www.inoutviajes.com
Casco antiguo
Ampliar
Casco antiguo

Tallin, capital de Estonia, en Navidad, ciudad de cuento de hadas

Instagram

Tallin ha decidido postularse sobre el título de Capital Verde Europea 2023

Tallin decidió solicitar el título de Capital Verde Europea de 2023, que será otorgado En 2021 por la Comisión Europea.

En la sesión del 28 de octubre, el Gobierno de la Ciudad autorizó al alcalde MihhailKálvart a firmar la solicitud e instruyó al Departamento de Medio Ambiente Urbano y Obras Públicas de Tallin para que presentara la solicitud a la Comisión Europea. La iniciativa tiene como objetivo mejorar el entorno de vida de las ciudades europeas, presentar actividades y reconocer los esfuerzos que las ciudades están realizando para mejorar el medio ambiente y la calidad de vida.

Tallin decidió solicitar el título de Capital Verde Europea de 2023, que será otorgado En 2021 por la Comisión Europea

Aunque desconocida para la mayoría del público, Tallin, la bonita capital de Estonia posee interesantes atractivos turísticos tanto patrimoniales como naturales que posiblemente la convertirán en uno de los destinos europeos de moda de los próximos años. Para llegar a Tallin la mayoría de la gente opta por tomar un ferry desde Helsinki, en Finlandia, y así salvar la costa distancia de 80 Km. que separa estas dos capitales.

Tallín sorprende por sus nuevas y bien ejecutadas infraestructuras. El aeropuerto internacional de la ciudad está a 4 Km. del centro y tiene conexiones regulares con todas las capitales europeas.

Ortográficamente hablando siempre hay confusión al escribir el nombre de la capital estonia, no está muy claro si hay que poner dos “eles” o “enes” si va con acento o no… pero lo que sí es seguro es que el nombre significa “fuerte danés”. Este nombre se debe a que esta ciudad fue fundada en XIII por vikingos provenientes de Dinamarca.

El casco antiguo de la Tallín se encuentra en la zona sur justo a la costa y se divide en la parte baja y la parte alta también conocida como Trompea. En la zona baja destacan especialmente los 2,5 Km. de muralla medieval. En el centro de la zona alta se encuentra Raekojaplats, una de las plazas más importantes de la ciudad. Los principales lugares de interés se encuentran emplazados en la zona medieval.

En el casco antiguo no deben dejar de visitar el Museo al Aire Libre, donde se puede aprender más sobre la historia de Tallín en la observación de las ancestrales casas que aquí se conservan. Tampoco deje de subir a la Torre del Ayuntamiento, sin duda, el mejor mirador de la ciudad. El Museo de la ciudad, la Catedral Alejandro Nevski, y el Patio del Rey Danés son los atractivos más interesantes de Trompea. Aproveche su visita a Tallín para degustar su gastronomía y mantener interesantes tertulias en sus animados cafés.

Todo el barrio antiguo se encuentra circundado por parques, que conforman el cinturón verde de la ciudad y que se emplazan en los antiguos fosos de la fortaleza medieval. Muchos viajeros dedican muy poco tiempo a conocer Tallín y por ello en contadas ocasiones se rebasan los predios de las murallas. Sin embargo pasado el verde cinturón, se pueden disfrutar de lugares tan interesantes como la playa Pirita, la bahía de Väna-Joesuu, el jardín botánico, base soviética de Paldiski o el parque Kadriorg. Este último alberga el famoso palacio en estilo barroco de Pedro el Grande.

Tradicionalmente importante puerto del Báltico, la ciudad es nombrada por primera vez con el nombre de Qualeveni en 1154 por un geógrafo árabe. En el año 1219 fue ocupada por los daneses, que le dieron el nombre de "Revle", del que a su vez se derivó la acepción alemana "Revla" y por la que se conoció a la ciudad durante siglos aunque para los estonios era "Taanilinn", la ciudad danesa y que es de donde proviene el nombre actual.

En 1227 fue invadida por la Orden de los Portaespada, una orden militar que se habían instalado en Riga. Algunos años más tarde se establecieron los primeros comerciantes de Lübeck, que construyeron el primer núcleo de la actual Vanalinn, la "ciudad antigua".

Tallin, la bonita capital de Estonia posee interesantes atractivos turísticos tanto patrimoniales como naturales

En 1284 entró a formar parte de de la Liga Hanseática y en el mismo período comenzó la construcción de la muralla de la ciudad. Cuando en 1433 un incendio la arrasó por completo, Reval rivalizaba con la ciudad rusa de Nóvgorod por el dominio de la Liga. A la posterior reconstrucción se debe el aspecto actual del núcleo histórico.

Fruto de la actividad mercantil, los siglos XIV y XV son bastante fructíferos para la economía, como prueban los numerosos edificios construídos en ese período para acoger los diferentes gremios comerciales.

En el siglo XVI la introducción de la Reforma obligó a la destrucción de iglesias y monasterios. Entre 1558 y 1583 tiene lugar la Guerra de Livonia que pone freno al período de desarrollo de la ciudad, y seguidamente es Ivan el Terrible quien quiere ocupar Estonia pero serán finalemente los suecos los que consigan establecerse en el territorio.

El contemporáneo ascenso político y militar de los reyes Vasa en Suecia y su conflicto con Rusia hicieron que a finales de la Gran Guerra del Norte (1700 - 1721) la ciudad cayera finalmente en manos de la rusia de los Zares, en donde permanecería hasta la I Guerra Mundial.

Tallin vió descender rápidamente su número de habitantes de origen alemán en favor de estonios y rusos y el proceso de "rusificación" fue imparable. Hacia finales del siglo XIX comenzó el proceso de industrialización de la ciudad que posibilitaría su crecimiento y la construcción de nuevos barrios.

La II Guerra Mundial y posterior ocupación soviética

En casi cuarenta años, desde finales de la II Guerra Mundial y anexionado el país a la Unión Soviética, la población de Tallin se duplicó básicamente a causa de la inmigración rusa. Este rápido crecimiento se tradujo en la construcción de barrios de edificios de bloques que en nada se diferenciaban de los de cualquier otra ciudad soviética.

Desde 1991, tras la independencia de Estonia de la Unión Soviética, la ciudad es de nuevo la capital de un Estado soberano en independiente.

QUE VISITAR EN TALLIN

Toompea (Parte alta)

Rodeada de verdes parques, la colina de la Catedral fue en los años de la Liga Hanseática la sede del clero y la aristocracia aferrada a los privilegios de su rango en esta ciudadela independiente de la administración civil de Tallinn hasta 1889. Además de los monumentos, Toompea ofrece desde muchos lugares vistas de Vanalinn y del Golfo de Finlandia:

Castillo (Toompealoss)

Sus orígenes se remontan al siglo XIII tras la invasión danesa. Por un lado se pueden distinguir los restos medievales, con la torre Pikk Hermann, y por otro la parte más moderna, de la época de la zarina Catalina de Rusia.

Muralla y torres

Se conserva un tramo de casi dos kilómetros de las murallas originales reforzadas con varias torres como la "Kiek in de Kök" o la "Torre de la doncella".

Catedral rusa Alexander Nevski

De estilo neobizantino, fue construida a finales del siglo XIX, en los tiempos en que el territorio de Estonia pertenecía al Imperio ruso.

Catedral de Nuestra Señora (Toomkirik)

Su aspecto actual es el resultado de numerosas reformas de que ha sido objeto desde que el edificio original fuese construído en el siglo XIII.

En Navidad, Tallin se convierte en una ciudad de cuento de hadas…

Vanalinn (Parte Baja)

Literalmente la "ciudad antigua", es en realidad la parte baja de la ciudad, que se extiende a los pies de Toompea. Sus calles, cerradas al tráfico rodado, con la mayoría de los edificios de entre los siglos XV y XVII, mantienen la atmósfera típica de la ciudad medieval.

PikkJalg

La calle "PikkJalg" o de la "Pierna Larga" conduce desde la muralla hasta la puerta que hay en la Torre Margarita, cruzando prácticamente toda la Parte Baja.

Plaza del Ayuntamiento (RaekojaPlats)

La plaza principal de la parte baja es el lugar en donde siempre se ha celebrado el mercado y es el escenario de los acontecimientos y celebraciones locales más importantes.

Iglesia San Olaf (OlevisteKirik)

Con 124 metros de altura la aguja que corona la iglesia es toda una referencia del casco viejo y conforma parte del skyline de la capital estonia.

Parques y jardines

Parque Kadriorg

Además, en Navidad, Tallin se convierte en una ciudad de cuento de hadas…

Una Navidad de cuento de hadas en Tallin

Durante la época más oscura del año, Tallin se convierte en un verdadero país de las maravillas de Navidad: hermosos árboles de Navidad se colocan en las plazas; las calles y los parques están decorados con luces de Navidad y hay una alegre sensación de anticipación en el aire, ya sea debido a las compras navideñas, eventos culturales o el tiempo de calidad pasado con sus seres queridos en una acogedora cafetería en el casco antiguo.

¿Qué se debe hacer en Tallin para experimentar el mágico sentimiento navideño de la ciudad?

Un tiempo lleno de espíritu navideño y descubrimientos emocionantes

Las siete mejores cosas que hacer en Tallin en Navidad

  1. Dar un paseo por el casco antiguo de Tallin - un auténtico país de las maravillas de Navidad

El casco antiguo de Tallin es único, y no sólo en términos estonios: las calles estrechas están bordeadas de joyas arquitectónicas de los siglos XIII al XVI, el hermoso corazón de la ciudad está rodeado por una muralla defensiva medieval y hay encantadores cafés y pequeñas tiendas de artesanía escondidas en misteriosos patios. En los meses de invierno, el casco antiguo se vuelve mágico: el árbol de Navidad más glorioso de la ciudad brilla en la Plaza del Ayuntamiento, las acogedoras tiendas y galerías venden productos auténticos hechos a mano, y las exhibiciones de arte o incluso las actuaciones se muestran en los escaparates. La gente está patinando en la colina de Harju y el olor a gl'gg caliente y pan de jengibre está en el aire. ¡Ven y descubre el auténtico país de las maravillas navideñas de Tallin!

  1. Encuentra el árbol de Navidad más hermoso de Tallin

Está muy claro que el árbol de Navidad más hermoso de Estonia se encuentra en la Plaza del Ayuntamiento. El primer árbol de Navidad público del mundo colocado en este lugar exacto en el siglo XV. Definitivamente no es, sin embargo, el único árbol de abeto decorado en Tallin: los árboles de Navidad se elevan sobre casi todas las plazas, grandes museos y centros comerciales de la ciudad, cada uno más espléndido que el siguiente. Este año, podrá admirar el árbol de Navidad más grande de Estonia hecho sólo de caña, una serie de bellezas perennes generosamente decoradas, interesantes soluciones innovadoras y, por supuesto, árboles clásicos de Navidad. ¡A ver si los encuentras a todos!

  1. Ser parte de al menos una de las experiencias culturales de Tallin

Durante el ajetreado período de vacaciones, la gente parece olvidar que la Navidad es ante todo un momento para sus seres queridos. ¿Qué podría ser mejor que salir de sus rutinas diarias juntos, visitar una de varias docenas de museos en la ciudad, escuchar un concierto de la iglesia o ver una emocionante obra de Navidad? La vida cultural de Tallin es diversa y muchos museos y atracciones ofrecen programas especiales durante el período de vacaciones. Encuentra la experiencia perfecta para ti en nuestro calendario de eventos navideños.

¡Un consejo especial del elfo de Navidad de la ciudad! Si quieres dar a tus seres queridos experiencias como regalos, consígueles la Tarjeta Tallin. La tarjeta ofrece acceso gratuito a más de 40 de los mejores museos y atracciones de Tallin, transporte público y una serie de otros beneficios. Puedes comprar la tarjeta durante 24, 48 o 72 horas. La tarjeta de plástico es válida durante 12 meses y una tarjeta de adulto incluye a dos niños de hasta siete años de edad de forma gratuita.

En Tallin han preparado preciosas ofertas navideñas en colaboración con hoteles para que pueda tomarse su tiempo y estar cómodo explorando la capital

  1. Participe en un recorrido

¿Crees que conoces Tallin de un paso a otro? O todo lo contrario: ¿no sabes mucho de nada sobre diferentes partes de la ciudad? En los tours por la ciudad, descubrirá lugares que no tenía idea de que existían, ver lugares familiares desde una perspectiva fresca y aprender muchas cosas nuevas y emocionantes. Durante el período de vacaciones, hay mucho que ofrecer: una selección de divertidos viajes de viaje en el tiempo a la Edad Media, paseos en linterna, historias de animales en la ciudad, paseos para la cena y mucho más.

  1. Comprar artesanía estonia y el diseño de Tallin - una excelente idea de regalo de Navidad!

¿Qué deberías darle a la gente para Navidad? Hay docenas de pequeñas tiendas de artesanía y diseño escondidas en el casco antiguo de Tallin que ofrecen auténticas creaciones estonias. Tan auténtico, de hecho, que en varios talleres se pueden ver las obras maestras hechas a mano en el acto. Echa un vistazo dentro del Gremio de Santa Catalina, el patio del Maestro, la tienda estonia, la casa de artesanía estonia o la tienda de Kaarmann, ¡muchas cosas emocionantes suceden aquí los fines de semana! Si quieres algo verdaderamente único para ti o tus seres queridos, ¡haz el regalo tú mismo! Puede elegir entre varios talleres que van desde hacer tarjetas de Navidad hasta tejer una alfombra real.

Hay una variedad de ferias en la ciudad también: el Mercado de Navidad en la Plaza del Ayuntamiento, las ventas navideñas de artistas, artesanos y diseñadores, y eventos benéficos sinceros.

  1. Pruebe los sabores navideños en los restaurantes de Tallin

Desde comida callejera hasta alta cocina, desde cocina nacional hasta fusión y desde restaurantes de lujo hasta cafeterías acogedoras y bares de moda, todo está disponible en Tallin. Durante el período de vacaciones, los menús de Navidad y los especiales de temporada le esperan, que definitivamente vale la pena su tiempo. Si usted siente que es difícil de elegir, puede probar una bebida o un bocado para comer por cinco euros en varios restaurantes en el casco antiguo, que es una gran manera de experimentar con una gran variedad de sabores mientras vaga por las calles medievales cubiertas con luces de Navidad.

  1. Alójese en Tallin por la noche: ¡disfrute de ofertas especiales de hoteles en el centro de la ciudad!

Si parece que no todas sus actividades de Navidad encajarán en un día, pase la noche en Tallin. Han preparado preciosas ofertas navideñas en colaboración con hoteles para que pueda tomarse su tiempo y estar cómodo explorando la capital. Venga solo o con un compañero, familia o amigos y disfrute de unas verdaderas vacaciones en la ciudad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios