, de edición de fotos, no sé cómo lo voy a hacer. Será muy rápido y muy condensado. Espero que salga bien y tenga éxito.

¿Y el sábado?

-Es sobre una aplicación que se llama WhatsRed, la tengo descargada y es buenísima, es una aplicación que le das permiso para geolocalizarte y lo que te va ofreciendo es planes, pero de todo, cursos de inglés, comer croquetas, tomar no sé qué, y te vas apuntando a esos planes, pero va acumulando tu experiencia y en función de tus gustos te va recomendando cosas. Tienen cuenta en Instagram y lo que quieren hacer es un evento, simultáneamente en Madrid y Barcelona, allí se han buscado un local en el Born, una de las zonas más bonitas y aquí, inicialmente iba a ser en Malasaña y finalmente va a ser en la Plaza de Santa Ana, en un restaurante, son dos horas y media, habrá como una media hora de presentación mía, de contar técnicas, contaré mis trucos, o como hago las fotos, que cosas uso, luego salimos a hacer fotos, durante una hora y pico, que mi idea es llevarlos por aquí y bajarlos a Lavapiés, llevarlos al Reina Sofía y luego volveremos a tomar un coctel. Lo interesante para los que vayan es que todos ellos puedan mandar la que consideren su mejor foto y van a tener su foto colgada una semanita, la gente seguro que se engancha… Y siempre pregunto por qué yo, en Madrid ya hay gente muy conocida… pues probablemente porque no haya tanta gente conocida que haya dado charlas, y además si entras en mi blog, vas encontrando los videos, que están en Youtube o en Vimeo… cuido mi curriculum, todo lo que hago lo pongo en el blog para que la gente tenga conocimiento de ello, y entiendo que entre las fotos, las redes sociales y la experiencia que he ganado hasta ahora, les he parecido interesante.

Por último, ¿sólo fotografías Madrid o hay otras ciudades?

-No, fotografío todo lo que piso, en febrero me fui cuatro días a Roma con mi familia y volví con mil quinientas fotos, y cuando bajo a Sevilla, mi mujer es sevillana, hago una serie de fotos que para mí son preciosas.

Pero cuál es la ciudad que te gusta más para fotografiar

-Madrid, estoy enamorado de Madrid, del centro de Madrid, me he criado en la Castellana y no tiene tanto interés, y eso que mis padres viven en un sexto piso y tengo unas vistas de Azca…, que he sacado algunas fotos, pero lo que me gusta es el ambiente antiguo, de hecho empecé en Malasaña, cuando me independice, me fui de la Castellana a Malasaña, y de allí al Barrio de las Letras y siempre Madrid, porque tiene una luz preciosa, tiene unos atardeceres maravillosos, tiene mucha vida, mucha cuesta, mucha calle estrecha…

Y fuera de España.

-La única experiencia que tengo ha sido Italia, me invitaron, estuve cuatro días en Roma con mi familia, como te he dicho antes, y volví con mil quinientas fotos, tengo todos los monumentos de Roma en charcos, y estoy orgullosísimo de eso, tengo el Panteón, el Castell Sant’Angelo, la Plaza de San Pedro,… todo lo tengo en charcos y me vine con unas quinientas fotos de gente, y si entras en mi cuenta de Street, como allí voy por series, subí una serie de Roma, unas cincuenta fotos. Y en mayo estuve invitado tres días a Isquia, que es una isla que pertenece al golfo donde está Nápoles, están a una hora en ferry de Nápoles, me invitaron y volví enamorado del lugar, creo que todas las ciudades tienen su encanto, que hay que saber encontrar, yo siempre busco gente por la calle, y busco, sabor, olor, no me interesan los espacios anónimos… En resumen, me quedo con Madrid para fotografiar… y si tengo que expresar un deseo, Nueva York y la gente de Nueva York, me muero por ir allí, a Londres, a París…

Y Japón…

-Japón, estoy deseando… hay una artista japonesa que me ha mencionado en algún blog, y cuando anuncié el taller de WhatsRed y lo anuncié en mi cuenta de Instagram, me escribió diciendo que si podía dar clases en cualquier ciudad del mundo y he contestado que sí, que sí, que la puedo dar en Japón, es uno de mis destinos que no sé si llegaré a conocer, ir a Japón no es como ir a Cádiz, pero me muero por conocer la cultura japonesa…

Por último avisar a los transeúntes, si un día se encuentran a un tipo grandote, agachado en mitad de cualquier calle de Madrid, fotografiando con un móvil un charco, no es que esté loco, es que es Luison, el fotógrafo de los reflejos, de ese mundo del revés, de ese mundo de sueños, que ha descubierto y que le permite (como no) soñar despierto y descubrir otros mundos, que, como dijo el filósofo, están en este, pero que habitualmente no vemos o no sabemos ver, así que déjenle trabajar, está soñando y creando… y si lo siguen podrán soñar con sus sueños…

Síguelo en: www.luisonrh.com

luison fotografo Facebookluison fotografo Twitter
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.