www.inoutviajes.com
Misión Jesuítica Guarani de Jesús de Tavarangüé
Ampliar
Misión Jesuítica Guarani de Jesús de Tavarangüé

Paraguay, un destino por descubrir

Instagram

Paraguay, situado en el corazón de América del Sur, permanece oculto entre dos gigantes, Brasil y Argentina. Es de los pocos destinos que mantiene su encanto natural, con auténticas maravillas por descubrir por el viajero que disfrutar de la exuberante naturaleza, una apasionante historia y sobre todo del secreto mejor guardado del país, su gente

Paraguay, es el quinto país más pequeño de América del Sur con una superficie de 406 752 km2, limita con Argentina, Brasil y Bolivia. Siendo un país sin salida directa al mar, consta de playa, costaneras, puertos sobre dos grandes ríos, el Paraná y el Paraguay. Este último divide al país en dos regiones bien diferenciadas, la Oriental – que es la más poblada – y la Occidental de la que forma parte del Chaco Boreal.

Asunción, capital del Paraguay, llamada también Madre de Ciudades, fue fundada en 1537 por Juan de Salazar

Asunción, es la capital del Paraguay, llamada también Madre de Ciudades, fue fundada en 1537 por Juan de Salazar, lo que la hace una de las ciudades más antiguas del continente americano y desde ella partieron muchas expediciones para fundar otras ciudades como Santa Cruz, Córdoba, Corrientes…

Declarada en 2015 como Capital Verde de Iberoamérica, cuenta con más de 23.396.490,62 m2 de zonas verdes entre áreas públicas y privadas, y con una biodiversidad propia con más de 300 especies de aves que se cobijan es sus frondosos árboles.

La capital de la República del Paraguay guarda testimonios de la permanencia colonial que datan del siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX. Es el patrimonio urbano compuesto por edificaciones que hoy en día son conocidas como: La Casa Viola, La Casa Castelví, La Casa de la Independencia (1772). Las majestuosas construcciones como: La Catedral Metropolitana, La Estación de Ferrocarril, El Cabildo, El Panteón Nacional de los Héroes y el magnífico Palacio de Francisco Solano López, actual sede del Palacio de Gobierno, componen el patrimonio urbanístico-cultural-histórico.

La huella de los misioneros franciscanos y jesuitas

El Camino Franciscano recorre los pueblos fundados en la segunda mitad del siglo XVI, por la Orden de San Francisco de Asís en el Paraguay, y guardan hasta hoy día como su más grande tesoro, las costumbres, tradiciones y artesanías de estos misioneros.

Alrededor de una treintena de pueblos distribuidos por la amplia geografía de la Región Oriental del Paraguay conforman el Camino Franciscano, donde la presencia y acción de estos religiosos ha dejado una impronta trascendente.

Los franciscanos fueron los primeros en crear un modelo misional, en utilizar el guaraní como lengua general en su tarea misionera, en atraer con gentileza a los indios, en introducir técnicas europeas en sus sistemas de producción, en organizar a los pueblos y en crear un arte y una cultura populares, que sobreviven hasta hoy.

Dentro del camino franciscano destacamos los pueblos de Yaguarón, Atyra, Altos, Tobatí, Caacupé, Pirayý y Piribebuy entre otros.

Paraguay tiene asentado en su territorio uno de los legados jesuitas más importantes del mundo, testimonio cultural único que nos ha dejado como herencia la Compañía de Jesús, al concluir su etapa evangelizadora con los indígenas de las tierras americanas en el siglo XVII.

El Camino Franciscano recorre los pueblos fundados en la segunda mitad del siglo XVI, por la Orden de San Francisco de Asís en Paraguay

La Ruta Jesuítica del Paraguay cuenta con ocho Misiones ubicadas en los departamentos de Misiones e Itapúa, dos de ellas, la de Santísima Trinidad y la de Jesús de Tavarangué 31, fueron declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1993.

Los otros pueblos que están incluidos en la ruta por conservar parte del legado Jesuita son: San Ignacio Guazú, Santa Rosa de Lima, Santiago, San Cosme y San Damián y la de Itapúa

Naturaleza y turismo de aventura

La exuberante naturaleza del Paraguay, invita a desarrollar diferentes actividades Eco aventura. Siendo un país sin salida al mar, es curioso que incluso su nombre de una idea de cuál es el elemento que esconde la tierra roja guaraní, el agua.

En lengua guaraní el vocablo Y significa agua, y no falta en la mayoría de los nombres de pueblos, ciudades, ríos, lagunas, lagos: lago de Ypacaraí, Ybicuí, rio Monday… incluso Paraguay – conjuntamente con Brasil tiene la presa de Itaipú, la mayor productora de energía del planeta con un desnivel de 120 m. de caída bruta.

A pocos kilómetros se encuentran los Saltos del Monday, las desconocidas cataratas del Paraguay que con sus aproximadamente de 45 m. de altura y 390 m. de ancho ocupan parte de las 9 hectáreas que compone la reserva natural del Parque Municipal Monday; donde se puede disfrutar de actividades como tirolesa de más de 275 m. con una velocidad promedio de 30 km/h, rapel descendiendo por una pared basáltica de 35 metros de altura llegando hasta la orilla del Río Monday en paralelo a una cascada de un caudaloso arroyo, rafting por 6 kms del rio Monday.

La reserva del Bosque de Mbaracayú, con 64.406 hectáreas, es uno de los sitios con más diversidad biológica por su valiosa flora, fauna y las diversas comunidades naturales que la albergan. Especies como: el yaguarate, tapir, mboreví, kaguaré, oso hormiguero… son los habitantes de estas tierras en la que los Aché – nativos de las tierras – pueden cazar y recolectar con sus armas tradicionales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios