www.inoutviajes.com
Santillana del Mar
Ampliar
Santillana del Mar

Cinco ciudades de España con un importante patrimonio histórico cultural

Instagram

España es un mosaico arquitectónico y artístico. Las diferentes culturas que han pasado por el territorio a lo largo de la historia han levantado pueblos en lugares estratégicos, dejando unas hermosas vistas y creando monumentos bellísimos dignos de visitar.

A continuación, con ayuda de Weekendesk.es, portal líder en escapadas temáticas, ofrecemos cinco destinos que tienen en común lugares y paisajes cargados de historia y con un importante patrimonio histórico cultural.

Úbeda (Jaén)

Úbeda es tan rica en construcciones renacentistas que fue declarada como ciudad Patrimonio de la Humanidad. La Basílica de Santa María, el Patio del Hospital Santiago o el Palacio de las Cadenas son algunos de los sitios interesantes para visitar, pero si hay una postal característica de esta zona, es la del verde campo de los olivares jienenses que han inspirado a poetas de la talla de Antonio Machado.

Ubeda una de las localidades más señoriales y gloriosas de Andalucí­a. Castellana y renacentista por los cuatro costados

Importante y populosa ciudad situada sobre los Cerros de su nombre, en el centro geográfico de la provincia, en un paisaje poblado de olivos y campos de cereal.

Úbeda es un ciudad artí­stica y monumental, se mire por donde se mire, y una de las localidades más señoriales y gloriosas de Andalucí­a. Castellana y renacentista por los cuatro costados, encierra tal cantidad de monumentos, iglesias, palacios y casas señoriales que lo mejor es pasear por ella y trasladarse virtualmente al tiempo de su esplendor histórico: La Capilla del Salvador, situada en la incomparable plaza del Ayuntamiento, la Iglesia de S. Pablo, la Iglesia de Santa Marí­a de los Reales Alcázares, la Iglesia de la Trinidad, el Oratorio de San Juan de la Cruz, Monasterio de santa Clara, Palacio Vela de los Cobos, Palacio de las Cadenas, Casa de las Torres, Hospital de Santiago, Hospital de los Honrados viejos del Salvador, Torre del Reloj, Murallas de la Cava, Museo de Alfarerí­a y el Parador Nacional de Turismo, son algunas de las maravillas que contiene esta sorprendente ciudad.

Además de estos atractivos, es recomendable una visita a las murallas por la espléndida vista que desde allí­ se obtiene; y a sus alfareros, especialmente a la Casa-Museo de Paco Titos.

Cáceres (Extremadura)

El casco histórico de Cáceres fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986, destaca por su legado patrimonial de época renacentista. Conservando uno de los patrimonios monumentales más impresionantes de España. Pasear por el centro monumental de Cáceres es volver a la época medieval.

El origen de la ciudad de Cáceres se sitúa en torno al año 25 a.C., cuando Lucio Cornelio Balbo funda la colonia romana de Norbensis Caesarina.

Pero no es hasta el siglo XII cuando la ciudad (llamada Hizn Qazris por los almorávides) comienza a tener relevancia debido a su posición estratégica en las luchas entre árabes y cristianos.

Cáceres fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986, destaca por su legado patrimonial de época renacentista

En 1169, Fernando II de León conquista Cáceres y deja la villa en manos de un grupo de caballeros que, poco después, crean la orden militar y religiosa de los Frates de Cáceres. Pero poco después, en 1173, el caudillo almoárabe Abú Ya'qub arrebató la ciudad a los cristianos.

La ciudad de Cáceres fue conquistada definitivamente por Alfonso IX de León el 23 de Abril de 1229 (día de San Jorge), más de medio siglo después de la derrota de los Frates.

La importancia de la ciudad fue en aumento y se construyeron numerosos palacios y casas solariegas. Con los Reyes Católicos alcanza Cáceres su época de mayor esplendor.

Para dejarse conquistar por esta ciudad simplemente hay que pasear sin prisas por la ciudad monumental y contemplar la belleza de sus monumentos y sus calles.

Jaraba (Zaragoza)

Conocida por sus aguas termales, las rutas senderistas a los balnearios constituyen uno de los atractivos de Jaraba, cuyas aguas termales (La Virgen, Serón y Sicilia) con propiedades curativas se utilizaban ya en tiempos de los romanos. En los aledaños del Valle del Río Mesa se encuentra el Balneario Serón, reconocido por la calidad de sus aguas termales con la medalla de Oro de la Exposición Hispano-Francesa. Además, las aguas termales que rodean el balneario están declaradas de interés turístico de Aragón.

La localidad de Jaraba pertenece a la Comarca de Calatayud y está situada a 124 Km. de Zaragoza y 767 metros de altitud.

Jaraba es conocida por sus aguas termales, las rutas senderistas a los balnearios constituyen uno de sus mayores atractivos

Los tres establecimientos termales de Jaraba, se sitúan a las afueras del casco urbano y continúan por la carretera que sigue el valle del río Mesa por el fondo del vistoso cañón que se abre entre Jaraba y Calmarza.

En estos baños destacaremos la piscina termal del balneario de la Virgen (al aire libre) y la reciente e impresionante piscina climatizada semiexcavada en la roca del balneario Serón, sin olvidar el magnífico jardín entre los balnearios de Serón y Sicilia, siguiendo el curso del río Mesa por su margen derecha.

El desfiladero que se extiende siguiendo el curso del río entre Calmarza y Jaraba es muy espectacular, en su escarpe derecho se emplaza la ermita barroca de la Virgen del Jaraba y, cerca, otro edificio formando un conjunto troglodita espléndido.

En el casco urbano de Jaraba destaca la iglesia parroquial de la Transfiguración, una obra gótica con retablo barroco y un Cristo renacentista.

Tiene también una curiosa fuente dedicada a San Antonio y San Sebastián que posiblemente se hizo aprovechando un antiguo peirón con estas advocaciones.

Santillana del Mar (Cantabria)

También conocida como “la villa de las tres mentiras” (puesto que ni es santa, ni llana, ni tiene mar), fue declarada conjunto histórico-artístico en 1889. Entre sus inmediaciones, alberga la Cueva de Altamira, llamada la “Capilla Sixtina” del arte paleolítico.

Es uno de los pueblos más turísticos y visitados de Cantabria, que desde 2013 forma parte de la lista de los pueblos más bonitos de España, y la capital de un municipio de 4.000 habitantes dedicados en su mayoría a la actividad agropecuaria y, sobre todo, al turismo.
Hablar de Santillana del Mar es hacerlo también de las Cuevas de Altamira. Calificada como la "capilla sixtina" del arte rupestre, esta cueva contiene probablemente las pinturas prehistóricas más famosas del mundo. El descubrimiento de las cuevas de Altamira, a finales del siglo pasado, provocó una honda polémica y posterior conmoción entre la comunidad científica de la época, reacia en un principio a admitir la antigüedad real de sus pinturas (14.000 años). La cueva fue hallada por casualidad en 1.868 por Modesto Cubillas, a través de quien llegó al conocimiento de su primer gran impulsor: Marcelino Sanz de Sautuola. La parte más famosa de la cueva, conocida como la "sala de los polícromos", no fue descubierta sin embargo hasta 1.879, en el transcurso de una visita en la que Sanz de Sautuola iba acompañado por su hija María.
Durante el siglo posterior a su descubrimiento, la masiva afluencia de visitantes a la cueva comenzó a inquietar a los científicos ante un posible deterioro de las pinturas. Esto provocó en 1979 el cierre de las cuevas de Altamira, primero total y después controlado en aras a preservar su valioso contenido. Debido a la fragilidad del arte rupestre de Altamira, se crea una réplica de la cueva para deleite de los visitantes en 2001. En este año se inaugura también la actual sede del museo, la cual alberga la Neocueva, una reproducción que permite la difusión del arte de Altamira a todos los públicos.

Hablar de Santillana del Mar es hacerlo también de las Cuevas de Altamira, considerada como la "capilla sixtina" del arte rupestre

Pero aunque parte fundamental, Santillana del Mar es mucho más que las Cuevas de Altamira. Ya en el siglo IX existía en la villa el Monasterio de Santa Juliana, que daría paso a la prestigiosa colegiata de Santa Juliana en el siglo XII, el primero y más importante de los exponentes del arte románico en Cantabria. En torno a la colegiata y su bello claustro, de finales del XII-principios del XIII, se desarrolló un núcleo de población que vivió épocas de gran esplendor económico, como evidencia la riqueza de las numerosas casonas y palacios que conforman esta villa.
Las torres de Merino y Don Borja (hoy sede de la Fundación Santillana) figuran entre las construcciones civiles más antiguas de una localidad empedrada que es imprescindible recorrer a pie para admirar en toda su plenitud la belleza de sus calles y edificaciones medievales. Nos encontraremos así frente a espléndidos edificios como las casas del Águila y la Parra (donde el Gobierno Regional ha instalado una sala de exposiciones), el palacio y la torre de Velarde, la casa de Leonor de la Vega, los palacios de Barreda, Tagle y Villa y un larguísimo etcétera que sería demasiado extenso enumerar.
Santillana del Mar es sede de una intensa actividad cultural, que se desarrolla durante todo el año en sus diferentes salas de exposiciones y museos.
En sus empedradas calles medievales podemos encontrar también múltiples talleres artesanos y degustar sabrosa leche con bizcochos, la merienda más popular en la villa.
La naturaleza ha sido también generosa con este municipio, que disfruta de una magnífica costa que invita a la pesca y de las tranquilas playas de Santa Justa y Ubiarco. En las inmediaciones de la capital nos encontramos además con un coqueto parque zoológico que hace las delicias de grandes y pequeños.
Santillana de Mar es en definitiva, por su historia y riqueza natural, uno de los puntos más atractivos de Cantabria y uno de sus principales focos de atención turística.

Besalú (Gerona)

Besalú conserva uno de los conjuntos medievales más importantes y mejor conservados de toda Cataluña. La sinagoga de Besalú o el castillo que dio origen a este municipio son solo algunas de las visitas que podrás hacer durante tu estancia.

Besalú, en la provincia de Girona, es una monumental muestra del mundo medieval catalán. Enclavada en la comarca de la Garrotxa, se encuentra a un paso del espectacular paisaje del Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa y de las últimas estribaciones del sector oriental del Pirineo gerundense.

Besalú, en la provincia de Girona, es una monumental muestra del mundo medieval catalán

Calles y fachadas empedradas son la principal seña de identidad de su núcleo urbano, como se puede observar en numerosos rincones. Su rico patrimonio medieval acerca al viajero a construcciones tanto civiles como religiosas e, incluso, a vestigios del barrio sefardí que existió en la Edad Media en esta localidad. Entre las primeras cabe mencionar el puente románico del siglo XII que cruza el cauce del río Fluvià; el edificio de la Cùria Real, destinada a la administración de justicia; y la residencia de los Cornellà, en la que se distingue una galería porticada románica.

Entre los monumentos eclesiásticos se encuentran las iglesias de Sant Pere, Santa María y Sant Vicenç, que alternan elementos románicos con otros góticos. También llama la atención la profusa decoración de la portada de la iglesia de Sant Julià (s. XVII).

Por su parte, en la judería se pueden visitar unos baños medievales, dedicados a las abluciones rituales hebreas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios