www.inoutviajes.com
Pueblos encantadores, patrimonio, cultura, naturaleza cautivadora… primavera en Alentejo
Ampliar
(Foto: Arraiolos)

Pueblos encantadores, patrimonio, cultura, naturaleza cautivadora… primavera en Alentejo

viernes 13 de marzo de 2020, 11:03h
Instagram
  • Alentejo

    Alentejo
    Arraiolos

  • Alentejo

    Alentejo
    Castillo de Marvao

  • Alentejo

    Alentejo
    Elvas

  • Alentejo

    Alentejo
    Etremoz

  • Alentejo

    Alentejo

  • Alentejo

    Alentejo

  • Alentejo

    Alentejo

  • Alentejo

    Alentejo
    Reguengos de Monsaraz

Llega la primavera y con ella una oportunidad fantástica para hacer una escapada cerca de casa y desconectar de la rutina y del bullicio de la ciudad. Cuando pensamos en el lugar perfecto para evadirnos y descansar y “huir” a un lugar con baja densidad de gente, solo se nos viene a la mente un destino, Alentejo. Costa y campo, tradición y modernidad, relax y diversión, se juntan en la región más grande de Portugal, dando lugar a una experiencia de lo más completa y que activa todos los sentidos.

Alentejo es el lugar perfecto para realizar esta escapada ya que se puede ir en coche, lo cual aumenta la flexibilidad y hace más cómodo el viaje y, además, ofrece sinfín de alternativas al alcance de los viajeros que buscan conocer otras culturas, ver verdes y floridos paisajes, experimentar nuevas sensaciones... y mucho más.

El paisaje interior de Alentejo es un escenario digno de ver y de recorrer, por ello es imprescindible para aquellos que buscan empaparse de cultura y de tradición, realizar una ruta por algunos de sus pueblos rurales.

Una buena primera toma de contacto empieza por conocer Elvas. A tan sólo media hora en coche de Badajoz, se la conoce por la riqueza de su patrimonio histórico. Su conjunto de fortificaciones-baluartes, el más amplio de todo el mundo, está catalogado desde 2012 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tampoco puede dejarse de visitar el acueducto medieval de Amoreira, de 40 metros de altura y el casco antiguo de la ciudad.

A su vez, muy próxima de la frontera con España se encuentra Marvão, una villa rodeada por unas imponentes murallas. Es un lugar ideal para desconectar del bullicio y para disfrutar de una panorámica de la Sierra de São Mamede cuando se pone el sol. En su interior encontrarás casas con tejados pintorescos y una decoración a base de flores de colores.

Sin duda, la siguiente parada es en la capital de Alentejo, Évora, cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1986. Destaca su belleza panorámica custodiada por una muralla conservada a la perfección y por su centro urbano de calles empedradas que transportarán al viajero a la época medieval.

Limítrofe con el distrito de Évora nos encontramos al sur con Beja, en el Baixo Alentejo, visita obligatoria sobre todo en primavera ya que celebran el festival Terras Sem Sombra, el único festival de música sacra del mundo y que recorre diferentes ciudades para dar a conocer el patrimonio y riqueza cultural de la región.

Ciudades como Estremoz, una de las famosas ciudades de mármol, Arraiolos, que destaca por su colorido interior y por su fama textil y Monsaraz, que es considerado uno de los pueblos más bonitos de Alentejo por su belleza natural y por ser uno de los mejores conservados de la zona, no pueden faltar en la ruta por el Alentejo rural.

Sin dejar atrás todo lo que Alentejo ofrece, en cuanto a naturaleza se refiere y para aquellos que busquen disfrutar de los paisajes más espectaculares y vivir una auténtica aventura, no pueden irse sin descubrir la Ruta Vicentina. Un itinerario formado por el Camino Histórico y el Sendero de los Pescadores: 340 kilómetros que permiten explorar la diversidad paisajística de la región, de naturaleza, flora y fauna sin igual y descubrir tanto la cultura rural del interior como su zona costera.

Otra forma de respirar aire puro y conectar con la naturaleza, es visitar alguna de las múltiples reservas naturales de la región, como el Parque Natural de la Sierra de S. Mamede, donde la naturaleza se expresa de una forma especialmente exuberante. Muy rica desde el punto de vista geológico, llaman de inmediato la atención del viajero los imponentes cuarcitos de la sierra, que marcan el paisaje con extrañas esculturas.

Si eres de esos que prefieren llenarse de adrenalina con actividades al aire libre, en los ríos, en las albuferas y en la costa se pueden practicar múltiples actividades náuticas. Desde actividades más calmadas como practicar paddle surf en el Lago Alqueva, hasta otras más intensas como practicar trekking en cualquiera de los caminos de la región. El embalse de Alqueva ofrece, además, la oportunidad de practicar piragüismo a la luz de la luna, algo que resulta realmente apasionante o sobrevolarlo en globo. Vistas panorámicas, donde podrás observar los colores del campo alentejano y descubrirás todos los rincones que solo se ven desde el cielo. Una experiencia única y un recuerdo imborrable.

Para hacer del viaje a Alentejo una experiencia única, en la que cumplir tu deseo de escapar de la rutina hacia la naturaleza y lo rural, no puedes dejar de alojarte en uno de sus hoteles boutique con encanto. Imani Country House, para descubrir el interior de Alentejo, o el nuevo hotel boutique Travassos 11, una casa histórica con un toque contemporáneo, donde disfrutarás de una auténtica experiencia portuguesa en un lugar de excepción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios