www.inoutviajes.com
Susana Guerrero: El Burlesque quiere trasladarte a un mundo de fantasía
Ampliar

Susana Guerrero: El Burlesque quiere trasladarte a un mundo de fantasía

Instagram

Susana Guerrero es artista de variedades y actriz. Lleva más de media vida sobre los escenarios dedicada en cuerpo y alma al Show Business…

Pero…

¿Quién es Susana Guerrero según su propia definición?

Susana Guerrero es una niña que quería bailar, pero a la que le enseñaron que el baile no era para ella. Creció con muchos complejos y se hizo a sí misma estudiando y trabajando mucho. Hasta que encontró su sitio, su propósito y misión en la vida, que es bailar y ayudar a otras mujeres a superar los obstáculos con los que ella creció y que, por fin, a través de la Expresión corporal, la Seducción y el Burlesque ha podido superar.

Desde el año 2004 trabajé bajo el nombre de Lady Dramakuin. Con ella he recorrido la columna vertebral de mi carrera como artista

En 2001 coge sus maletas cargadas de sueños y se planta en Madrid con la intención de estudiar Cabaret, Teatro Musical y Producción…

En 2004 se encuentra con el Burlesque, y lo estudia, lo investiga y lo practica. Comienza esa etapa bajo el nombre de Lady Dramakuin

Lady Dramakuin o Miss Mambo

Desde el año 2004 trabajé bajo el nombre de Lady Dramakuin. Con ella he recorrido la columna vertebral de mi carrera como artista. Pero, con el tiempo, empecé a necesitar salir de los parámetros que el carácter de Lady Dramakuin me marcaba. En 2019 atravesé un cáncer de mama y sus muchas consecuencias, que me han hecho cambiar de vida, de hábitos, de planes y me han ayudado a ver la vida de otra manera. En este nuevo paradigma, el carácter de Lady Dramakuin no me cuadra y por eso me despedí de ella y la he dejado formar parte de mi pasado.

Miss Mambo es ahora el nombre de nuestra Escuela y toda una filosofía de vida.

Yo sigo siendo Susana Guerrero y, cuando llegue el momento en que mi salud me permita volver a subirme al escenario, ya pensaré con qué nombre artístico lo hago… Lo dice con una enorme sonrisa…

Susana o Miss Mambo está centrada en el Burlesque, que muchas personas tienden a confundir con el Cabaret, pero

¿Qué diferencias existen entre Burlesque y Cabaret?

Están muy cerca el uno del otro. Por mi experiencia, el Cabaret es el escenario donde poder expresar un carácter reivindicativo, subversivo, perverso o provocador.

Siempre digo que yo no elegí el Burlesque, sino que el Burlesque me eligió a mí

El Burlesque, aunque también juega con la provocación, lo hace, en general, desde un lugar más amable y lúdico. El Burlesque es “Ven a divertirte conmigo. No pienses más y deja tus preocupaciones fuera. Déjame seducirte y transportarte a un mundo de fantasía.”

¿Qué es el Burlesque y qué significa para ti?

Para mí el Burlesque es el camino por donde encontré el espacio artístico para representar mi sensualidad, mi seducción, mi elegancia, mi glamour, mi feminidad… que son atributos que todos tenemos pero que yo, cuando era más joven, y como muchas otras chicas y mujeres, no sabía dónde coño estaban.

¿Por qué elegiste Burlesque?

Siempre digo que yo no elegí el Burlesque, sino que el Burlesque me eligió a mí. Fue en una representación del espectáculo interactivo “The Rocky Horror Picture Show” (que dirigí y produje durante más de 8 años e interpreté durante 4 años más). Allí, en un número improvisado, hice algo que siempre me había atraído, pero que (aunque llevaba mucho teatro musical y cabaret hecho), nunca había experimentado.

Y fue precisamente la recreación de algo más sensual, erótico a la vez que inocente, y muy muy divertido. Me sentí muy a gusto, femenina, empoderada y sexy. Y, desde ahí empecé a investigar, probar, experimentar y descubrí que eso existía y se llamaba Burlesque. Desde entonces, se ha quedado conmigo.

Dentro de ese campo ¿Quiénes son tus influencias o maestras?

Sin duda, las grandes artistas del Burlesque clásico: Tempest Storm, Blaze Starr, Gipsy Rose Lee, Sally Rand… He tenido la grandísima suerte de ser alumna de las norteamericanas Angie Pontani, Kellita Maloff y Jo Weldon. Y he aprendido mucho mirando a artistas como Catherine D’Lish, Dita Von teese y Perle Noire. Y aquí mismo, de quien más aprendo y con quien más disfruto es con mis compañeras de The Burly Lab: Jarísima Cariño, Hola La y Folie Flamant.

¿Tiene público el Burlesque?

Sí lo tiene, aunque mucho público potencial aún no sabe que lo es. Me refiero a que hay mucha gente que aún confunde el Burlesque con otras cosas y no quiere ir a verlo. Si se animasen, no dejarían de asistir.

¿Madrid es una ciudad Burlesque?

España es un país muy poco Burlesque. El Burlesque aquí sigue siendo bastante desconocido. Por suerte, hay cada vez más artistas que producen y sacan el Burlesque al escenario, sobre todo en Madrid y Barcelona. También hay más locales que lo acogen, aunque en su mayoría no tienen una buena infraestructura.

Los espectadores son lo mejor del mundo y siempre me han querido mucho, la verdad

Pero, en general, somos las propias artistas las que nos remangamos para producir y mover el cotarro. Hacen falta más productores, buenos locales y gente pudiente que nos produzca y nos ponga unos escenarios bonitos para actuar.

¿Has tenido alguna vez problemas de censura?

He perdido la cuenta, la verdad. Sí, varias veces. Sobre todo por tema de ayuntamientos y las propias organizaciones, que no tienen ni idea de lo que están contratando y están más preocupados de que no enseñes las tetas, que de darle la cabida y promoción que merece al espectáculo.

¿Y problemas con espectadores?

No como para tenerlos en cuenta. Ni con el Burlesque ni con el teatro o el cabaret. Los espectadores son lo mejor del mundo y siempre me han querido mucho, la verdad. Sin ellos, yo no llevaría trabajando en los escenarios desde hace más de 25 años.

¿Mujer y Burlesque con esta sociedad cómo se llevan?

Perfectamente. No hay absolutamente ningún problema, excepto para quien tiene el problema en su propia cabeza. El Burlesque es liberación, amor propio, empoderamiento, es alegría y es libertad. Y todo eso es bueno, para cualquier ser humano, sea del género que sea.

¿El machismo lo nota en tus espectáculos?

Nunca.

Como ha mencionado anteriormente, Miss Mambo es el nombre de la escuela en la que ejerce de profesora…

De artista a profesora ¿cómo se da ese paso?

Cuando yo empecé a hacer Burlesque por aquí no se conocía nada y varias personas se acercaron a mí para aprender a ponerlo en práctica sobre el escenario. Por eso empecé a enseñar Burlesque como espectáculo, en su forma más práctica: coreografías, atrezzo, vestuario, música y chimpún. Con el tiempo entendí que lo que yo podía aportar iba más allá del escenario. Me considero una gran apasionada del arte de la Seducción y para mí el Burlesque es la Seducción en escena. Por eso lo que enseño en mi Escuela, va más allá del show y son recursos para la vida, en general.

¿Puedes compaginar ambas labores?

Lo he hecho durante todo este tiempo. Solo que llevo retirada de los escenarios desde marzo de 2019, que fue cuando me diagnosticaron el cáncer. Y aún, entre operaciones, tratamientos y convalecencias, no he podido volver a actuar. Mi labor como profesora por suerte la he mantenido activa, gracias a mis alumnas y compañeras, porque me han arropado y ayudado a seguir en marcha incluso en pleno tratamiento de quimioterapia.

¿Y la escuela qué tal va?

Llevo enseñando desde el año 2007 y aquí seguimos, cada vez con más ganas de compartir y hacer cosas bonitas. Y eso es un gran motivo de celebración. En estos últimos años, que han sido tan especiales, la Escuela se ha mantenido viva porque tengo unas alumnas y compañeras que son una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Ellas han seguido conmigo, a pesar de que hemos tenido que hacer muchos cambios en horarios, clases y demás, hemos pasado mucho miedo juntas ante la enfermedad y, para colmo, luego llegó la pandemia. Yo he estado dando clases con una energía muy bajita, pero ellas han estado conmigo al pie del cañón. Y mis compañeras, que son mis discípulas más veteranas, me están ayudando muchísimo.

Una escuela con alumnas felices y fieles es una gran Escuela, así que Miss Mambo lo es

De hecho, en estos momentos, ellas mismas están organizando un Festival que se llama como yo: Guerrero Fest, para recaudar fondos para ayudar a la escuela, en estos tiempos en que yo sigo con temas médicos, reducción de horarios y, por si fuera poco, de aforos.

Así que, en resumen: Una escuela con alumnas felices y fieles es una gran Escuela, así que Miss Mambo lo es.

¿Qué pides a las chicas para que las aceptes en la escuela?

Ganas, pasión, alegría, generosidad y ropa cómoda.

¿Qué se necesita para ser chica burlesque?

Ganas, pasión, alegría, generosidad y ropa de fantasía.

Por último, convénceme para que vaya a un espectáculo de Burlesque

Como diría la gran Gipsy Rose Lee: “Let me make you smile

Ven y volverás.

Pues ya sabemos…

We'll go and smile

Susana Guerrero, haciendo honor a su apellido, una guerrera de los escenarios y de la vida, que a veces, se ha portado mal con ella, pero sin que eso la arredre y sigue adelante…

¡Que el Burlesque te acompañe!...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios