www.inoutviajes.com
Isla Gorriti un paraíso natural
Ampliar

Isla Gorriti un paraíso natural

Instagram

Ubicada en el Río de la Plata, frente al balneario más reconocido y de mayor glamur de América Latina, Punta del Este, la isla Gorriti es el destino ideal para una escapada en la que conjugar naturaleza, deportes náuticos e idílicas playas. Con solo 21 hectáreas, y un paisaje natural poblado de pinos, eucaliptos y tamarices, la isla Gorriti, en Uruguay, ostenta una historia cargada de leyendas.

Se trata de un paraíso natural salpicado de atractivas historias y leyendas, fruto de su papel en la historia, desde prisión a cementerio, pasando por refugio de piratas. Es accesible en cómodas embarcaciones que parten desde Punta del Este cada 30 minutos. Ahora, además, ha renovado algunos de sus servicios turísticos para ofrecer una experiencia aún mejor a los visitantes.

Cobija, como un puerto natural, a las embarcaciones que allí fondean y es un lugar ideal para practicar deportes acuáticos. La isla hoy en día está poblada por miles de pinos gracias a las plantaciones realizada por el ingeniero Rómulo Rubbo, cuya obra fue continuada años después por su hija, la ingeniera forestal Selva Rubbo.

Entre sus lugares más destacados está Playa Honda, con toda la infraestructura necesaria para pasar un perfecto día junto al mar. Además, Puerto Jardín sorprenderá, sin duda, a quien opte por acceder navegando. Recibe en su puerto natural a las embarcaciones que arriban para practicar deportes náuticos. Veleros y yates eligen el destino como alternativa del puerto de Punta del Este.

Es accesible en cómodas embarcaciones que parten desde Punta del Este

En la actualidad la isla al completo ofrece un inigualable paseo a través de la historia, que además permite disfrutar de hermosos baños en el Río de la Plata y practicar todo tipo de deportes. El acceso debe realizarse en alguna de las embarcaciones que parten desde el puerto de Punta del Este cada 30 minutos, que brindan el servicio de traslado hasta la isla. El viaje del puerto hasta la Isla tarda unos 15 minutos.

Además de sus atributos naturales, la isla es protagonista de grandes historias. En el pasado fue una antigua prisión, que también contaba con un cementerio denominado ‘de los ingleses’, y era también, por su ubicación estratégica, lugar frecuente de piratas. Por todo ello ha sido declarada Patrimonio Histórico Nacional.

La isla Gorriti fue utilizada, desde un principio, como lugar de enterramiento de los marinos que morían en altamar. Con la llegada a la zona de la Real Compañía Marítima -y, con ella, operarios de religión anglicana-, el lugar se oficializó como el cementerio para los no católicos, es decir, para aquellos que no podían ser sepultados en las necrópolis públicas (católicas hasta la fecha). Por un conflicto diplomático en 1892 con EE.UU., las tumbas fueron llevadas al cementerio de Maldonado.

Historia

Entre sus primeros visitantes encontramos a Juan Díaz de Solís, Magallanes y el Corsario Ingles Francis Drake, quienes no sólo se encontraron con un paraíso natural, sino también con huellas de piratas holandeses, franceses, escoceses e ingleses.

En el pasado fue una antigua prisión, con un cementerio denominado ‘de los ingleses’

Fue cementerio de los soldados británicos que participaron en las invasiones inglesas de 1806. Fue centro de investigaciones científicas en donde el naturista Charles Darwin participó en 1829. Funcionó como hospital de los enfermos de cólera de la epidemia Europea en 1885. Fue testigo de la conquista del Río de la Plata y del proceso fundacional de Maldonado la Isla Gorriti es una enigmática tierra que conserva vestigios arqueológicos que la convierten en un museo.

Declarada Monumento histórico nacional la isla fue conocida por diferentes nombres: isla las Palmas, isla Maldonado, hasta que el Capitán Don Francisco Gorriti fue arrestado por un altercado que tuvo con el primer gobernador de Montevideo Joaquín de Viana y fue confiscado en la isla. Desde allí su actual nombre.

La primera referencia escrita de la isla data de 1516, localizada en el diario de viaje de Juan Díaz de Solís. El primer nombre del lugar - de las Palmas – data de 1526 y refería a las Palmeras que ya no existen. Hacia 1771 comienza a llamarse con el nombre actual, debido al capitán de Montevideo, el español de origen vasco Francisco Gorriti, que estuvo preso en la isla durante un año como castigo por negarse a colaborar con una expedición militar contra charrúas y minuanes. El arresto fue tan famoso que se denominó a la isla con su nombre.

En la época de la dominación española, el enclave de la isla marcaba el acceso al Río de la Plata y constituía el primer centro de defensa del virreinato homónimo, de lo que hoy sobreviven vestigios de sus juegos de baterías de cañones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios