www.inoutviajes.com
Visita el Teatro-Museo Dalí como nunca habías hecho
Ampliar

Visita el Teatro-Museo Dalí como nunca habías hecho

Instagram

En estos días de confinamiento, la Fundación Dalí ofrece la posibilidad de visitar el Teatro-Museo Dalí de Figueras desde casa con una nueva tecnología. A diferencia de otras, Matterport permite una visita virtual interactiva e incorpora la visualización tipo "casa de muñecas", similar a una maqueta 3D en la que se observan las salas sin paredes. Nunca antes se habían visto las salas del museo desde esta perspectiva.

Enlace de acceso para la visita virtual:

Visita virtual al Teatro Museo Dalí

El Teatro-Museo Dalí, inaugurado en 1974 y construido sobre los restos del antiguo Teatro Municipal de Figueres, está considerado como la última gran obra de Salvador Dalí. Todo en él fue concebido y diseñado por el artista con el propósito de ofrecer al visitante una verdadera experiencia y llevarlo al interior de su mundo cautivador y único.

La colección del Teatro-Museo Dalí permite al espectador aprehender toda la trayectoria artística de Salvador Dalí (1904-1989) a través del más amplio abanico de obras. Recorrer sus salas es viajar desde sus primeras experiencias artísticas hasta las obras de los últimos años de su vida, pasando por el surrealismo, la mística nuclear y la pasión por la ciencia.

La visita al Museo representa una oportunidad única de observar, vivir y disfrutar de la obra y el pensamiento del genio. Como explicó el propio Dalí: «Es evidente que existen otros mundos, eso seguro; pero, como ya he dicho muchas veces, esos otros mundos están en el nuestro, residen en la tierra y precisamente en el centro de la cúpula del Museo Dalí, donde está todo el nuevo mundo insospechado y alucinante del surrealismo».

Orígenes y creación

El embrión del proyecto del Teatro-Museo surge a principios de los años sesenta del siglo pasado. Ramon Guardiola, entonces alcalde de Figueres, pide a Salvador Dalí que done una obra para el Museu de l'Empordà. La respuesta de Dalí no se hace esperar: a Figueres no le regalará solo una obra, sino un museo entero:

«¿Dónde, si no en mi ciudad, ha de perdurar lo más extravagante y sólido de mi obra, dónde si no? El Teatro Municipal, lo que quedó de él, me pareció muy adecuado, y por tres razones: la primera, porque soy un pintor eminentemente teatral; la segunda, porque el teatro está justo enfrente de la iglesia en la que fui bautizado; y la tercera, porque fue precisamente en la sala del vestíbulo del Teatro donde expuse mi primera muestra de pintura».

Por expreso deseo del artista, el lugar en el que va a ubicarse el proyecto daliniano es el antiguo Teatro Municipal de Figueres. El edificio, destruido por un incendio al final de la Guerra Civil, había quedado reducido a su estructura periférica. El techo de la platea se había hundido, y de los palcos solo quedaban los pasillos de acceso y, del escenario, el arco de la boca de escena y los almacenes laterales. El vestíbulo y el salón de descanso eran las únicas dependencias que se habían conservado más o menos intactas. El artista se propone entonces aprovechar el encanto espectral que ofrecen las ruinas del viejo teatro para instalar en él su futuro museo.

A partir de la década de los setenta, Dalí se entrega al proyecto museístico con una dedicación plena, interviniendo en los trabajos y diseñando los más mínimos detalles, hasta convertirlo en realidad el 28 de septiembre de 1974 con la inauguración oficial del Teatro-Museo Dalí. Uno de los elementos más visibles del Museo, la estructura reticular transparente en forma de cúpula geodésica que corona el edificio, fue fruto de un encargo de Salvador Dalí al arquitecto murciano Emilio Pérez Piñero (1935-1972). Hoy día, la cúpula se ha convertido no solo en el emblema del Teatro-Museo, sino también en todo un símbolo para la ciudad de Figueres.

El Museo, hoy

Las diferentes colecciones de la Fundación Gala-Salvador Dalí incluyen obras de arte de todo tipo: pinturas, dibujos, esculturas, grabados, instalaciones, hologramas, estereoscopias, fotografías, etc. De estas, unas 1.500 se exponen en el Teatro-Museo Dalí de Figueres.

Bajo el nombre de Teatro-Museo Dalí se agrupan tres espacios museísticos diferenciados que proponen al visitante un recorrido libre y personal a través de sus salas:

  • El Teatro-Museo propiamente dicho, formado por el viejo Teatro Municipal incendiado, que se convierte en Teatro-Museo a partir de los criterios y el diseño del propio Salvador Dalí. Este conjunto de espacios integra un único objeto artístico en el que cada elemento constituye una parte inseparable del todo.
  • El grupo de salas resultante de las progresivas ampliaciones del Teatro-Museo, en que la intervención personal de Dalí es testimonial o inexistente. En estas salas se exponen numerosas obras del legado del artista, las obras e instalaciones estereoscópicas, los anamorfismos así como las nuevas adquisiciones de la Fundación.
  • Las salas de exposición Dalí·Joyas, inauguradas en 2001, con las treinta y nueve joyas de oro y piedras preciosas de la antigua colección Owen Cheatham, dos joyas ejecutadas en un momento posterior y los diseños previos realizados por el pintor.

El Teatro-Museo Dalí contiene un amplio abanico de obras que describen toda la trayectoria artística del pintor ampurdanés, desde sus primeras experiencias artísticas -impresionismo, futurismo, cubismo, etc.- y las creaciones surrealistas hasta las realizadas en sus últimos años de vida. Entre las obras más destacadas que se exponen en el Museo cabe mencionar Autorretrato con «L'Humanité» (1923), Port Alguer (1924), El espectro del sex-appeal (1932), Retrato de Gala con dos costillas de cordero en equilibrio sobre su hombro (1933), Autorretrato blando con beicon a la plancha (1941), Poesía de América - Los atletas cósmicos (1943), Galarina (1944-1945), La cesta de pan (1945), Leda atómica (1949) y Galatea de las esferas (1952).

Mención aparte merece también el conjunto de obras realizadas por el artista con la finalidad expresa de exponerlas permanentemente en el Museo, y que van desde pinturas y esculturas hasta complejas instalaciones monumentales. Dentro de este grupo destacan la Sala Mae West, la Sala Palacio del Viento, el Monumento a Francesc Pujols y el Cadillac lluvioso (ir a la visita virtual).

Además de las creaciones de Salvador Dalí, también pueden verse obras de otros artistas a los que el pintor invitó a exponer en su Museo, como Antoni Pitxot y Evarist Vallès, e igualmente piezas pertenecientes a la colección privada del pintor, firmadas por artistas como El Greco, Marià Fortuny, Modest Urgell, Ernest Meissonier, Marcel Duchamp, Gérard Dou y Bouguereau. En distintos espacios del Teatro-Museo, además, se presentan obras de John De Andrea, Wolf Vostell, Meifrèn y Ernst Fuchs. Desde la muerte de Salvador Dalí, en 1989, también se puede visitar la cripta con su tumba, situada en el centro del Museo; este espacio fue remodelado en 1997 para acoger una colección de joyas de oro diseñadas por el artista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios