www.inoutviajes.com
Los mejores destinos para practicar esquí en la Península Ibérica
Ampliar

Los mejores destinos para practicar esquí en la Península Ibérica

Instagram

Con la entrada de la estación invernal, la llegada de la nieve no se ha hecho esperar. España es conocida en cuanto a turismo por un gran número de cosas, pero hoy será el turismo de nieve el motivo que nos ocupe. Sin duda, los seguidores y participantes de esta disciplina ya se están frotando las manos por los días ideales que se avecinan en un gran número de puntos geográficos en España, señalados especialmente para la práctica de esta disciplina deportiva, que cada vez cuenta con mayores cotas de popularidad.

Como bien saben, las precipitaciones que se necesitan para ejecutar esta modalidad, en absoluto pueden encontrarse en cualquier enclave de nuestro país, a pesar de que sea invierno. Pero por el contrario, sería absurdo negar que contamos con un importante número de destinos estimados como de calidad para el desarrollo de esta actividad.

Hoy, les hablaremos de tres de estas estaciones de esquí que atraen a tanto público; y no exclusivamente nacional, ni mucho menos. Ciudadanos llegados de un sinfín de destinos se dejan pasar por nuestras pistas. Sobre todo, turistas procedentes de muchas naciones del continente europeo. Nuestros destinos de hoy están enclavados en la parte septentrional de la Península.

Destinos

Baqueira Beret: no descubrimos precisamente las Américas al afirmar que se trata de una de las estaciones más prestigiosas y demandadas de nuestro país. No en vano, cada año multitud de amantes de este deporte no pierden la oportunidad de esquiar en Baqueira Beret. Se sitúa geográficamente en los Pirineos, concretamente en el mágico Valle de Aran (provincia de Lérida).

La base de su estación está situada a una altitud que alcanza el kilómetro y medio (1500 m.), llegando su cota más alta hasta los 2510 metros.

En total, se extiende por hasta cuatro valles o áreas de esquí: Beret, Baqueira, Pallars y Bonaigua. Baqueira Beret dispone de un total de 33 remontes: 1 Telecabina, 20 Telesillas, 7 Cintas y 5 Telesquíes. Estos, brindan servicio a sus 69 pistas, de las cuales 5 son verdes, 33 azules, 6 negras y 25 rojas. Su longitud total esquiable alcanza los 108 km.

Por otra parte, la capacidad total de sus remontes abarca un máximo de 56403 esquiadores a la hora.

Entre otras peculiaridades, destacar que ofrece 7 km de esquí en su modalidad de fondo. Su temporada comienza en diciembre y concluye en el próximo mes de abril.

Grandvalira: ubicada en Andorra. Engloba los sectores esquiables de un par de las siete provincias (llamadas “parroquias” en la región) andorranas. Fue fundada en 2003 mediante la unión de Pas de la Casa-Grau Roig, cuya fundación se remonta a 1956, y Soldeu-El Tarter (1964).

Tal unión posibilitó la creación de la mayor estación del Pirineo en cuanto a dimensión, colocándose también a la vanguardia en cuanto a las clasificaciones europeas.

Dispone de de 210 km de pistas, un total de 128 de todos los niveles, así como un forfait único que ayuda a disfrutar todo el dominio esquiable. No es casualidad que se encuentren en Internet diversas ofertas para esquiar en Granvalira.

A lo largo de su historia, este destino se ha caracterizado por un alto desembolso en la parcela económica. Una inversión que supera la imponente cifra de 100 millones de euros, y basada en diversos aspectos principales.

Por una parte, dinero que se utilizó para ampliar la distancia esquiable, para incrementar y renovar la red de remontadores (desaparición de las tradicionales y no menos incómodas colas de espera para subir a los remontes), pero también para optimizar sus cañones de nieve y dotar a la estación de una nutrida red de actividades relacionadas con el turismo de nieve.

Aramón Cerler: esta estación, como su propio nombre recoge, se sitúa en la localidad de Cerler, municipio de Benasque. En otros términos, en el Pirineo Aragonés. Está rodeada de singulares pinares, y tiene picos que superan los 3000 metros, como por el ejemplo el Aneto, cumbre más alta de esta cordillera.

Goza de uno de los más grandes desniveles esquiables de la zona, variando entre los 1500 metros de la base, y los casi 3 kilómetros de su punto más alto, el Pico Gallinero (2700 m.)

La gran parte de Aramón Cerler se encuentra entre los 1900 y los 2700 metros. Cuenta con 79 km esquiables, los cuales se reparten de la siguiente manera: 8 pistas verdes, 26 rojas, 15 negras y 17 azules. Entre la maquinaria utilizada, destacamos sus 9 telesillas, 6 cintas transportadores y 4 telesquís.

En cuanto a los valores de la localidad, reseñar que el pueblo, a pesar de la elevada e innegable influencia del turismo y las infraestructuras, ha conseguido conservar una belleza que le ha acompañado históricamente. O al menos, eso cuentan los más viejos del lugar…

Resaltan sus numerosas casas nobles del siglo 16, además de otras construcciones llamativas pertenecientes del mismo modo a épocas precedentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.