www.inoutviajes.com
Carlos Díez de la Lastra
Ampliar
Carlos Díez de la Lastra

Celebrado en Marbella, el VIII InterEcoForum, dedicado a la sostenibilidad en el sector del agua

martes 26 de marzo de 2019, 10:34h
Instagram

Les Roches Marbella Global Hospitality Education, escuela internacional de alta dirección de hotel, ha acogido durante estos días el VIII InterEcoForum, la reunión internacional que cada año organiza TOP5 Spain, y que ya se ha convertido en un punto de referencia para conocer los últimos avances del sector energético y el desarrollo sostenible. Este año, además, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Agua, ya que 2018-2028 ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como un decenio internacional para la acción "Agua para el Desarrollo Sostenible", InterEcoForum ha querido poner el foco en la necesidad de implementar políticas de conservación de los recursos como el agua; núcleo del desarrollo sostenible y fundamental para el desarrollo socioeconómico, los ecosistemas saludables y la supervivencia humana.

La cita, incluida en la lista oficial de eventos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), ha contado con la presencia de representantes de hasta 20 países, que han coincido en señalar la importancia de garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento como parte vital del crecimiento de todas las comunidades. Un objetivo que pasa, según Álvaro Hidalgo, profesor de finanzas de Les Roches, por invertir en infraestructuras hidráulicas y tecnologías innovadoras. “Solo en sistemas urbanos de agua, en España se destina una media 22,80 euros por habitante y año, mientras que en África la inversión global es de 7,10 Euros (habitante/año). Hay que cerrar la brecha de inversión que existe entre países desarrollados y en vías de desarrollo si queremos acabar con la crisis de agua dulce”. En este sentido quiso recordar que el 5% del PIB de África se pierde debido a la falta de acceso a agua y saneamiento. “Se trata de un problema de escala mundial, y los países como España, que son un ejemplo del uso consciente del agua tienen mucho que aportar”.

El turismo como motor del cambio

Los beneficios de un turismo sostenible no sólo impactan en el capital; su fuerza es tal que se ha convertido en un vehículo para mejorar la vida de las localidades, preservar el patrimonio cultural, elevar la sensibilización hacia el medio ambiente o activar políticas éticas. Hoy los viajeros escogen sus destinos en función de parámetros que van más allá de lo racional; ahora también importa la experiencia, las conexiones con lo local, o el compromiso de los agentes involucrados en todas las etapas del recorrido. Esto incluye agencias, operadores turísticos, transporte, restaurantes y por supuesto hoteles, que en la última década han sabido transformar su visión sobre el uso eficiente de los recursos; desde las recomendaciones a los huéspedes para ahorrar agua a verdaderas prácticas renovadoras basadas en la economía circular. Ya sabemos que el 87% de los viajeros apuesta por un turismo sostenible, algo que hace presagiar un aumento cada vez más vertiginoso de nuevos consumidores con mentalidad social; una reflexión que según Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches Marbella, nos posiciona ante un nuevo contexto “la apuesta por una industria responsable y de calidad ya no es un reto; es una realidad para un altísimo porcentaje de viajeros y por lo tanto un imperativo para aquellas empresas que quieran seguir formando parte de uno de los colectivos más poderosos del planeta”.

Los países en vías de desarrollo, afectados por la escasez de agua dulce, asegura Álvaro Hidalgo, deben utilizar nuevas herramientas para alcanzar sus objetivos, y el turismo es un motor del cambio y un impulso al progreso de la economía local que no se puede obviar. “El turismo es capaz de liderar programas de desarrollo sostenible e involucrar a los huéspedes en estrategias de eficiencia y ahorro de recursos; crear redes de asesoría para mostrar a los municipios cómo gestionar los activos turísticos dentro de sus áreas y maximizar sus oportunidades; fomentar la movilización de inversión en infraestructuras, desarrollar programas de Participación Público Privada (PPP) entre empresas de la industria hotelera y entidades locales o regionales; y activar los fondos disponibles de los municipios”.

Les Roches, que forma parte desde el año 2017 de la OMT y acepta los principios del Código Ético Mundial para el Turismo, siempre ha apostado por vincular turismo a sostenibilidad como parte indispensable de su programa formativo. Para Carlos Díez de la Lastra “no hay una sector fuerte sin un beneficio o impacto positivo en la comunidad. Nuestros graduados, que hoy dirigen grandes hoteles en los mejores destinos del mundo trabajan para hacer felices a sus clientes, y ofrecer experiencias únicas a los viajeros, pero eso sólo es posible cuando lo hacen guiados por valores, y principios éticos, y un profundo respeto por el entorno y sus recursos naturales”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.