www.inoutviajes.com
Núremberg: reflejo de la historia alemana
Ampliar

Núremberg: reflejo de la historia alemana

Instagram

Núremberg, ciudad situada al sur de Alemania, al norte de Baviera, se distingue por su arquitectura medieval. Probablemente no sea la ciudad más conocida del país, pero sí que es una de las más bellas, en la que poder disfrutar de grandes obras arquitectónicas, restos de construcciones medievales, buena cerveza y buena comida.

En Núremberg no se puede perder la visita a sus antiguas murallas, y recorrer las calles empedradas de su casco antiguo. Otro de los lugares emblemáticos es la Plaza del Mercado Central, sobre todo en Navidad, puesto que aquí se celebra uno de los mercadillos navideños más importantes de Alemania. Tanto, que durante las cuatro semanas que dura lo visitan millones de personas de todo el mundo.

Núremberg tiene más de 950 años de antigüedad y posee un maravilloso casco antiguo

El Castillo Imperial es otro de los imprescindibles de Núremberg. Formado por muchos edificios y situado sobre una colina, permite no solo conocer una gran parte de la historia de la ciudad sino también disfrutarla desde las alturas.

Desde la Edad Media, Núremberg ha sido un reflejo de la historia alemana.

Las enormes fortificaciones, que comenzaron alrededor de 1140 bajo el emperador Konrad III, todavía dominan el paisaje de la ciudad. La Milla Histórica de Núremberg termina - o comienza - en el castillo: iglesias ricamente decoradas, fuentes imaginativas, el Tucherschloss.

Los recordatorios necesarios de los oscuros momentos de la historia de Núremberg pueden encontrarse en el Centro de Documentación del Reichstag, donde los nacionalsocialistas celebraron sus marchas fantasmales, o en el museo "Memorium Nuremberg Trials", donde los principales autores de la injusticia nazi fueron acusados y condenados en 1946.

Núremberg tiene más de 950 años de antigüedad, posee un maravilloso casco antiguo, hay tiendas interesantes, bares acogedores, tentadoras cervecerías al aire libre y atractivas plazas rodeadas de memorables edificios históricos..., hay mucho que destacar de esta preciosa ciudad...

Arte y cultura en Núremberg

Algunos de los artistas más famosos de Alemania nacieron en Núremberg como, por ejemplo, Alberto Durero. En la que fuera su casa y lugar de trabajo y en otros centros culturales como el Museo Nacional Germano o el Museo Nuevo, la historia vuelve a la vida conectando con asombrosa facilidad tradición y modernidad.

El Museo Nacional Germano alberga la mayor colección de arte y cultura del ámbito de habla alemana. El Museo Nuevo, con su destacada colección de diseño, señala el camino hacia un futuro moderno.

La casa-museo de Alberto Durero, que ha sido restaurada recientemente, presenta en un nuevo concepto la vivienda y los talleres de uno de los pintores y dibujantes más famosos de la historia del arte, Alberto Durero (1471-1528).

La casa con un entramado de vigas de madera, y erigida en 1420, fue vivienda de Durero entre 1509 y 1528. Esta residencia burguesa de la época dorada de Núremberg que no fue destruída, es también una de las pocas residencias de artistas del siglo XVI de Europa . Contiene áreas de vivienda reconstruídas y cocinas, así como un gran taller con maquinaria de imprenta en funcionamiento. Las estancias expresan un auténtico ambiente y reflejan la historia de la casa como primer museo de artista en el norte de Europa desde 1828.

El Castillo Imperial, en lo alto del promontorio rocoso de Núremberg, era uno de los palacios imperiales fortificados más importantes del Sacro Imperio Romano.

Algunos de los artistas más famosos de Alemania nacieron en Núremberg como, por ejemplo, Alberto Durero

El Castillo y la ciudad sirvieron de localización para numerosas reuniones imperiales. La Bula de Oro o Sello dorado del emperador Carlos IV de 1356 establecía que todo gobernante recién elegido debía tener su primera Dieta imperial en Núremberg. Desde 1424 los ropajes de gala se guardaron en Núremberg. La ciudad era una popular residencia de gobernantes en la época de las realezas itinerants y fue la localización central del imperio hasta la Guerra de los 30 Años.

El Pozo Profundo y la Torre Sinwell

El Pozo Profundo es spectacular. La edificación del pozo se encuentra en el centro de la muralla exterior. El hueco del pozo fue excavado en la roca hasta una profundidad de 47 metros. También expectacular es la redonda Torre Sinwell. Fue construída como torre del Castillo Imperial en la segunda mitad del siglo XIII; el piso superior y el tejado de madera interior fueron construidos en la década de 1560.

Magníficas vistas de la ciudad desde el Museo del Castillo Imperial

Desde la plataforma de observación en la Torre Sinwell, a una altura de 385 metros, el visitante puede disfrutar de una vista panorámica de la ciudad de Núremberg.

Museo del Castillo Imperial

En la Kemenate (una construcción con estancias residenciales y de trabajo que se calentaban con chimeneas y posteriormente estufas), el Museo Germánico Nacional presenta el papel histórico del Castillo Imperial y sus diferentes tareas. Hallazgos de excavaciones arqueolígicas, elementos arquitectónicos ornamentals, modelos y reconstrucciones ilustran la historia de este destacado lugar.

El Museo Nacional Germánico de Nuremberg presenta a los visitantes una valiosa evidencia de la historia cultural del mundo de habla alemana.

Impresiona con una vívida presentación de invaluables testimonios de la historia del arte y la cultura del mundo de habla alemana, un emocionante viaje de descubrimientos desde la prehistoria y la historia temprana hasta el presente. En el centro hay un monasterio cartujano de finales de la Edad Media con claustros, iglesia y casas de monjes.

Procesos de Núrembreg

El Centro de Documentación en el antiguo Recinto de Concentraciones del Partido Nazi muestra los efectos del régimen nacionalsocialista en la ciudad de Núremberg y en sus ciudadanos. En el edificio donde se celebraron los Juicios de Núrembreg, los Juzgados de Núremberg, el Memorium Núremberg recuerda estos eventos sucedidos en la famosa Sala 600. Son recuerdos necesarios del lado más oscuro de la historia de Núremberg, que siempre permanecerá como parte de la misma.

La sala del tribunal del jurado de la audiencia provincial de Núremberg-Fürth, tambén llamada "Sala 600", sirvió de escenario de los "Procesos de Núremberg" durante los años 1945-49 y se dio a conocer mundialmente. Ajustándose al creciente interés de los visitantes y al significado del proceso, se ha creado en memoria de los Jucios de Núremberg una exposición permanente que informa sobre todo lo acontecido.

El Castillo Imperial, era uno de los palacios imperiales fortificados más importantes del Sacro Imperio Romano

La acusación era por crímenes contra la paz y la humanidad. Desde el punto de vista de la organización, era un juicio sin precedentes. Durante 218 días, el tribunal oyó 240 testigos y evaluó más de 300,000 declaraciones juradas. 11 meses más tarde, en octubre de 1946, el Tribunal Militar Internacional concluyó con el anuncio de los veredictos, un hito en la historia del derecho internacional. Restaurado según su estado original, hoy día la sala es utilizada por el tribunal de distrito.

Núremberg, una ciudad musical

La ciudad alienta un panorama musical vivo y amplio. Los dos conciertos estivales Classic Open Air de la Orquesta Filarmónica y la Orquesta Sinfónica de Núremberg, que reúnen a más de 100.000 amantes de la música clásica en un pícnic festivo en el Luitpoldpark, son los eventos de este tipo más grandes de Europa. El ‘Encuentro de los bardos’ es un magnífico festival de música internacional que se celebra desde hace más de 40 años. Festival único en Núremberg y muy conocido fuera de la ciudad - el encuentro de los bardos. Cada año el casco antiguo de la ciudad de Núremberg se convierte en un gran escenario al aire libre.

Durante 3 días los "bardos" actuan para los visitantes en las calles y plazas en el área de la ciudad antigua. Un maratón musical de entrada libre que ofrece experiencias para todos los gustos.

Gastronomía

Los festivales y las especialidades culinarias tienen una larga tradición en Franconia y especialmente en Núremberg. No es de extrañar, después de probar las salchichas fritas de Núremberg acompañadas de una cerveza que uno se vuelve fan para toda la vida.

Donde mejor se puede vivir esta faceta de la ciudad es en la fiesta del centro histórico de Núremberg que tiene lugar a finales del verano, o también durante una jornada de excursión por los alrededores. Un ejemplo es la ‘Suiza franca’ con su maravilloso paisaje natural que, además, tiene una alta densidad de fábricas de cerveza por kilómetro cuadrado.

Destino perfecto para familias

En Núremberg las familias son bienvenidas, no solo por su histórico castillo, también muchos museos tienen secciones temáticas para niños, como el Museo de los Ferrocarriles Alemanes y Museo de la Comunicación y hay centros de ocio como el Zoológico o el Playmobil Funpark dirigidos a un público de todas las edades.

La sala del tribunal del jurado de la audiencia provincial de Núremberg-Fürth sirvió de escenario de los "Procesos de Núremberg"

La amplia oferta cultural de Núremberg no sólo ofrece variedad a los adultos sino también a los niños. Por ejemplo el Museo del Juguete, Nuremberg ha sido la ciudad de los juguetes durante más de 600 años - su tradición abarca desde los fabricantes de muñecas de la Edad Media hasta los destacados fabricantes de figuras de peltre y los numerosos fabricantes de juguetes de estaño de la época industrial, pasando por la Feria Internacional del Juguete, la más importante del mundo en su género.

El Museo del Juguete, situado en el corazón del casco antiguo de Nuremberg, forma parte de este riquísimo patrimonio cultural y presenta exposiciones de muchas épocas. Hace que los corazones de los niños latan más rápido, inspira a los coleccionistas, pero también a los interesados en la cultura. Muñecas, tiendas, figuras de peltre y juguetes de hojalata, juguetes tradicionales de madera, máquinas de chicle y una gran maqueta de ferrocarril forman parte de la colección. Por cierto: los juguetes contemporáneos como Lego, Barbie, Playmobil o Matchbox también encuentran su lugar en el museo del juguete.

Asismismo, el Museo de la Escuela o el Museo Nacional Germano tienen muchas secciones en las que se invita expresamente a los visitantes a tocar y a participar.

La capital de la Navidad

Dos millones de visitantes procedentes de todos los rincones del planeta llegan cada año a Núremberg para disfrutar del famoso Christkindlesmarkt, considerado por muchos como el mercadillo de Navidad más bonito del mundo.

El Christkindlesmarkt de Nuremberg es uno de los mercados navideño más antiguos y, sin duda, uno de de los más famoso del mundo. En los puestos de madera se pueden encontrar adornos navideños tradicionales, a menudo hechos a mano, y dulces como pan de jengibre y speculoos. Otras atracciones son la Navidad infantil y la Casa de las Estrellas, el mercado de las ciudades gemelas y el desfile de luces infantil de Nuremberg.

Durante la época navideña allí también se puede saborear otra especialidad de la ciudad, el ‘Nürnberger Lebkuchen’, el pan de especias de Núremberg.

La tarjeta turística – Nürnberg Card

La tarjeta turística NÜRNBERG CARD es el acompañante perfecto para la estancia en la ciudad que ofrece la entrada libre a las principales atracciones turísticas de la ciudad además del uso gratuito del transporte público.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios