www.inoutviajes.com
¿Cuál es el vino perfecto para cada mes del año?
Ampliar

¿Cuál es el vino perfecto para cada mes del año?

jueves 30 de enero de 2020, 11:34h
Instagram

El 2020 será un buen año para el vino, las cosechas han sido buenas y la calidad del mismo será excelente, por lo que es el momento perfecto para aprovecharlo y disfrutar de él durante todo el año.

Cada mes es distinto y el tiempo y el clima incita a beber un tipo de vino u otro, por eso, el eCommerce de venta de vino español online Vinissimus, recomienda los 12 vinos más perfectos para cada mes del año:

Enero: Château Lanessan 2017: Enero es un mes frío y también el mes en el que nos recuperamos de los excesos navideños. Buscamos un vino de perfil clásico, para que sus aromas de crianza reconforten, y de graduación contenida, para que resulte sencillo de beber. Haut-Médoc, en Burdeos, da la solución con un vino de aromas de mina de lápiz y fruta negra.

Febrero: Venta Mazarrón 2016: Sigue haciendo frío y apetecen los platos de cuchara. Pocas cosas sientan mejor que un estofado de carne y un tinto intenso que lo acompañe. La calidez de la uva tempranillo en tierras zamoranas asegura una combinación memorable.

Marzo: Naiades 2014: Los amantes de la lubina y el besugo tienen en marzo la última oportunidad para despedirse de ellos como es debido. Una lubina al horno con patatas y verduras de temporada como pimientos o puerros funciona de maravilla con los aromas vegetales y de crianza de un gran blanco de verdejo.

Abril: Félix Azpilicueta Colección Privada Blanco 2017: Abril es sinónimo de Semana Santa y esta, a su vez, de bacalao. Son muchos los entendidos que opinan que bacalao y viura forman una combinación perfecta y este vino es ideal para sorprender a cualquier invitado.

Mayo: Borsao Tres Picos 2017: En plena primavera puede apetecer un vino tinto, pero las largas crianzas ya no parecen tan apetecibles, es hora de buscar fruta y jugosidad en los vinos. Nada mejor que una garnacha de Campo de Borja para cumplir con nuestros requisitos.

Junio: Saó Rosat 2018: Una coca de sardinas o unas buenas sardinas asadas en compañía de los amigos al aire libre suponen un momento de los que se anhelan el resto del año. Las sardinas sirven, además, para reivindicar los buenos vinos rosados, un color injustamente olvidado.

Julio: Original Muscat Miquel Oliver 2018: Julio es un mes fantástico para sandías y melones. Si los añadimos a ensaladas, tendremos un plato más nutritivo y sabroso. Para acompañar, un afrutado y original vino mallorquín elaborado a partir de uvas de moscatel.

Agosto: Luna Beberide Mencía 2018: Para muchos el gran mes del verano y uno de los momentos en que se hacen más barbacoas en el jardín. Necesitamos un vino que funcione bien con la mayoría de carnes a la brasa y que no pese demasiado. Los tonos finamente ahumados de las mencías del Bierzo son un acierto seguro.

Septiembre: Bruberry 2017: El calor empieza a dar tregua y toca volver al trabajo. Necesitamos un vino con fruta que nos recuerde el verano, pero con energía para afrontar otro duro año de trabajo. El Montsant, denominación célebre por el equilibrio de sus vinos nos dará la respuesta.

Octubre: Domaine Gachot-Monot Côte-de-Nuits-Villages 2016: Empieza la época de caza de muchas especies y con ella las ganas de vinos con finos aromas amaderados que acompañen la carne con elegancia. Perdiz y pinot noir nos llevarán a tocar el cielo.

Noviembre: Baronne du Chatelard Beaujolais Nouveau 2019: No hace falta darle muchas vueltas, noviembre es el mes del Beaujolais Nouveau, el jugoso vino francés que viaja por todo el mundo a partir del tercer jueves de dicho mes.

Diciembre: Duran 5V Gran Reserva Brut 2012: Se acaba el año y es momento de juntar a la familia y celebrar las navidades, de alegrarnos de estar juntos y de hacer un brindis con unas burbujas de calidad que transporten su chispeante alegría hasta nuestro paladar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios