www.inoutviajes.com
Sofonisba Anguissola y Lavinia Fontana. Historia de dos pintoras
Ampliar

Sofonisba Anguissola y Lavinia Fontana. Historia de dos pintoras

Instagram

Museo del Prado.

Hasta el 2 de febrero de 2020

En el marco de la celebración de su Bicentenario, el Museo del Prado presenta “SofonisbaAnguissola y Lavinia Fontana. Historia de dos pintoras”, una exposición que reúne por primera vez los trabajos fundamentales de dos de las mujeres más notables de la historia del Arte de la segunda mitad del siglo XVI.

A través de un total de sesenta y cinco obras -cincuenta y seis de ellas, pinturas- procedentes de más de una veintena de colecciones europeas y americanas, el Museo del Prado recorre la trayectoria artística de estas dos pintoras, que alcanzaron reconocimiento y notoriedad entre sus contemporáneos, pero cuyas figuras se fueron desdibujando a lo largo del tiempo.

Comisariada por Leticia Ruiz, jefa del Departamento de Pintura Española hasta 1500, esta exposición se podrá visitar en la sala C del edificio Jerónimos hasta el 2 de febrero de 2020.

En palabras de Leticia Ruiz: “La pintura para mujeres tan adelantadas a su tiempo como Sofonisba y Lavinia tenía un gran simbolismo: les servía para tener una vida propia y para mejorar la historia de su propia familia, lo cual es importantísimo para dos mujeres del siglo XVI”. En el caso de Sofonisba, que procede de la pequeña aristocracia con poco poder económico y con una familia de seis hijas y un varón, sus aptitudes y su puesto como dama de corte hicieron que la familia no estuviera abocada a la ruina por tener que pagar la dote de seis mujeres.

La exposición engloba muchos autorretratos en los que las autoras quieren mostrarse como virtuosas (no solo en pintura, también en música o literatura) y además mujeres comme-il-faut, con comportamientos adecuados para jóvenes de su época. Sofonisba se vuelve una mujer muy afamada, hasta el gran pintor Miguel Ángel se tomará el tiempo de ver sus dibujos; cuando Felipe II contrae nupcias con Isabel de Valois, se la solicita como Dama de Corte, lo máximo a lo que puede aspirar socialmente. Fue además una mujer que fue contra las convenciones sociales, que no tuvo hijos, que se casó a los 41 años con su primer marido y que no pidió permiso al rey para casarse con el segundo. Sobre todo, es importante porque fue, según Leticia Ruiz, “un paraguas como parangón para muchas mujeres que vinieron detrás y que se dieron cuenta de que se podía ser lo que la sociedad quería de las mujeres y, además, una profesional”.

Lavinia Fontana fue la primera pintora profesional de la historia. Su marido, también pintor, entendió que ella era la virtuosa de la pintura y, a pesar de las chanzas de la gente, abrieron el primer estudio abierto Lavinia Fontana, convirtiéndola en la primera mujer en la historia de la pintura con estudio abierto. Su obra fue fructífera, hizo retratos y también aposto por subgéneros: grupos, miniatura, retratista; reflejó muy bien el lujo dela sociedad protagonizada por las mujeres de Bolonia. Además, fue la primera pintora que realizó desnudos a gran tamaño (cuyas mejores obras estarán recogidas en esta exposición) y que realiza imágenes tan novedosas como un ser humano tocando a dioses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.