www.inoutviajes.com
Oceanogràfic: La naturaleza nos habla… y nos mira
Ampliar

Oceanogràfic: La naturaleza nos habla… y nos mira

viernes 13 de septiembre de 2019, 09:42h
Instagram

Con ojos de curiosidad, de sorpresa, de enfado, de incomprensión…

Todos los animales que están en el Oceanogràfic tienen una mirada - ¿y una opinión? – sobre los humanos, igual que los humanos sobre ellos, hasta que llega un momento que no se sabe quién observa a quién, ni con qué intención…

Seres vivos, principalmente del medio marino.

Seres vivos que ni conocemos ni reconocemos.

El Oceanogràfic está para concienciarnos sobre la importancia de la naturaleza y el medio ambiente

¿Es posible que haya tantas especies de peces?

¿Es posible que haya tantas especies de animales?

Pues aquí están para sacarnos de dudas o para plantearnos algunas como ¿cómo pueden convivir tantos peces de tan distintas especies sin problema? ¿Por qué el ser humano no puede hacer igual?

¿Cómo pueden estar juntos en el mismo espacio (marino) una raya, una manta y un tiburón, además de infinidad de otros peces sin que se origine ningún percance?

La naturaleza nos habla, más bien nos grita para decirnos que ella puede vivir sin nosotros que fuimos los últimos en llegar, pero nosotros no podemos vivir sin ella, aunque la maltratemos continuamente…

Y para concienciarnos sobre la importancia de la naturaleza y el medio ambiente y mostrarnos cientos de especies que habitan en ¿nuestro? planeta, algunas en peligro de extinción, está el Oceanogràfic…

Es un intenso recorrido que comienza en la entrada con las medusas, los tiburones martillo…

Hasta llegar al primer túnel submarino y vernos rodeados de peces de distinto tamaño y catadura, que muchas veces nos ignoran y otras nos miran entre sorprendidos y enfadados ¿con quién o con qué?...

Y la estrella de este recorrido son los tiburones, en el otro túnel submarino, el más largo de Europa, donde los visitantes se detienen entre curiosos y un poco temerosos cuando ven a los escualos abrir su enorme boca que parece que quieren tragarlos a través de las paredes de cristal…

De nuevo en el exterior que mejor modo que acabar buscando y contemplando a los cocodrilos, o las tortugas gigantes de Aldabra…

El Oceanogràfic de Valencia es el acuario más grande de Europa. Ubicado dentro del complejo arquitectónico vanguardista de la Ciutat de les Arts i les Ciències, este paraje reproduce fielmente los ecosistemas marinos más importantes.

Más allá del componente lúdico, su principal objetivo es promover de forma activa la conservación de los mares y de sus habitantes y divulgar la importancia de este mensaje en el mundo.

Para ello, lleva a cabo de manera regular proyectos de investigación y educación relacionados con el mar y los océanos. Y para favorecer el conocimiento de este medio, el Oceanogràfic propone al visitante un viaje a través de los diferentes ecosistemas marinos.

En él podemos encontrar desde cangrejos araña, hasta pingüinos, pasando por delfines, leones marinos, morsas o belugas.

Las zonas húmedas son uno de los ecosistemas más ricos y productivos del planeta

Su arquitectura es obra del equipo de Félix Candela y los ingenieros Alberto Domingo y Carlos Lázaro, autores estos últimos del diseño estructural de las cubiertas. Se trata del oceanográfico más grande de Europa con 110.000 metros cuadrados y 42 millones de litros de agua.

Aquí podemos encontrar más de 40.000 animales de 500 especies diferentes, incluyendo peces, mamíferos, aves, reptiles e invertebrados.

A lo largo del recorrido por las diferentes instalaciones, vamos a poder conocer de cerca el comportamiento y la forma de vida de todos esos animales: delfines, belugas, morsas, leones marinos, focas, pingüinos, tortugas, tiburones, rayas, peces sierra, medusas, estrellas, erizos, crustáceos de todo tipo, además de las aves típicas de zonas húmedas, como las que viven en la Albufera de Valencia y en los manglares tropicales.

Cada edificio se identifica con los distintos ambientes acuáticos: Mediterráneo, Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo, además del Delfinario, con 24 millones de litros de agua y una profundidad de 10,5 metros.

Comencemos por el…

MEDITERRÁNEO

El mar Mediterráneo se sitúa en la franja de los mares templados. Está entre continentes y sus únicas conexiones con otras masas de agua son el canal de Suez y el estrecho de Gibraltar.

Es un mar templado. Poco profundo, relativamente pequeño y prácticamente cerrado entre los continentes que lo rodean. Todo ello hace que el agua circule en él de manera peculiar, lo que ha generado unos singulares ecosistemas y una biodiversidad muy variada. Al entrar en la instalación de Mediterráneo, los distintos ambientes marinos representados seguirán el curso de nuestra inmersión y, según aumente tu profundidad, veremos una muestra de un ecosistema diferente. Empezando en las zonas costeras con el acuario de Posidonia, pasando por las áreas portuarias, el infralitoral y la rompiente y acabando en las zonas más profundas del Mediterráneo. Y desde hace un año se puede disfrutar de la joya de los corales de aguas frías. Un acuario con las gorgonias más grandes del Mediterráneo, la anémona joya fluorescente y el amenazado coral rojo.

HUMEDALES

Bajo una gran esfera de 26 metros de altura están representados dos de los humedales litorales más característicos del planeta: el manglar americano y el marjal mediterráneo.

La instalación de Océanos combina los océanos Pacífico y Atlántico y permite al visitante acceder al mayor número de especies de tiburones

Las zonas húmedas son uno de los ecosistemas más ricos y productivos del planeta. Constituyen el hábitat de cientos de especies endémicas de fauna y flora amenazadas; configuran hermosos paisajes; regulan el ciclo hidrológico y filtran contaminantes, por lo que cumplen funciones ecológicas esenciales. Todos los humedales son unidades de transición entre el medio terrestre y el acuático. Pueden ser continentales y litorales.

MARES TEMPLADOS Y TROPICALES

Los mares templados y tropicales se extienden desde el Ecuador a latitudes cercanas a los círculos polares, comprendiendo por tanto la mayoría de los océanos.

Los mares tropicales tienen una temperatura media de las aguas superficiales de 25ºC. Estas permiten el desarrollo de la mayor biodiversidad del planeta. Los mares templados experimentan oscilaciones térmicas, alcanzando los 12ºC de mínimas, y se distinguen por ser muy ricos debido a los estallidos anuales de plancton. En ellos se encuentran tanto especies residentes como migratorias, las cuales se mueven a través de los mares templados en busca de recursos.

OCÉANOS

En el hábitat “Océanos” se aúnan el Pacífico y el Atlántico.

Los océanos son grandes extensiones de agua en las que, a pesar de los pocos nutrientes que contienen, habitan animales capaces de recorrer miles de kilómetros para buscar su alimento o aparearse. La instalación de Océanos combina los océanos Pacífico y Atlántico y permite al visitante acceder al mayor número de especies de tiburones. Este acuario consta de dos torres submarinas, unidas por medio de un túnel de 35 metros de longitud, que delimitan un único espacio sumergido dentro del mismo tanque. Se trata de uno de los acuarios más grandes del mundo, con un volumen de agua de 6.000m³.

ÁRTICO

Un gigantesco iglú de doce metros de altura, dividido en dos niveles, representa este ecosistema en el que se encuentran las morsas y la familia de belugas.

El nivel superior del Ártico ofrece una primera visión de los dos acuarios: el primero muestra una playa rocosa típica de las regiones árticas donde se exhiben las morsas; el segundo nos abre una ventana a los mares helados y muestra un conjunto de inmensos bloques de hielo que son el hábitat perfecto de las belugas. En el nivel inferior se disfruta de cerca de este ecosistema y de sus habitantes a través de una perspectiva submarina donde sumergirnos en tan gélidas aguas.

ANTÁRTICO

A diferencia del Ártico, el Antártico o polo Sur es un continente cubierto de hielo y rodeado de agua por todas partes. Se encuentra situado en el extremo austral del planeta y está circunscrito por el círculo polar antártico.

En las instalaciones del Oceanogràfic existe el lago vivo, una extensión de agua dulce en pleno proceso de naturalización

El océano Austral que rodea el continente antártico es un mar cerrado por las corrientes que él mismo genera. Su biodiversidad no es muy elevada, pero sí la biomasa. Durante seis meses al año y al igual que en su polo opuesto, la noche no forma parte de estos parajes y el hecho de que la luz perdure durante tanto tiempo genera explosiones de plancton que constituyen la base de la vida para otras muchas especies. Aquí encontramos a los pingüinos.

ISLAS

En esta instalación se pueden admirar los leones marinos sudamericanos. Entre estos se distinguen catorce especies.

En esta instalación al aire libre, que reproduce un punto cualquiera de la costa del sur de Sudamérica, se observa el comportamiento de un grupo de leones marinos. Morsas, focas y leones marinos pertenecen al grupo de los pinnípedos, que utilizan sus patas, anchas y aplanadas, como remos para nadar. Próximamente, esta zona albergará también las Islas Oceánicas.

LAGO VIVO

En las instalaciones del Oceanogràfic existe el lago vivo, una extensión de agua dulce en pleno proceso de naturalización, en la que se puede encontrar una amplia variedad de aves acuáticas.

Entre las especies que se pueden encontrar está el Pato colorado, Tarro blanco o Cisne cantor. Sin embargo, estas instalaciones también son utilizadas por algunas especies de aves que la visitan a lo largo de todo el año procedentes principalmente del Parque Natural de la Albufera y del cauce viejo del Turia.

COCODRILARIO

Ubicado en el lago vivo del acuario, el cocodrilario consta de 450m² de superficie, de los que 410m³ son agua.

Este hábitat cuenta con un amplio espacio al aire libre en el que destaca una zona preparada para propiciar el anidamiento de los reptiles. Se trata de un par de hoyos de 2 x 1 metro, situados en la isleta central y en la zona de playa de la instalación. Estos hoyos cuentan con un sistema de drenaje que asegura la viabilidad de los huevos en caso de lluvia, antes de ser trasladados a la incubadora del acuario para terminar su desarrollo.

DELFINARIO

El Oceanogràfic cuenta con el delfinario más grande de Europa, donde podemos asistir a las exhibiciones educativas de un grupo de delfines mulares.

El Oceanogràfic cuenta con el delfinario más grande de Europa

Con un graderío con capacidad para albergar a más de 1.500 personas, el delfinario se compone de una piscina principal que reúne las mejores condiciones para el estudio y la observación de los delfines. Además, cuenta con cuatro piscinas auxiliares destinadas a fines específicos, como el entrenamiento, la reproducción y los cuidados médicos. Para que el público conozca mejor a los delfines, varias veces al día se realiza una exhibición bioeducativa en la que se muestran las habilidades de estos animales y se explica los aspectos más importantes de su biología, comportamiento y conservación.

Tras este muy interesante recorrido, seguro que algo hemos aprendido…

Aunque sea a respetar un poco más la madre naturaleza, esa madre que siempre va a estar ahí…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.