www.inoutviajes.com
El Castillo de Xátiva, escenario y testimonio de la historia de la comunidad valenciana
Ampliar

El Castillo de Xátiva, escenario y testimonio de la historia de la comunidad valenciana

Instagram

El Castillo de Xàtiva es una imponente fortaleza de casi un kilómetro de longitud, situada a más de 300 metros sobre el nivel del mar. La fortaleza se divide, a su vez, en dos castillos: el Castell Major y el Castell Menor. Una ubicación que le hizo ser codiciado por las numerosas civilizaciones que dejaron sus huellas en la ciudad de Xàtiva.

Un paseo por la historia

La historia del Castell es la historia de la propia ciudad de Xàtiva. Su importancia estratégica viene dada por estar situado en la Vía Augusta o Heraclea que, desde Roma, se dirigía a Cádiz y Cartagena. Será durante la época musulmana cuando adquirirá la configuración actual, coincidiendo con el hecho de que la ciudad fue cabeza de distrito de una Kora o provincia musulmana. Después del califato, perteneció a las taifas de Valencia, Denia y Murcia. En el año 1092 el castillo cayó en manos de los almorávides y en 1145 hubo una insurrección general contra estos y el castillo fue asediado por el Gobernador de Valencia.

En 1171 los almohades se apoderaron del castillo de Xàtiva. Fue durante este período cuando se produjo la mayor fortificación del Castell, como atestigua la construcción de la Torre del Sol. El rey Jaime I entró en la ciudad el domingo 22 de mayo de 1244, después de cinco meses de asedio. El castillo alcanzó gran esplendor durante la Edad Media, de la que conserva la mayor parte de restos arquitectónicos. Los Reyes de la Corona de Aragón dedicaron notables esfuerzos para el mantenimiento de las estructuras fortificadas del castillo como atestigua la documentación del Archivo Real.

En el siglo XV el castillo se convirtió en Prisión de estado de la Corona de Aragón, a la vez que se produce el ascenso al pontificado de dos miembros de la familia Borja nacidos en Xàtiva: Alfonso y Rodrigo, los Papas Calixto III y Alejandro VI. En el siglo XVI, Xàtiva se ve inmersa en la revuelta de las Germanías, protagonizándose algunos episodios notables como el ofrecimiento de la Corona de España al Duque de Calabria, prisionero en el castillo.

Durante la Guerra de Sucesión (1705), el castillo fue fortificado por el general austracista Basset, que reconstruyó murallas y torres. Los bandos austracistas y borbónicos se enfrentaron en la batalla de Almansa. Tras la derrota austracista, el ejército borbónico arremetió contra la ciudad y su castillo, favorables al Archiduque Carlos. La resistencia al ejército borbónico tuvo trágicas consecuencias. Fue una cruel venganza: la ciudad fue saqueada, quemada y destruida.

Desde principios del siglo XX, el castillo pasó a manos particulares, estableciéndose como residencia de recreo de la aristocracia local, hasta que fue adquirido por la Generalitat Valenciana.

Visitas al Castillo de Xàtiva

Es imprescindible realizar el recorrido por esta fortaleza, desde la cual se observan unas espléndidas panorámicas de la población y su entorno. Se podrá visitar de martes a domingo de 10.00 a 19.00 horas. También se puede disfrutar de dos recorridos en tren turístico de 20 minutos por el casco antiguo con subida al propio castillo.

El Castell Menor es la parte más antigua del castillo, ibérica y romana, asentada sobre la escarpada pared de la Penya Roja. Orientado hacia levante, presenta una preciosa panorámica del valle de Bixquert. El recorrido por el Castell Menor evoca leyendas relacionadas con la princesa íbera Himilce, esposa de Aníbal, y la guerra que éste libró contra Roma. En el Castell Major se encontrarán espacios y estancias que permiten recrear la vida cotidiana en la fortaleza. Puertas de entrada, torres de vigía, almacenamiento de agua para la guardia, capilla y celdas donde pasaron sus días algunos de los célebres prisioneros que albergó.

El Castillo de Xàtiva ha recibido a lo largo de estas fiestas de Pascua un total de 9.372 visitantes, lo que supone un aumento del 27,3% respecto al pasado 2017, cuando en el mismo periodo se registraron un total de 7.360 visitas. A este incremento ha contribuido el nuevo punto de venta habilitado en el Centro de Recepción de visitantes de la Font del Lleó que ha descongestionado la afluencia en el Castillo a la hora de adquirir las entradas.

Según la Concejala de Turismo Mariola Sanchis “son unas muy buenas cifras de asistencia. Estamos potenciando el Castillo de Xàtiva como un atractivo turístico de la Comunitat Valenciana y eso se ve reflejado en ese aumento del 27% de visitantes respecto a la Pascua del pasado 2017. Venimos de un año en el que hemos batido récords y queremos que esta línea continúe en este 2018”.

Los Museos y espacios culturales setabenses también han abierto sus puertas a los turistas durante las fiestas de Pascua recibiendo un total de 667 visitas, lo que supone un incremento del 86.7% respecto al pasado 2017, cuando se contabilizaron 354 visitas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.