www.inoutviajes.com
Pote impulsa la visibilidad y prevención del alzhéimer
Ampliar

Pote impulsa la visibilidad y prevención del alzhéimer

jueves 05 de abril de 2018, 12:08h
Instagram

Nacida en los años 40 de la mano de Verdú Cantó Saffron Spain (empresa alicantina especializada en el envasado y la comercialización de azafrán desde 1890), POTE es una de las firmas más reconocidas de nuestro país. Su azafrán, su pimentón y su colorante han sido y son un ingrediente básico en la cocina de muchos hogares (especialmente en Galicia y Asturias) y actualmente se posicionan entre los líderes de su sector. Con el objetivo de devolver a la sociedad el cariño y la confianza depositados en la marca y con el respaldo de recientes estudios realizados por la Universidad de Castilla-La Mancha en torno al azafrán, POTE pone en marcha una campaña de Responsabilidad Social Corporativa con la que pretende dar a conocer los beneficios de esta valiosa especia en la prevención y ralentización de las enfermedades neurodegenerativas, además de aportar visibilidad a la enfermedad de Alzhéimer.

Los beneficios del azafrán

El uso del azafrán con fines terapéuticos se remonta al año 2.300 a.C., fecha de la que datan las primeras referencias documentales. Se utilizaba en la medicina tradicional china y en la ayurvédica y aparece como ingrediente en las farmacopeas antiguas, reconocido por sus propiedades para mejorar el estado de ánimo, por su efecto positivo en la digestión y por sus cualidades afrodisíacas. Hoy en día, todas estas virtudes y muchas más están siendo confirmadas por investigaciones científicas que sitúan a sus principales componentes –la crocina, la crocetina y el safranal– como promotores de la salud.

Entre los múltiples beneficios de esta especia milenaria, cuyo cultivo exige mimo, paciencia y dedicación, están el que favorece el sistema digestivo (debido a sus componentes amargos que estimulan las secreciones salivales y gástricas), reduce la presión arterial y el riesgo cardiovascular y mejora la visión, previniendo determinados trastornos oculares. Es además un potente antioxidante (capaz de eliminar los radicales libres que provocan el envejecimiento celular) y un antidepresivo natural (gracias a la crocina) con efectos relajantes y vigorizantes (eleva los niveles de serotonina), por lo que resulta ideal para combatir el estrés y la ansiedad. Pero sobre todo, su consumo es aconsejable para prevenir y ralentizar los efectos de enfermedades neurodegenerativas como el párkinson (ya que protege las células cerebrales responsables de la producción de dopamina y estabiliza los niveles de esta sustancia), la esclerosis múltiple y el alzhéimer, generando un efecto positivo sobre la capacidad de aprendizaje y la memoria.

Recupera la memoria culinaria

POTE, que colabora activamente junto con la Universidad de Castilla-La Mancha en el estudio de los beneficios del azafrán, se ha inspirado en el episodio de la magdalena de Proust, descrito en la obra ‘En busca del tiempo perdido’ del autor y en el que se muestra la conexión de las áreas cerebrales que procesan los sabores y aromas con aquellas que procesan las reacciones emocionales y la memoria, para crear un recetario muy especial. ‘Recetas para el Recuerdo’ recupera doce platos tradicionales en proceso de olvido o en desuso que han sido seleccionados a partir de los testimonios de doce mujeres con alzhéimer y de sus familiares. Entrevistas en las que cada una ha elegido aquel plato que más ha marcado su vida.

Las almejas a la marinera de Trinidad, el bacalao a la francesa de Amelia, la ropa vieja de Mercedes, el arroz con pollo de Dolores, los fideos con almejas de Josefa, las empanadas de bacalao de Manuela, el bandullo de María, el gallo asado de Leonor, el arroz con carne de Antonia, la carne guisada de Ángeles, las choupas rellenas de Felisa y el arroz con coquinas de Soledad conforman una obra de 120 páginas en la que cada receta está vinculada a una historia vital, a los recuerdos y anécdotas de las protagonistas, demostrando que uno puede olvidar una receta, pero nunca lo que le hizo sentir su sabor.

Los beneficios obtenidos de la venta del libro, en el que también ha colaborado el cocinero gallego Yayo Daporta interpretando y danto forma a las recetas, se destinarán íntegramente a las asociaciones y centros de día de FAGAL (Federación de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Galicia).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios