www.inoutviajes.com
Señorío de Montañera añade una nueva referencia a su gama de embutidos ibéricos
Ampliar

Señorío de Montañera añade una nueva referencia a su gama de embutidos ibéricos

Instagram

Nacida en 1995 de la unión de un grupo de ganaderos con dehesas propias, que controlan toda la cadena de producción permitiendo garantizar la calidad de sus productos hasta el punto de venta, Señorío de Montanera es hoy en día la empresa de ibéricos de bellota líder en Extremadura. La pureza de la raza de sus animales, su alimentación a base de bellotas y su crianza en régimen extensivo son su razón de ser. Pero además, en los últimos años, la empresa ha apostado fuerte por la recuperación de las tradiciones gastronómicas de su tierra, a través de recetas clásicas de las matanzas caseras de Extremadura y el sur de España caídas en desuso y mejoradas para adaptarse a los gustos del consumidor actual. Así, su gama de embuchados tradicionales, entre los que se encuentra el lomo doblado, viene cargada de historia y sabor pero libre de gluten y sin ningún tipo de alérgeno.

Señorío de Montanera ha sido pionera en rescatar del olvido recetas propias de la cocina de las casas y en trasladarlas a escala industrial gracias a un proyecto de investigación y desarrollo iniciado en 2006. Fruto de este trabajo, la empresa presenta ahora en el mercado un excepcional solomillo ibérico de bellota embuchado, una pieza muy poco habitual en las tiendas gourmet que, sin embargo, hará las delicias del público foodie este verano. Debido a su escasez y excepcional calidad, en los últimos tiempos el solomillo ibérico se ha destinado principalmente a su consumo fresco, para tomar a la plancha, asado o en carpaccio, lo que ha hecho que su embuchado, muy habitual en las zonas de matanza, se haya extinguido prácticamente del retail.

El solomillo embuchado de Señorío de Montanera sigue la fórmula tradicional y se aliña con sal, ligeros toques de ajo y pimienta, sin utilizar pimentón para no enmascarar el característico sabor a bellota de la materia prima. Tras un día en adobo, antes de embucharlo, se le unta una fina capa de manteca blanca de cerdo ibérico puro de bellota que le aporta jugosidad, dificulta la oxidación y ralentiza su curación. Por su pequeño tamaño se realiza un embuchado doble, con dos embutidos unidos longitudinalmente, para darle más calibre y así la pieza embuchada resulta ser muy jugosa. De hecho, al corte se observa una línea fina blanca formada con la manteca que recubre las dos piezas de solomillo, y recuerda a la apariencia del lomo doblado.

En definitiva, se trata de un producto artesano, tradicional y muy original, que supone una importante fuente de grasas monoinsaturadas y ácidos grasos básicos para nuestro organismo (ácido oleico, vitamina B1, fósforo y hierro, entre otros nutrientes) y que resulta ideal para tomar como aperitivo a cualquier hora y en cualquier lugar.

Líderes en Extremadura

Señorío de Montanera nació en 1995 y, desde ese año, su esfuerzo se ha traducido en productos ibéricos de primera calidad. Prueba de ello es que sus cerdos ibéricos puros son alimentados con bellota, seleccionados y controlados minuciosamente por la garantía más prestigiosa y exigente que certifica su origen: la D.O.P. Dehesa de Extremadura. En esta zona, con pastos arbolados de encinas y alcornoques, es donde Señorío de Montanera ejerce su empeño por mantener la calidad de su tierra en todas las fases del proceso productivo.

Esta apuesta por la calidad los ha llevado a ser, desde 2001, líderes en esta región y uno de los mayores productores de cerdos ibéricos puros de bellota en Extremadura, con una presencia relevante en España. Pero este afianzamiento no se quedó sólo en territorio nacional, ya que pronto comenzarían con la expansión internacional. A día de hoy la exportación de sus productos está presente de forma significativa en los continentes de Europa, Asia y América, destacando su última incorporación en el mercado de Australia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios