www.inoutviajes.com
Sant Jordi se celebrará el 23 de Julio
Ampliar

Sant Jordi se celebrará el 23 de Julio

jueves 09 de julio de 2020, 11:47h
Instagram

Este año, la aclamada fiesta de Sant Jordi tuvo que cambiar la estructura y modalidad a causa de la pandemia del coronavirus. Tanto es así que, el pasado 23 de abril, por primera vez en la historia de Cataluña, la diada se celebró virtualmente, desprovista de las coloridas paradas de rosas y libros que abarrotan las calles de la Ciudad Condal en cada edición.

Sin embargo, tras la celebración, la Cámara del Libro de Cataluña y el Gremio de Floristas pidieron aplazar la fiesta al próximo jueves 23 de julio. Así pues, en dos semanas, a lo largo del emblemático Paseo de Gracia se agruparán alrededor de 250 o 300 stands – tan solo una tercera parte en comparación con el millar de stands que suele haber habitualmente – de 8x3 o 3x3 metros exclusivos para profesionales del sector del libro, venta de rosas y firma de libros.

Todas las paradas se ubicarán en los carriles centrales del paseo dejando las aceras libres para la circulación de los viandantes y se aplicarán medidas de distanciamiento social necesarias para proteger la salud de todos los asistentes.

Firma de libros

En esta edición del Sant Jordi de verano los autores experimentarán cambios y diferencias respecto a las ediciones pasadas. Aun está por definir pero, probablemente, todas las personas que quieran el libro firmado lo tengan que gestionar con cita previa, con un máximo de treinta personas.

El escritor Gerard Duelo, que presentará su segunda novela Convictos, editada por La Vocal de Lis, es uno de los tantos autores que contará con stand y realizará la firma de libros en esta fecha tan especial.

Convictos, la historia de Australia

A través de Convictos, el escritor muestra el origen y la transformación de Australia como colonia británica y desgrana la cruda situación que tuvieron que vivir los más de 150.000 presos de Inglaterra deportados a Australia desde finales del S.XVIII hasta mediados del S.XIX. Todos los reclusos, obligados a levantar la ciudad que hoy conocemos como Sídney, fueron víctimas de innumerables vejaciones y situaciones infrahumanas durante su periplo, de lo que el autor hace un fiel retrato.

Convictos quiere retratar, a través de las peripecias vitales de una larga serie de personajes, la fundación del país que hoy es Australia, en un periodo que abarca desde 1784, cuando Inglaterra se plantea transportar allí a sus convictos, hasta 1838. En estos poco más de cincuenta años, la corona inglesa pasa de considerar ese territorio como un lugar remoto conveniente para deshacerse de su numerosa población reclusa a admitir su potencial como colonia. Pero lo que interesa al autor de esta novela ante todo es describir la dureza de estos primeros tiempos en la colonia y en el trato inhumano y degradante que se les daba a los convictos, así como las injusticias que los nuevos colonos (muchos de ellos ex convictos) cometieron con los aborígenes, desposeídos de sus tierras y casi exterminados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios