www.inoutviajes.com
Raquel Ríos nos cuenta (y nos canta) La Historia del Bolero
Ampliar

Raquel Ríos nos cuenta (y nos canta) La Historia del Bolero

martes 08 de mayo de 2018, 11:19h
Instagram

De la mano de Raquel Ríos, hacemos un interesante viaje por el contenido cultural de este género musical.

Un grupo de especialistas y amantes de la música, trabajan para postular al bolero como parte de la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2018. Mientras llega este reconocimiento, hacemos un repaso por el contenido cultural de este género de la mano de Raquel Ríos. Ella ama el bolero desde siempre y ha paseado este género por las salas de la movida madrileña y por un generoso número de escenarios.

Es la historia del bolero una historia triste, cuanto menos, una experiencia mística y agónica cuanto más…

Porque, aunque digan otra cosa, el bolero nace cuando muere el amor…

El desamor llama al bolero…

Y el bolero se llama desamor…

“Pero es mejor amar y después perder

Que nunca haber amado…”

Parafraseando una conocida canción (querer y perder)…

Se dice que le primer bolero como tal fue “Tristezas” de José “Pepe” Sánchez, allá por el año 1883. El título lo dice todo…

El bolero es un género musical de origen cubano, muy popular en todos los países hispanoamericanos.

Raquel Ríos dio una conferencia-concierto sobre el bolero y Antonino Nieto se rasgaba las vestiduras del alma sufriente por obra y culpa de esas canciones…

La conferencia y concierto 'Historia del bolero' se llevó a cabo en la Sala de Ámbito Cultural. Contó con la intervención del poeta y videoartista Antonino Nieto y la actuación musical del guitarrista Daniel Mundy acompañando en tan trágico viaje a Raquel Ríos…

RAQUEL RÍOS

“Con Antonio García Cano, descubrí la belleza del sonido hablado y cantado. Descubrí también el milagro del teatro en el musical Madrid Pecado Mortal”.

Un día suceden dos instancias mágicas en mi vida. Mi Maternidad con el bolero y el CAFÉ MANUELA. Allí me presento junto a Amilcar Bufano en la maravillosa andadura hacia una alta y definitiva emoción. Por ello mi encuentro con todos vosotros.”

Poco a poco Raquel fue desgranando y desangrando boleros y desamores, encuentros y desencuentros, quereres y boleros…

El público los disfrutó, los reconoció y no los bailó porque la sala no invitaba a la intimidad que esos temas requieren, pero, posiblemente, más de uno y una se quedaron con las ganas…

Y de allí nos fuimos con un nudo en el corazón y una lágrima presta a descolgarse, pero la aguantamos como sufrientes valientes…

Gracias Raquel Ríos por recordarnos esas canciones que tanto nos han hecho emocionar…

Gracias Daniel Mundy por poner ese freno, ese contrapunto musical a esas letras desgarradas y desgarradoras…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios