www.inoutviajes.com
Los museos científicos de Taiwán aprovechan la tecnología para mejorar la experiencia de los visitantes
Ampliar

Los museos científicos de Taiwán aprovechan la tecnología para mejorar la experiencia de los visitantes

miércoles 29 de diciembre de 2021, 09:41h
Instagram

Para Huang Mei-hua, residente en Taipéi, y su familia, ningún viaje familiar a la ciudad de Taichung, en el centro de Taiwán, está completo sin una visita al Museo Nacional de Ciencias Naturales (NMNS, siglas en inglés). “Mi hijo de cuatro años ha estado en el museo más de 10 veces, pero sigue con más ganas que nunca de volver a ir”, señaló Huang, agregando que “le cautivan los gigantescos dinosaurios animatrónicos que reaccionan a los visitantes levantando la cabeza y rugiendo”. Según Huang, siempre hay algo nuevo que ver en el NMNS, ya que acoge regularmente nuevas muestras y exposiciones. “Explorar la ciencia a una edad temprana es esencial para desencadenar la curiosidad de los niños y animarlos a hacer preguntas”, indicó Huang. “También ayuda a los niños a desarrollar sus sentidos y su conciencia general”, afirmó Huang, añadiendo que se siente afortunada de que en Taiwán haya varias instituciones dedicadas a este campo.

Establecido en 1986, el NMNS fue el primer museo científico fundado en Taiwán. Con más de 1,3 millones de dibujos, objetos, fotografías, grabaciones sonoras y especímenes que abarcan la antropología, la botánica, la geología y la zoología, posee la mayor colección de materiales relacionados con la ciencia. Además de su amplia gama de exposiciones, cuenta con cinco teatros equipados con avanzados sistemas de audio, iluminación y vídeo, así como con galerías temáticas como sus salas de Culturas Humanas, Ciencias de la Vida y Medio Ambiente Global. El museo también cuenta con un jardín botánico que contiene más de 800 especies de plantas a fin de brindar oportunidades de aprendizaje y recreación.

En los últimos años, el NMNS se ha esforzado por mejorar su oferta con pantallas de realidad aumentada (RA) y realidad virtual (RV), al tiempo que ha puesto mayor énfasis en la iluminación y el diseño de espacios. Estos enfoques dan vida a las colecciones y ofrecen experiencias únicas a los visitantes. “Nuestro objetivo es impulsar el interés del público por la ciencia creando un entorno de aprendizaje atractivo con las últimas tecnologías”, indicó el director general del NMNS, Chiao Chuan-chin, añadiendo que es esencial que el museo sea innovador con sus métodos de exposición y contenidos para fomentar que los visitantes regresen.

Además de las exposiciones permanentes, las proyecciones de películas, las visitas guiadas y las conferencias, el NMNS organiza programas de divulgación en los que suministra kits de aprendizaje y material didáctico a las escuelas, especialmente a las de zonas remotas, y ofrece la entrada gratuita a los estudiantes desfavorecidos. “Las oportunidades de aprendizaje en los primeros años son fundamentales para el éxito”, afirmó el director general. “Queremos promover la alfabetización científica de los niños y cultivar su pensamiento crítico y sus conocimientos sobre los fenómenos naturales”, explicó Chiao. Al mismo tiempo, el NMNS está aumentando su presencia en las redes sociales, celebrando exposiciones virtuales y ampliando el acceso en línea a las colecciones y los materiales educativos. “Los museos deben ir más allá en su adaptación a la era digital, especialmente durante la pandemia de COVID-19”, señaló Chiao, agregando que “así podrán seguir atrayendo al público independientemente de su ubicación geográfica o de su horario de funcionamiento”.

Conciencia acuática

Al igual que el NMNS, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología Marina (NMMST, siglas en inglés), con sede en la ciudad de Keelung, en la parte norte de Taiwán, se ha propuesto ampliar el alcance de sus servicios. Situado junto al puerto pesquero de Badouzi y el parque Chaojing, el establecimiento con forma de barco es un destino popular para el turismo cultural y el ecoturismo. Según la directora general del NMMST, Chen Su-fen, la institución ha trabajado para crear conciencia sobre la conservación, la restauración y el uso sostenible de los recursos oceánicos desde que comenzó a funcionar en 2014. En consecuencia, ofrece una amplia selección de actividades educativas y recreativas para familias, grupos escolares y otros visitantes.

“La biodiversidad marina es fundamental para la salud de las personas y de nuestro planeta en su conjunto. Por eso el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 de la ONU destaca específicamente la importancia de la conservación marina”, apuntó Chen, añadiendo que “nuestro museo se dedica a aumentar el compromiso del público y a crear una mayor cultura oceánica para alcanzar los objetivos mundiales”. El conocimiento de los retos medioambientales ayuda a los ciudadanos a tomar decisiones responsables sobre la gestión de los océanos, añadió la directora del museo. Para ello, las galerías temáticas del NMMST ofrecen una visión de los ecosistemas de aguas profundas, la ciencia de la pesca, la ciencia marina, la relación entre las personas y el océano, así como la arquitectura naval y la ingeniería oceánica, con exposiciones de imágenes históricas, artefactos científicos, modelos y objetos. Por su parte, su sala IMAX, equipada con un proyector 8K y un sistema de sonido envolvente de alta gama, transporta al público a las profundidades del océano para que conozca las diversas especies que allí habitan.

A lo largo de los años, el NMMST también ha incorporado a las exposiciones tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la RA y la RV. “Queremos asegurarnos de que la visita a nuestro museo sea una experiencia completamente inolvidable”, señaló Chen. “La tecnología atrae a la gente involucrando más sentidos de lo que pueden hacer las exposiciones tradicionales. Una presentación sofisticada despierta el interés de los visitantes del museo y refuerza la retención de la información”, añadió la directora del museo.

La misión del museo se ve reforzada por los recursos en línea disponibles de forma gratuita, como los libros electrónicos, los juegos interactivos, los planes de estudio y los vídeos que se adaptan a las diferentes capacidades y estilos de aprendizaje. “Aprovechando nuestro patrimonio, los materiales están diseñados para estimular la curiosidad de alumnos de todas las edades y necesidades. El objetivo es aumentar la eficacia haciendo que sea una experiencia divertida para todos”, indicó Chen. En el museo se hace especial hincapié en el modo en que las actividades humanas, como la sobrepesca y la contaminación, han afectado a la vida marina, con el objetivo de inspirar a la gente a mejorar sus comportamientos cotidianos, añadió la directora del NMMST.

Dando forma al intelecto

Al igual que el NMNS y el NMMST, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (NSTM, siglas en inglés) de la ciudad sureña de Kaohsiung da prioridad a la adopción de tecnología punta. Fundado en 1997, la institución cuenta con una colección de 54.000 objetos, entre los que se incluyen aparatos electrónicos, maquinaria, optoelectrónica, dispositivos de telecomunicaciones, textiles y pesas y medidas, con exposiciones permanentes sobre la agricultura, la historia industrial, el desarrollo de las telecomunicaciones y los sistemas de transporte de Taiwán.

“La tecnología moderna ha cambiado nuestras vidas de innumerables maneras, revolucionando nuestra forma de vivir, trabajar y jugar”, aseveró el director general del NSTM, Chen Shiunn-shyang. “La tarea principal de nuestro museo es promover el aprendizaje permanente explorando los impactos de la tecnología a través de la vida cotidiana y la sociedad, mientras que nuestros programas educativos buscan aprovechar el poder de la ciencia para hacer frente a los desafíos de la sostenibilidad”, puntualizó Chen.

Dados los conocidos beneficios del aprendizaje práctico, el NSTM ofrece campamentos, clases, concursos y talleres, así como kits de manualidades y bricolaje para llevar a casa, tanto para niños como para adultos. En ellos se enseña a los alumnos a observar lo que les rodea, a planificar un proceso para probar su hipótesis, a poner en marcha el proceso y a concluir exitosamente su experimento. “Muchos estudios demuestran que aprender haciendo aumenta la motivación de los alumnos y potencia su creatividad, lógica y percepción. Esto significa que pueden aplicar mejor las lecciones a situaciones de la vida real. Queremos llevar la emoción de la ciencia a los visitantes del museo”, aseveró Chen. Las exposiciones que invitan a la reflexión y las actividades de bricolaje de la institución la han convertido en un popular destino de excursiones, reveló el director del NSTM.
El equipamiento del museo permite además a los visitantes conocer de primera mano tendencias revolucionarias como los vehículos autónomos y eléctricos, la realidad extendida -que engloba la RA, la RV y la realidad mixta- y los robots industriales. También hay simuladores de terremotos, vuelos y paseos por la luna para que los visitantes puedan sentir algo parecido a la realidad.

“La tecnología ha modificado el funcionamiento de los museos, las experiencias que ofrecen y el diseño de sus espacios. El NSTM está adoptando la tecnología inmersiva para mantener a la gente informada y entretenida”, indicó Chen. Los museos de ciencias de Taiwan han sido proactivos en la búsqueda de nuevas formas de mejorar las experiencias de los visitantes y llegar a un público más amplio. “Gracias a la amplia gama de opciones de aprendizaje y ocio de nuestro museo, se está convirtiendo en un destino obligado para las familias y los turistas. El elevado número de visitantes nos está ayudando a cumplir nuestro objetivo final de mejorar la comprensión pública de la ciencia, una condición esencial para el avance humano, la competitividad global y la innovación futura”, concluyó Chen del NSTM.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios