www.inoutviajes.com
Descubrir la naturaleza andorrana de una forma atípica y singular
Ampliar

Descubrir la naturaleza andorrana de una forma atípica y singular

miércoles 20 de julio de 2022, 09:15h
Instagram

Con la llegada del buen tiempo, el 90% de superficie natural que caracteriza al entorno y paisaje andorrano se viste de verde, invitando así a los visitantes a descubrir el patrimonio que guarda el paraíso pirenaico. Desde excursiones por la montaña, miradores con vistas panorámicas que no te dejarán indiferente, hasta alojamientos únicos y exclusivos bajo las estrellas. El entorno rural es un reclamo para aquellos que buscan desconectar, relajarse y olvidarse de su día a día. Andorra propone una auténtica inmersión en la naturaleza.

Alojamientos únicos bajo las estrellas

La combinación perfecta entre aventura y comodidad al aire libre tiene nombre propio: glamping. En Andorra se encuentran espacios en los que disfrutar de esta nueva modalidad de camping. Una experiencia con la que llenar los pulmones del aire fresco del entorno andorrano, dormir bajo las estrellas y observar la belleza paisajística que caracteriza al Principado sin renunciar a la comodidad. Estancias respetuosas con el medio ambiente, para que los amantes de nuevas experiencias puedan conectar con la naturaleza con todo confort. Dichas estancias tienen apariencia de tiendas de campañas, cabañas o burbujas e incluyen todas las comodidades que uno puede encontrar en un alojamiento convencional. Están situadas en medio de la naturaleza, convirtiéndose así en un lujo único, que pocos han experimentado, por el momento.

Si tus vacaciones de verano son familiares, en Sedornet encontrarás hasta 4 tiendas con una capacidad para 10 personas, por lo que puedes disfrutar de este tipo de alojamiento en grupo, con tu pareja o con la familia. En caso de que sea una escapada más íntima, puedes optar por los alojamientos que ofrece Epic Andorra. Dormir en plena naturaleza con todas las comodidades es un hecho con la Domo Coma III, situado a 2.350m. Acuéstate viendo cómo cae la noche en los Pirineos y despiértate con los primeros rayos de luz del día en un entorno mágico. Para los más aventureros, está la opción de dormir en la cabaña del árbol gracias a la cabaña Piolet, con una capacidad máxima de 4 personas y todas las comodidades que puedas desear.

La naturaleza a tus pies

El senderismo es una de las actividades que destaca especialmente en verano, ya que Andorra cuenta con tres espacios naturales: el Valle Sorteny, el de Madriu-Perafita-Claror y los Valles del Comapedrosa. En ellos se pueden encontrar diferentes rutas para disfrutar de distintos terrenos y niveles que se adaptan a los amantes de la montaña de todas las edades. Además de las espléndidas vistas y la enorme diversidad biológica que ofrece el principado, su clima de montaña es un aliciente más para adentrarte al senderismo.

También, el paraíso pirenaico te permite disfrutar de unas vistas panorámicas de las se guardan en la retina. El Mirador del Roc de Quer, en Canillo, es una experiencia en la que sentirás que las montañas te abrazan y con la que tendrás bajo tus pies, los valles de Montaup y de Valira d’Orient. Una de las últimas y más recientes inauguraciones de esta temporada de verano en Andorra es el Puente Tibetano, uno de los atractivos turísticos más impactantes de los Pirineos. Una infraestructura minimalista a 1.875m de altitud, es uno de los puentes colgantes más largos y espectaculares del mundo con un total de 603m de longitud. La pasarela sobrevuela la Vall del Riu a una altura de 158m del suelo y se encuentra en uno de los parajes naturales más impresionantes del país pirenaico. Ambas atracciones turísticas ofrecen un abono combinado al precio de 14,50€ e incluye el traslado en bus, que sale desde el pueblo de Canillo, al lado del Palau de Gel. La entrada para menores de 6 años es gratuita.

Para los amantes del senderismo

Para los más aventureros que disfrutan alcanzando cimas con largas excursiones, las Rutas de Gran Recorrido es vuestra opción. También hay otras opciones para iniciarse al senderismo y sumergirse en la fauna y flora andorrana. Recorridos adaptados a todos los públicos y para todos los niveles.

La Coronallacs es la opción ideal para los más experimentados en el senderismo, una ruta circular de 92 kilómetros que conecta los cuatro refugios guardados de Andorra y atraviesa 20 lagos. Un itinerario que parte desde Escaldes-Engordany y que está pensado para poder hacer noche en cada refugio y así no tener que cargar demasiado peso. En esta experiencia se recorre una media de 18,4 kilómetros diarios y el nivel de dificultad es medio-alto. En la primera etapa podrás pasear por el espectacular Valle de Madriu-Perafita-Claror, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004. El recorrido se extiende por unos senderos y zonas boscosas donde finalmente se encuentra el refugio de l’Illa, a 2.488 metros y donde pernoctar la primera noche. La segunda etapa es más larga pero invita a contemplar la belleza de Andorra en todo su esplendor en los valles de Envalira, el Siscaró e Incles. Después del largo recorrido podrás descansar en el refugio de Juclà. En la tercera etapa se pueden divisar los picos más altos de Andorra e incluso ver algún recebo atravesando un coto de caza. Después de este recorrido de terreno ferruginoso, podrás pernoctar en el refugio de Sorteny, te invitamos a reservar una noche extra para poder descubrir la gran riqueza que ofrece el Parque Natural del Valle de Sorteny, declarado reserva de la Biosfera por la Unesco desde octubre de 2020. Con la cuarta etapa, nos encontramos ante el recorrido más extenso y duro pero en el que encontrar los paisajes de alta montaña más espectaculares. Finalmente encontrarás el refugio de Comapedrosa, que cuenta con paisajes de ensueño para contemplar. La quinta y última etapa arranca tocando la frontera con España, un último recorrido lleno de cumbres y en el que poder observar unas vistas privilegiadas del pico de Aneto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios