www.inoutviajes.com
La Ruta Romántica Austríaca
Ampliar
(Foto: Andreas Roebl)

La Ruta Romántica Austríaca

Por María Rodriguez
Instagram

Desde Salzburgo hasta Viena, la Ruta Romántica Austriaca o "Romantikstrasse", atraviesa alguno de los paisajes más hermosos de Austria. Durante siglos esta ruta fue frecuentada por romanos y celtas en sus actividades comerciales hacia el norte de Europa.

La Ruta Romántica Austríaca permite realizar un viaje cultural y culinario visitando los paisajes más bonitos de Austria, contemplando magníficas vistas panorámicas de lagos y montañas, con un sinfín de bellas poblaciones. En definitiva un precioso recorrido por las regiones más atractivas de este País Alpino

La Ruta Romántica Austriaca o "Romantikstrasse", atraviesa alguno de los paisajes más hermosos de Austria

Son 380 km de ruta que recorre Salzkammergut, la zona prealpina y de Wachau, incluyendo más de 30 lugares de gran interés cultural, como palacios, museos, monasterios, abadías, así como reservas naturales, lagos, ríos y grutas. Entre ellos destacan Hallstatt, un pequeño pueblo “Patrimonio Cultural de la Humanidad” considerado el "Paisaje junto a un lago más hermoso del mundo". La belleza del paisaje es única, como el lago “Hallstättersee” repleto de peces, las cascadas Waldbachstrub envueltas en leyendas, y el jardín del glaciar de Hallstatt del tranquilo y romántico valle Echerntal.

La ruta más romántica de Austria

Trece encantadoras ciudades y poblaciones se han adherido a la Ruta Romántica Austríaca. Junto a Salzburgo, Hallstatt y Wachau además se visitarán tres regiones incluidas en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

A lo largo de este recorrido se puede descubrir lo más destacado a nivel histórico y paisajístico de los lugares seleccionados. Además se podrán conocer peculiaridades culturales y culinarias.

Todo esto lo convierte en el camino más romántico de Austria y en un destino vacacional para experimentar con todos los sentidos.

En esta ruta el propio camino es la finalidad del viaje, y se dispone de un par de días para recorrer apenas 400 km, este viaje es ideal. Los paisajes llenos de contrastes, la diversidad cultural y las atracciones culinarias a lo largo de la Ruta Romántica Austríaca invitan a detenerse con frecuencia.

Las numerosas fiestas folclóricas, los festivales, los venerables monasterios y centros urbanos de la Edad Media, así como los enclaves de la cultura mundial de Hallstatt, Gosau, Salzburgo y Mondsee atraen a muchos visitantes.

En verano, el Festival de Salzburgo es una de las principales atracciones, pero acontecimientos como las procesiones del Corpus Christi de la región de Salzkammergut hacen que ya valga la pena visitar esta ruta turística también en primavera.

Son 380 km de ruta que recorre Salzkammergut, la zona prealpina y de Wachau, incluyendo más de 30 lugares de gran interés cultural

Son 380 km de ruta que recorre Salzkammergut, la zona prealpina y de Wachau, incluyendo más de 30 lugares de gran interés cultural

No solo en las estaciones cálidas, incluso en los meses de frio, la Ruta Romántica tiene mucho que ofrecer en los mercados de Adviento y Christkindl.

Desde la iluminación tradicional de Adviento hasta los románticos viajes en barco por los lagos de Wolfgangsee o Mondsee, pero también por el de Traunsee en el Schlösser Advent. Numerosos eventos y mercados de Adviento encantan a todos los visitantes, ya sean grandes o pequeños, por su magia única.

Hay que dejarse hechizar por el aroma de las galletas recién horneadas y deliciosas, la fragancia a ponche de naranjas, canela y bayas y el mar de luces que atraviesa los mercados de Navidad.

Toda la ruta está perfectamente señalizada con numerosas indicaciones. Un mapa de carreteras elaborado expresamente para la ruta traza todo el recorrido y enumera detalladamente todos los puntos de interés. Además, también hay una guía de viajes de 180 páginas que aporta información básica acerca de las atracciones turísticas de forma ilustrativa y entretenida, así como direcciones y horarios, y prácticas recomendaciones sobre alojamiento y gastronomía.

La ruta está repleta de atracciones turísticas, grandes y pequeñas. Por el camino encontrará Patrimonios mundiales de la UNESCO, como Salzburgo, la ciudad barroca y de los festivales por excelencia, Hallstatt o los palafitos del lago Mondsee, así como las ciudades únicas de la idílica y veraniega región de Salzkammergut.

Durante todo el año, estas regiones mantienen vivas sus costumbres, por lo que los turistas podrán llevarse consigo una gran variedad de impresiones en los distintos eventos que se celebran.

Ciudades y localidades de la Ruta Romántica Austriaca

Salzburgo

Salzburgo, también conocida como la Ciudad de Mozart, es la cuarta ciudad más poblada de Austria. Se encuentra a 150 km al este de Múnich y a 300 km al oeste de Viena. Se extiende por las orillas del río Salzach.

Dispone de tres Universidades. La Universität Mozarteum Salzburg con una arquitectura que te hará creer que Mozart puede aparecer al doblar una esquina.

Antes de iniciar la Ruta romántica austríaca debe visitarse el casco antiguo de Salzburgo, declarado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1996

St. Wolfgang

St. Wolfgang im Salzkammergut es una localidad del distrito de Gmunden, en el estado de Alta Austria, Austria, con una población estimada a principio del año 2018 de 2770 habitantes. Se encuentra ubicada al sur del estado, a poca distancia de las fronteras con los estados de Salzburgo y Estiria.

Un mapa de carreteras elaborado expresamente para la ruta traza todo el recorrido y enumera detalladamente todos los puntos de interés

Una de las mejores opciones en St Wolfgang es montar en el tren Schafbergbahn, formado por una locomotora de vapor que va empujando unos vagones en un impresionante ascenso hasta la cima del Schafberg a 1.783 m, desde donde se divisan unas espectaculares vistas.

También puedes dedicar un tiempo a disfrutar del lago, realizando un recorrido en barco. La perspectiva que ofrece de las montañas de los alrededores es una delicia.

Bad Ischl

Una ciudad balneario famosa por las propiedades de la sal desde el siglo XIX. En aquella época ya comenzó a recibir en sus hoteles a la nobleza de Austria y del resto de Europa. Este hecho queda aún patente en la elegancia de sus edificaciones. De hecho el emperador Francisco José I elegiría la ciudad de Bad Ischl como residencia de verano.

En el centro de la ciudad destacan monumentos como el Trinkhalle y la iglesia de San Nicolás, de estilo barroco. En el Kaiserpark encontrarás otros ejemplos de la época imperial de Austria.

Desde el monte Katrin cogiendo el teleférico que lleva hasta la cima, podrás hacer paseos por lugares increíbles, perfectamente señalizados.

Gosau

Gosau, el pueblo de la Ruta Romántica es una pequeña localidad de poco más de 2.000 habitantes, un lugar encantador situado a diez minutos del lago del mismo nombre. Un lugar perfecto para perderse a pasear, contemplar las vistas de la montaña Dachstein. Junto al lago se alza un agradable restaurante en el que tras tu paseo tendrás la opción de reponer fuerzas con unas vistas inmejorables.

Hallstatt

Se encuentra en un recóndito lugar de Austria, el cual fue inaccesible hasta el siglo XIX, excepto por barco. Entre las muchas actividades que ofrece Hallstatt destaca la visita a la que muchos consideran la mina más antigua del mundo, con más de 7.000 años de explotación minera.

También merece la pena perderse por las calles del pueblo y disfrutar de la plaza principal, con su fuente central y las fachadas de las casas llenas de flores. O las iglesias de Pfarrkirche (de estilo gótico), la de Kalvarienberg (del siglo XVIII) o la iglesia protestante, ejemplo de la tolerancia religiosa que ha dominado Austria desde la época de Francisco José I.

Traunkirchen

Este pequeño municipio atrae a los visitantes por el lago Traunsee y las montañas que lo rodean. Son un lugar excelente para practicar deportes al aire libre como senderismo, vela, buceo, esquí o natación.

Es famoso el Púlpito de los Pescadores, una talla de 1753, situado en la iglesia parroquial.

Uno de los lugares preferidos por quienes viajan por la ruta romántica es el monasterio de Traunkirchen, que es muy antiguo ya que data del año 1020. Fue fundado por las monjas pertenecientes a la orden Benedictina que venían desde Salzburgo y que querían reemplazar una antigua construcción que estaba en este sitio con anterioridad.

Mondsee

Este pequeño pueblo de menos de 4.000 habitantes se encuentra junto al lago Atter, en el distrito de Vöcklabruck. La región de Mondsee cuenta con los dos lagos más templados de la región de Salzkammergut: el Mondsee e Irrsee. A 27 kilómetros de Salzburgo, hoy día es uno de los lugares de veraneo preferido por muchos visitantes internacionales. A pocos kilómetros, se encuentra el lago Irrsee, un lugar en el que la naturaleza está casi intacta.

Gmunden

Esta pequeña ciudad a orillas del lago Traunsee, tiene el privilegio de haber puesto en marcha el primer tren del continente tirado por caballos, el cual unía entre 1836 y 1856 las localidades de Gmunden y Budweis. Entre las muchas actividades que se pueden llevar a cabo, los nostálgicos podrán navegar por el lago en el Gisela, primer barco en surcar los lagos de Austria. Una visita imprescindible es el castillo del lago de Ort, que se encuentra en una pequeña isla a la que se accede por un puente de madera.

Por el camino encontrará Patrimonios mundiales de la UNESCO, como Salzburgo, la ciudad barroca y de los festivales por excelencia

Destaca la cerámica de Gmunden, la cual representa a la vajilla austríaca y goza de reconocimiento internacional.

Grunau

Se halla en medio de un idílico paisaje que cuenta con una extraordinaria variedad de aves: el ganso común, el cuervo común, el martín pescador y el ibis eremita se han convertido en los símbolos de la localidad.

El lago Almsee es el centro de este bello valle cubierto en gran parte por densos bosques. Ofrece un amplio abanico de excursiones, según las preferencias y la preparación de cada uno: desde paseos de una hora hasta caminatas de tres horas.

Scharnstein

Esta pequeña ciudad ha tenido un pasado lleno de historia y de turbulencias. De todo ello ha sido testigo el castillo de Scharnstein, en la parte superior del pueblo, desde donde se pueden disfrutar de unas excelentes vistas.

Hay una amplia oferta de actividades al aire libre, como el sendero a lo largo del río Alm "Genuss am Almfluss" con un área de aventuras y de descanso. Dispone de varios restaurantes en los que probar las especialidades locales: el "Kesselhoaße" (salchichas calientes cocinadas a fuego lento), el Zwieballn (un bollo con especias), el Almtaler dulce (galletas cubiertas de chocolate) o platos típicos de venado.

Kremsmunster

Esta ciudad debe gran parte de su historia a la influencia ejercida por la próxima abadía de Krems, centro educativo de gran importancia desde el siglo XVI. Esta abadía es uno de los lugares más visitados de Austria, y que no deberías perderte al hacer la Ruta Romántica de Austria.

La abadía tiene una extraordinaria biblioteca con más de 160.000 volúmenes, y una imponente torre de 50 m de altura, utilizada como museo de historia natural y como observatorio astronómico. Es posible contratar una visita guiada (muy recomendable), pero sólo en inglés.

Steyr

Steyr, la ciudad que enamoró a Franz Schubert, sigue atrayendo a viajeros de todo el mundo que quedan sorprendidos por la belleza de la ciudad y de sus alrededores.

Su nombre le viene dado por el río del mismo nombre, un cauce de agua que ha condicionado la vida de sus habitantes desde la antigüedad. Como ha ocurrido con las principales arterias fluviales de Europa, al ser utilizadas como medio de transporte industrial, a lo largo de los siglos han proporcionado importantes ingresos económicos que han quedado patentes en la majestuosidad de la arquitectura: Steyr es la cuarta ciudad de Austria con mayor número de edificaciones declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Su casco antiguo es una auténtica maravilla con infinidad de rincones, callejuelas y fachadas encantadoras.

Schallaburg

Junto al pueblo de Schallaburg se alza el castillo del mismo nombre, en el valle de Wachau, una edificación renacentista del siglo XVI. La mezcla de estilos del castillo, en el que además del estilo renacentista imperante florecen el románico de la parte residencial y la capilla gótica, hacen de esta construcción una de las paradas más interesantes de la Ruta romántica.

Viena

De la ciudad de Viena poco se puede contar que no se haya dicho ya. La majestuosidad de la Ciudad Imperial hacen de ella un destino que bien merece una escapada sólo para conocerla.

La capital austríaca ofrece infinidad de ofertas interesantes tanto para familias con niños, como para aquellas personas que desean disfrutar de un destino diferente, lleno de propuestas culturales, gastronómicas o de ocio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios