www.inoutviajes.com
Parque del Mar
Ampliar
Parque del Mar

Parques y jardines en Palma de Mallorca ideales para los cálidos días de verano

miércoles 07 de agosto de 2019, 12:59h
Instagram
  • Parques y jardines de Palma de Mallorca

    Parques y jardines de Palma de Mallorca
    Parque del Mar

  • Parques y jardines de Palma de Mallorca

    Parques y jardines de Palma de Mallorca
    Jardines S Hort del Rei

  • Parques y jardines de Palma de Mallorca

    Parques y jardines de Palma de Mallorca
    Jardines S Hort del Rei

  • Parques y jardines de Palma de Mallorca

    Parques y jardines de Palma de Mallorca
    Lago Parque del Mar

  • Parques y jardines de Palma de Mallorca

    Parques y jardines de Palma de Mallorca
    Parque de Sa Feixina

  • Parques y jardines de Palma de Mallorca

    Parques y jardines de Palma de Mallorca
    Parque de Sa Feixina

  • Parques y jardines de Palma de Mallorca

    Parques y jardines de Palma de Mallorca
    Parque de las Estaciones

Pasear bajo la sombra de un frondoso jardín o adentrarse en los caminos de un parque siempre es una buena opción para evadirse del calor propio de los meses estivales. Además, estos parajes suelen albergar retales de historia y signos de las manifestaciones culturales de otras épocas llegadas de todas las partes del mundo. Palma es una buena muestra de ello, ya que puede presumir de contar con una gran oferta de bellos parques y jardines en los que resguardarse durante los días de verano disfrutando del frescor que transmite la vegetación y el agua en lugares exóticos y singulares.

La Fundación Turismo Palma 365 invita a descubrir una decena de refrescantes ideas como alternativa al sol y a la playa, sin aglomeraciones y asequibles para todos los bolsillos. Auténticos pulmones verdes en el corazón de Palma capaces de proporcionar sosiego, alivio y una inhalación de aire fresco para aplacar las elevadas temperaturas veraniegas y las inesperadas olas de calor.

Parque del Mar

Se trata del parque desde el que se puede plasmar una de las postales más bellas de Palma, la Catedral y su reflejo en el lago de agua natural con un gran surtidor en medio. A su alrededor, una enorme explanada plagada de pinos, palmeras y naranjos y en su parte más oriental una pequeña zona verde con césped y árboles que proporcionan buena sombra y un área infantil con columpios y toboganes.

Varias esculturas de arte contemporáneo engalanan este parque, como la del diseñador Andreu Alfaro -autor de la escultura de aluminio que se erige en el centro del estanque- o la del artista catalán Josep Guinovart en la zona infantil, compuesta por formas geométricas elaboradas en “marès”, típico en el archipiélago balear. Destaca entre todas ellas un enorme mural de 11 metros formado por más de 200 baldosas realizado por Lluís Castaldo que reproduce una de las últimas obras de Joan Miró.

Este pulmón en el corazón de la capital balear también sirve como escenario de importantes eventos, como el “Cinema a la fresca” o las “Cançons de la Mediterrània”, en los que los escenarios se sitúan en el centro del lago y delante de la Catedral en un marco inigualable. Cabe mencionar también la reforma de las antiguas instalaciones militares, que pasaron a llamarse “Ses Voltes”, cuya parte más representativa es su patio cubierto por una gran carpa de colores dorados y azules donde también se celebran diferentes espectáculos, así como salas colindantes utilizadas para exposiciones.

Jardines de S'Hort del Rei

De origen medieval, es un pequeño jardín ubicado a los pies del Palacio Real de la Almudaina en Palma. A principios del siglo XVI, durante el reinado de Jaime II, tuvo su época de máximo esplendor con todo tipo de árboles frutales, flores y hortalizas. En los años 60 fue reformado dentro del “Plan de recuperación del Palacio de la Almudaina”. Un proyecto por el que se construyeron unos nuevos jardines bajo las órdenes del arquitecto Gabriel Alomar.

Además de disfrutar de un agradable paseo, en estos jardines se pueden ver pérgolas y fuentes de inspiración andalusí. También una alberca donde vive un imponente cisne que atrapa la atención de todos los visitantes y en la que se puede contemplar un arco, que salió a la luz durante la reforma y que, según se piensa, podría haber sido el paso directo de salida desde la fortaleza hasta el mar durante el Medievo. A menudo pueden verse en estos jardines a los llamados “pomperos”, titiriteros que van haciendo pompas de jabón gigantes, principal atracción de los más pequeños.

Jardí del Bisbe

Un portón de piedra al más puro estilo de la madrileña Puerta de Alcalá es la puerta de entrada al llamado "Jardín del Obispo" o "Jardín Episcopal" de Palma. Un espacio único, ya que, a pesar de estar en pleno centro de la ciudad, es un lugar tranquilo y sosegado con un mucho encanto. Este oasis mantiene la distribución clásica de los jardines de las casas señoriales de Palma, con divisiones para los frutales, hortalizas y una zona ornamental. Da la bienvenida al visitante un camino de altos cipreses y acto seguido se vislumbra la fachada trasera del Palacio Episcopal. Un jardín que invita a ser descubierto a sorbos pequeños, recorriendo sus caminales entre acequias, granados, plantas medicinales, arbustos típicos y “cossiols” (macetas típicas mallorquinas).

Parque de Sa Feixina

Ubicado en el centro de Palma y construido en el siglo XVII acompañando el cauce de La Riera hasta el mar, este parque separa el Museo de Arte Contemporáneo Es Baluard y el Paseo Marítimo y se erige como una gran zona verde entre el mar y la ciudad. Lo preside un monumento en recuerdo a los caídos en el Crucero Baleares y es un lugar idóneo para descansar después de haber recorrido el centro histórico de la ciudad. Como atractivo complementario, suele haber mercadillos y actuaciones improvisadas, lo que lo hace aún más agradable.

Parque de Sa Riera

Es uno de los parques más conocidos por su extensión y elevado número de servicios que ofrece, ideal para practicar deporte, pasear o jugar con los más pequeños, ya que cuenta con una gran área infantil. Su castillo de columpios imita la forma del famoso Castillo de Bellver de Palma y tiene toboganes cubiertos y descubiertos, pequeñas zonas de escalada, barras para deslizarse y pasarelas. También dispone de skatepark, campos de fútbol, de baloncesto, voleibol y un anfiteatro para espectáculos. Una magnífica opción para disfrutar de una tarde en familia jugando, paseando por sus senderos, practicando deporte o haciendo un divertido pic-nic al aire libre.

Parque de las Estaciones

Esta céntrica zona verde debe su nombre a que está situada en lo que antes fueron los ferrocarriles de Mallorca. Su extensión es tan grande como cinco manzanas y dispone de senderos pavimentados y zonas verdes ideales para realizar tranquilos paseos, pequeñas rutas en bici e incluso deportes como el running. Este parque cuenta con una gran variedad de árboles y plantas, así como bancos y fuentes para disfrutar de una merienda campestre al aire libre. Pero, sin duda, una de sus principales atracciones en verano son sus fuentes con chorros que emergen desde el suelo y que hacen las delicias de los más pequeños, que ataviados con sus chanclas y bañadores disfrutan corriendo sobre estos refrescantes surtidores.

Jardines de la Misericordia

Este pequeño y encantador parque envuelve al visitante con su abundante vegetación, zonas sombra y agradables rincones donde sentarse a leer, escuchar música, conversar o, simplemente, descansar. Destaca en él un enorme árbol centenario que fue traído desde Australia y plantado en el año 1830.

En la antigüedad albergaba el Jardín Botánico de Palma, impulsado por el capital general Josep Maria d’Alós i Mora en 1827 con el fin de promover los estudios botánicos y suministrar plantas medicinales a la farmacia del Hospital General de Mallorca. El antiguo edificio de la Misericordia, que fue una institución de caridad fundada por los Jesuitas en 1565 que acogía huérfanos, pobres y ancianos. Está rodeado de un muro enrejado y se accede a él por una portalada de estilo regionalista, construida a principios del siglo XX. Este “aislamiento”, que aporta la sensación de encontrarse en mundo sereno y sosegado, es un bello lugar para descansar en pleno corazón de Palma.

El primer y tercer sábado de cada mes acoge la ‘Feria del Coleccionista’, con venta de libros, cómics y vinilos antiguos y de ocasión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.