www.inoutviajes.com
Durante más de 50 días, el carnaval toma las calles de Uruguay
Ampliar

Durante más de 50 días, el carnaval toma las calles de Uruguay

martes 18 de febrero de 2020, 11:11h
Instagram
  • Carnaval de Uruguay

    Carnaval de Uruguay

  • Carnaval de Uruguay

    Carnaval de Uruguay

  • Carnaval de Uruguay

    Carnaval de Uruguay

  • Carnaval de Uruguay

    Carnaval de Uruguay

  • Carnaval de Uruguay

    Carnaval de Uruguay

  • Carnaval de Uruguay

    Carnaval de Uruguay

Durante más de 50 días, el carnaval toma las calles de Uruguay en desfiles callejeros y escenarios por la ciudad. El color y la alegría inundarán a los visitantes que se atrevan a disfrutar de los espectáculos de esta fiesta declarada Patrimonio de la Humanidad.

El mes de febrero nos deja unas cuantas fechas ineludibles en el calendario de todo amante de los viajes: San Valentín se convierte en la excusa perfecta para una escapada romántica, y de la mano del carnaval, la alegría inunda nuestras almas y nos invita a descubrir destinos llenos de luz, música y festividades con motivo de la llegada de la cuaresma. Esta fiesta toca muchos destinos en España, pero también tiene una acogida muy especial en Latinoamérica, y en concreto, en Uruguay.

El Carnaval de Uruguay comenzó el 23 de enero con el Desfile Inaugural en Montevideo. El 6 y 7 de febrero llega el Desfile oficial de Llamadas. Este toma su nombre de “la llamada del tambor”, una actividad que los afrodescendientes realizaban para reunirse “en extramuros”. Delante de cada agrupación, un estandarte simboliza la tribu o etnia a la que pertenecían. Después le siguen la el cuerpo de baile y los personajes ancestrales. Cerrando el grupo, y delante de los tambores, las vedettes de las Llamadas se convierten, por una noche, en cenicientas de un cuento de hadas montevideano gracias a sus sensuales bailes. Pero esta celebración tan solo es un aperitivo de lo que se encontrarán los visitantes de Uruguay en la semana clave de carnaval.

Entre el 22 y el 24 de febrero, la ciudad de Artigas, que limita con Brasil, celebra el carnaval al ritmo de samba. Su característica música, el color, las alegorías y la belleza inundan la avenida Lecueder, la principal de la ciudad, en un impresionante sambódromo. Cada día, 20.000 espectadores acuden a disfrutar de estos desfiles que, a lo largo de sus tres días de celebración, recibe a 5.000 participantes. Cuando estos acaban, la fiesta no termina, ya que los clubes de la ciudad ofrecen tradicionales bailes de carnaval hasta que sale el sol por el horizonte.

En Durazno, a dos horas de Montevideo, llegan el 15 de febrero las ‘Llamadas de Durazno’, uno de los desfiles de comparsas más importantes del país. En el mismo se dan cita 30 agrupaciones de negros y lubolos llegados desde todos los rincones del país para darse cita el sábado 15 de febrero al ritmo del candombe.

Para todas las familias, el Carnaval de la Pedrera se convierte en una cita ineludible. Ha recuperado el espíritu con el que se creó: creatividad, arte, familiar y divertido. El lunes 24 de febrero, por la tarde, la avenida principal de la ciudad se llena divertidos y coloridos personajes, en donde los niños se convierten en los grandes protagonistas de la celebración. Además, los cabezudos, los malabares y los tambores cobran fuerza en una fiesta pensada para toda la familia.

En Melo, capital del Departamento de Cerro Largo, el Carnaval se disfruta también con muchas reminiscencias con el país vecino. Sus destiles por la calle toman la principal calle de la ciudad, Aparicio Saravia, los días 22, 23, 28 y 29 de febrero, en un recorrido de 800 metros en el que se instalan gradas en ambos lados al estilo del sambódromo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.