www.inoutviajes.com
Ruta solidaria de Recetas para el Recuerdo en Madrid
Ampliar

Ruta solidaria de Recetas para el Recuerdo en Madrid

lunes 17 de septiembre de 2018, 12:23h
Instagram

El pasado mes de abril, POTE –marca de azafrán, pimentón y colorante– presentó el libro ‘Recetas para el recuerdo’, una bonita iniciativa editorial que recupera doce platos tradicionales seleccionados a partir de los testimonios aportados por doce mujeres con alzhéimer.

El objetivo, aportar visibilidad a esta dura enfermedad degenerativa, apoyar a los pacientes y a sus familiares y devolver el cariño depositado en la marca a lo largo de tantos años. Los beneficios obtenidos de la venta del libro (15 €), en el que también ha colaborado el cocinero gallego Yayo Daporta interpretando las recetas, se destinarán íntegramente a FAGAL (Federación de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Galicia).

Ahora, ocho restaurantes madrileños se unen a la causa y, para poner el foco sobre el Día Mundial del Alzhéimer –que tiene lugar el 21 de septiembre–, han organizado una ruta benéfica: cada local participante ha elegido una receta del libro, que se podrá probar durante el fin de semana del 21 al 23 de septiembre. El importe recaudado por estos platos será donado a FAGAL.

Una de las recetas más sabrosas contenida en el libro son los fideos con almejas, aportada por la pontevedresa Josefa Iglesias. Podrá degustarse en La Bien Aparecida, uno de los restaurantes de Paco Quirós , también en La Vaquería Montañesa, dirigido por Carlos Zamora; en el asador-arrocería del Grupo Oter Nuevo Gerardo, y en Ramsés.

Por su parte, Xanverí (Zurbarán, 18) el chef César Anca hará gala de su especialidad, el arroz, en este caso con pollo de corral y verduritas (16,50 €), receta de Dolores Bermúdez, de 90 años; y en TATEL Madrid (paseo de la Castellana, 36) presentarán las almejas a la marinera, de la señora Trinidad Iglesias. Dos recetas más informales forman la propuesta de Tripea, con una empanada de maíz de bacalao, y de la taberna Skull St., que ofrecerá unas choupas (pota) rellenas.

El azafrán, un gran aliado

Creada en los años 40 de la mano de Verdú Cantó Saffron Spain (empresa alicantina especializada en el envasado y la comercialización de azafrán desde 1890), POTE colabora activamente junto con la Universidad de Castilla-La Mancha en el estudio de los beneficios del azafrán. Utilizado con fines terapéuticos desde hace siglos, recientes investigaciones científicas están confirmando los beneficios de algunos de sus componentes (la crocina, la crocetina y el safranal) en la prevención y ralentización de las enfermedades neurodegenerativas como el párkinson, la esclerosis múltiple o el alzhéimer.

Así, el azafrán favorece el funcionamiento del sistema digestivo, reduce la presión arterial y el riesgo cardiovascular y previene trastornos oculares. Es, además, un potente antioxidante y un antidepresivo natural, ideal para combatir el estrés y la ansiedad. Pero, sobre todo, su consumo es aconsejable para prevenir y ralentizar los efectos de enfermedades neurodegenerativas como el párkinson (ya que protege las células cerebrales responsables de la producción de dopamina y estabiliza los niveles de esta sustancia), la esclerosis múltiple y el alzhéimer, generando un efecto positivo sobre la capacidad de aprendizaje y la memoria.

POTE se ha inspirado en el episodio de la magdalena de Proust, descrito en la obra ‘En busca del tiempo perdido’ y en el que se muestra la conexión de las áreas cerebrales que procesan los sabores y aromas con aquellas que procesan las reacciones emocionales y la memoria, para crear un recetario muy especial. ‘Recetas para el Recuerdo’ es una obra de 120 páginas en la que cada receta está vinculada a una historia vital, a los recuerdos y anécdotas de las protagonistas, demostrando que uno puede olvidar una receta, pero nunca lo que le hizo sentir su sabor.

Compromiso social

POTE es una de las marcas de Verdú Cantó Saffron Spain, empresa centenaria con sede en Novelda (Alicante), que fue fundada en 1890 cuando don José Verdú Cantó emprendió su primer viaje a los campos de La Mancha para seleccionar las mejores partidas de azafrán de entre los cultivos con el fin de comercializarlas en el extranjero. Tras la Guerra Civil Española y con el resto de Europa a punto de entrar en la II Guerra Mundial, el mercado nacional doméstico se convirtió en el principal objetivo de las empresas especieras –la mayoría ubicadas en la zona de Novelda–. Por aquel entonces, ya en manos de los nietos del fundador, la empresa decidió centralizar sus esfuerzos comerciales en Galicia, Asturias y la parte más occidental de Castilla y León a través de una nueva marca. Nacida en los años 40, POTE se hizo enseguida un importante hueco en las despensas de las casas, llegando a convertirse en todo un emblema de las cocinas tradicionales gallega y asturiana. A día de hoy, POTE es una marca reconocida por varias generaciones de españoles, así como por los emigrantes que un día se alejaron de sus raíces y todavía recuerdan cariñosamente el color y el sabor de las recetas cocinadas con POTE, a la que vinculan con valores como la familia y el hogar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios