www.inoutviajes.com
Semana Santa enoturística en las Bodegas Familiares Matarromera
Ampliar

Semana Santa enoturística en las Bodegas Familiares Matarromera

lunes 19 de marzo de 2018, 12:17h
Instagram

Bodegas Familiares Matarromera propone para esta Semana Santa una ruta enoturística por la Ribera del Duero y Rueda, perfecta para todos los apasionados del mundo rural y de la viticultura. La ruta incluye lo mejor de estas Denominaciones de Origen y sus entornos únicos, espacios monumentales, museos, procesiones y, por supuesto, actividades enológicas y visitas a viñedos.

Jueves Santo

Una idea magnífica para iniciar la ‘semana de pasión’ es visitar el Jueves Santo (29 de marzo) el histórico pueblo vallisoletano de Quintanilla de Onésimo. Entre los encantos de este municipio, son de visita obligada su puente renacentista, la iglesia gótica de San Millán, del siglo XVI, o la Ermita del Cristo de San Roque.

A menos de diez minutos en coche está Olivares de Duero, sede de la Bodega Renacimiento, la más exclusiva de la compañía vitivinícola y que el jueves de pasión abre sus puertas para disfrutar de una cata especial directamente desde la barrica.

De bodega en bodega, la siguiente parada nos llevará a Valbuena de Duero, donde se ubica Bodega Matarromera y nacen sus vinos de leyenda. La bodega ofrece catas guiadas de sus grandes vinos.

Para almorzar, recomendamos el Restaurante La Espadaña de San Bernardo, también en Valbuena de Duero, donde se puede degustar el tradicional lechazo castellano maridado con alguna de las referencias del grupo bodeguero.

Esta particular ruta llevará al amante del vino a dedicar la tarde del Jueves Santo a conocer uno de los pueblos más emblemáticos de Ribera del Duero, Peñafiel y su majestuoso castillo medieval.

Nada mejor para relajarse y recuperar fuerzas después de un día como el propuesto que alojarse en el Hotel Rural Emina, en Valbuena de Duero. El alojamiento se inauguró en el año 2010 completando la oferta enoturística de Bodegas Familiares Matarromera en la Ribera del Duero, junto con las tres bodegas Matarromera, Renacimiento y Emina Ribera (con el Museo del Vino Emina), y el Restaurante La Espadaña de San Bernardo.

Viernes Santo

El Viernes Santo nos adentraremos en la Denominación de Origen Rueda para visitar el espectacular Castillo de la Mota de Medina del Campo, declarado Bien de Interés Cultural en 1904.

Posteriormente, proponemos una jornada con vino, aceite y cerveza, maridados con dulces típicos de estas fechas, visitando la almazara ecológica Oliduero y la Bodega Emina Rueda, también en Medina del Campo.

Podemos completar la visita a este municipio disfrutando de su gastronomía y conociendo su Semana Santa declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. Una procesión interesante para este Viernes Santo en Medina del Campo es la del Silencio, que exhibe más de 15 pasos convirtiendo sus históricas calles en un auténtico museo al aire libre.

Sábado Santo

La tercera jornada comienza a las 11 de la mañana y la pasaremos completa en la Bodega Emina Ribera, sede central de Bodegas Familiares Matarromera, donde se fusionan vino, arte y cultura.

La visita al Museo del Vino Emina es teatralizada y adaptada a todos los públicos, también para los más pequeños. A través de diferentes personajes los asistentes descubrirán por qué se cultiva uva en la zona de la Ribera del Duero, la importancia del río en la cultura del vino de Castilla y León, y la gran influencia que tuvo el Monasterio de Santa María de Valbuena en este proceso. Un recorrido que tiene como hilo conductor la historia del vino y que incluye la visita al Jardín de Variedades, situado en el exterior de la bodega, donde podemos conocer de primera mano distintas variedades de uvas nacionales e internacionales

Al final de la visita, los asistentes realizarán una cata profesional de diferentes vinos de la Bodega Emina, en la que también se podrá disfrutar de la gama de vinos sin alcohol Win.

Para concluir la jornada, los visitantes podrán disfrutar de una actividad exclusiva de Bodegas Familiares Matarromera que responde a su espíritu innovador y capacidad de poner a la vanguardia un sector tan tradicional: la creación de cócteles a partir del conocimiento del vino en un entorno inmejorable: frente a los viñedos mientras atardece.

Domingo de Resurrección

El cuarto y último día nos adentraremos en las tradiciones más arraigadas de Ribera del Duero contemplando la Bajada del Ángel, en la Plaza del Coso de Peñafiel, declarada Fiesta de Interés Nacional y que representa la retirada del luto de la Virgen. Miles de personas se dan cita cada año en la plaza para contemplar este acto cargado de simbolismo.

Tras la representación, podemos seguir disfrutando de “la peña más fiel de Castilla”, como se llamó a este municipio durante la Reconquista. Un lugar especial de Peñafiel es el Convento de San Pablo, un imponente conjunto arquitectónico gótico-mudéjar, antiguo Alcázar de Alfonso X.

Para almorzar, recomendamos tapear por Peñafiel y saborear su rica gastronomía.

Como punto final a esta Semana Santa enológica, nada mejor que llevarnos a casa un recuerdo de este viaje que se puede adquirir en las tiendas de Bodega Matarromera o las Bodegas Emina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.