www.inoutviajes.com
Tesoros de Yamagata: Monstruos de nieve, pistas de esquí y aguas termales
Ampliar
(Foto: yamagatakanko.com)

Tesoros de Yamagata: Monstruos de nieve, pistas de esquí y aguas termales

Instagram

Delimitada por el mar del Japón al oeste y las montañas al este, la prefectura de Yamagata está definida por su naturaleza. A lo largo de la costa, se encuentran las ciudades portuarias de Tsuruoka y Sakata, mientras que, en el interior, está Zao Onsen, un área de aguas termales, pistas de esquí poco transitadas y espectaculares árboles cubiertos de nieve, conocidos como «monstruos de nieve». El templo de montaña Yamadera es el tema de uno de los poemas haiku más famosos y Ginzan Onsen es una pintoresca ciudad de fuentes termales asentada sobre una antigua mina de plata.

Zao Onsen, área de aguas termales, pistas de esquí poco transitadas y espectaculares árboles cubiertos de nieve, conocidos como «monstruos de nieve»

Imprescindibles

Zao Onsen, estación de esquí y aguas termales con implacables monstruos de nieve.

Yamadera, también llamado Risshakuji, un templo construido sobre una imponente colina

Monte Gassan, la más alta de las tres montañas sagradas de Dewa Sanzan

Castillo de Yamagata, un castillo humilde, pero histórico, ubicado en el centro de la ciudad de Yamagata

EXPLORAR YAMAGATA POR ZONAS

Ciudad de Yamagata

Una base perfecta para aventuras alpinas y nieve en polvo

La capital de la prefectura de Yamagata es un centro cosmopolita que permite a los visitantes adentrarse en un rincón fascinante de Japón con una rica cultura, aguas termales relajantes, montañas elevadas y pistas de esquí.

NO PERDERSE

El antiguo y envolvente Templo de Yamadera

Los baños termales y las visitas al castillo en Kaminoyama Onsen

Los monstruos de nieve alpinos del monte Zao, que cobran vida en febrero.

YONEZAWA

Un hermoso y bucólico entorno rural que fue gobernado por un famoso samurai

Yonezawa, situada en el extremo sur de la prefectura de Yamagata, fue la capital del poderoso clan Uesugi en el siglo XVII. Esta localidad rica en historia, también es famosa por su tradición textil, la elaboración de sake y su famosa ternera.

NO PERDERSE

El parque de Eboshiyama

El castillo Yonezawa en el corazón de la ciudad

El festival anual de Uesugi, donde se recrea con gran intensidad la batalla de Kawanakajima

TSURUOKA Y SATAKA

Ascender a tres picos sagrados, conocer aprendices de geisha y beber un sake galardonado

La capital de la prefectura de Yamagata es un centro cosmopolita que permite a los visitantes adentrarse en un rincón fascinante de Japón

La región de Shonai, situada entre el mar y la montaña en una extensa llanura cerca del mar de Japón, destaca por su abundante producción de arroz, montañas sagradas y arraigadas tradiciones.

Tsuruoka y Sataka son dos destinos perfectos para aquellos que busquen ponerse en contacto con su lado espiritual, quienes podrán además ascender a tres picos asociados con distintas etapas de la vida, realizar un crucero por el río a través de una garganta montañosa, probar algunos de los mejores sakes del mundo en Oyama, y disfrutar de experiencias artísticas y culturales inusuales.

NO PERDERSE

El acuario Kamo y sus coloridas medusas

Los espectáculos de geishas en la casa del té Somaru Maiko

Un paseo en barco por el río Mogami

Monte Zao, un paraíso para los deportes de invierno con un onsen al aire libre y quesos artesanales

En el monte Zao, que atraviesa el límite entre las prefecturas de Yamagata y Miyagi, se encuentra una de las mejores estaciones de esquí de Tohoku. En los pintorescos alrededores se puede encontrar aguas termales rejuvenecedoras y el delicioso queso local.

Estación de esquí con aguas termales de Zao

Zao es un destino ideal para toda la familia: en la estación de esquí con aguas termales de Zao hay cabida para todos los niveles, desde esquiadores principiantes hasta expertos.

La estación cuenta con algunos increíbles saltos de esquí para esquiadores profesionales y adictos a la adrenalina. Para pasar el día más relajado, siempre hay que dar un paseo por el paraíso blanco de las montañas y participar en una divertida excursión con raquetas de nieve. Y para terminar el día, un relajante baño en uno de los enormes baños al aire libre de Zao.

La estación de esquí, la mejor estación de esquí de la prefectura de Yamagata

La estación de esquí de Zao Onsen, el lugar de diversión perfecto para el invierno, es una de las más populares del norte de Japón. La pista más larga tiene 10 kilómetros y es un lugar maravilloso para divertirse en invierno. tiene 42 remontes, teleféricos y una cabina que sube hasta la cumbre de 1841 metros. En la estación se imparten multitud de cursillos para esquiadores y snowboarders, con rutas que atraviesan bosques y trampolines para adictos a la adrenalina y esquiadores experimentados. En la estación se pueden alquilar los equipos, y contratar clases privadas de esquí en inglés.

Tsuruoka y Sataka son dos destinos perfectos para aquellos que busquen ponerse en contacto con su lado espiritual

En Zao, hay que dirigirse a los remontes más altos para ver algo relativamente único: los monstruos de nieve. En febrero, en pleno invierno, los árboles se cubren de nieve y comienzan a adquirir formas monstruosas. Es como esquiar entre gigantes.

Onsen

Sus aguas, ricas en minerales, son famosas por sus cualidades curativas y embellecedoras, se estima que las aguas curativas de esta zona se descubrieron en el año 110 e. c. El paisaje montañoso añade serenidad a una experiencia de la que se puede disfrutar todo el año. Con la subida de las temperaturas, es una zona ideal para practicar senderismo, ir en bicicleta, explorar los bosques y escalar. Adéntrarse entre los árboles para disfrutar también de la terapia de la naturaleza con un baño de bosque, un nuevo concepto para vencer el estrés mediante la naturaleza que consiste en adentrarse en la atmósfera del bosque. Hay estudios científicos que avalan sus resultados positivos a la hora de fortalecer el sistema inmunitario y reducir la presión arterial, entre otros beneficios.

Las fuentes termales de Zao tienen alto contenido en azufre, un componente que se cree que ayuda a aliviar dolores musculares, mejorar enfermedades crónicas de la piel, y reducir el colesterol y la presión arterial. Bañarse en estas aguas ácidas —que, además, contienen altos niveles de aluminio, sulfato, cloro y hierro— también tiene un efecto embellecedor. Son famosas por sus propiedades rejuvenecedoras y reafirmantes, tanto de la piel como de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a lucir una apariencia más joven y saludable. Por todo esto, Zao Onsen también se conoce como las «fuentes de la belleza».

Durante la visita, se puede elegir entre decenas de baños. La mayoría de hoteles y ryokan —posadas tradicionales japonesas— cuentan con sus propias instalaciones de baño para sus huéspedes. Los visitantes sin alojamiento que quieran disfrutar de varios baños pueden visitar algunas de las instalaciones o balnearios públicos. En total, la zona cuenta con cinco instalaciones para visitantes de día, tres fuentes termales públicas y tres pediluvios. Las primeras ofrecen las mejores instalaciones, aunque el acceso también es más caro. Los baños al aire libre de Zao Onsen y Genshichi brindan la oportunidad de vivir una experiencia balnearia en medio de la naturaleza. Bañarse en un rotenburo rodeado de naturaleza, es particularmente impresionante en invierno mientras nieva.

El misterioso lago situado en el cráter Okama es una de las visitas obligadas de Zao

Los baños públicos son más sencillos y muy económicos. Puede que se tenga que llevar la propia toalla y artículos de baño. En algunos no hay personal para atender, así que no hay que olvidar dejar la donación de acceso en la urna. La ventaja de los baños públicos es su amplio horario, que suele ser de 6:00 a 22:00 todos los días. Los pediluvios públicos, o ashiyu, son un elemento común en muchos pueblos con tradición balnearia. En Zao Onsen hay tres lugares de uso gratuito en los que se puede quitar los zapatos o las botas de esquí para relajar los pies y aliviar dolores. Dos de ellos abren todo el año, mientras que Shinzaemon-no-yu cierra en invierno.

Las maravillas de Zao que cambian cada estación

El misterioso lago situado en el cráter Okama es una de las visitas obligadas de Zao. Si bien no puede competir con otros lagos en cuanto a tamaño, lo que le hace tan especial es el cambio de color dependiendo del clima y la estación. El agua del lago es de color esmeralda desde principios de mayo hasta finales de octubre.

Gastronomía

El queso no es uno de los productos típicos de Japón, pero en Zao Cheese Cabin, se puede disfrutar de una variedad de quesos tiernos y curados producidos localmente durante todo el año. Hay que tomarse un tiempo para explorar toda su oferta de productos lácteos: desde queso, mantequilla y yogures hasta cosméticos y jabones hechos con suero de queso. Los productos más populares son los quesos de untar de deliciosos y sorprendentes sabores, desde tomate y ciruela hasta naranja y arándano, que se pueden degustar untándolos en panecillos salados antes de comprarlos.

Un regalo genuino y perfecto

Las muñecas Kokeshi son el recuerdo perfecto de la visita a Zao que te podrás llevar a casa. Las tradicionales muñecas Kokeshi de madera están muy vinculadas a las aguas termales del norte de Japón y, cada zona, tiene su propia muñeca con un diseño diferente. Aquí se puede descubrir cómo se hacen y crearse las propias muñecas con diseños originales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios