www.inoutviajes.com
The Residence Zanzíbar conmemorará a Freddie Mercury
Ampliar

The Residence Zanzíbar conmemorará a Freddie Mercury

lunes 26 de noviembre de 2018, 11:28h
Instagram

Muchos escuchan sus míticas canciones en la actualidad, pero muy pocos saben que en la capital de esta región del Índico, es donde una de las mayores estrellas de la música dio sus primeros pasos. El vocalista del legendario grupo Queen y consagrado hoy como uno de los iconos y referentes de la historia, Freddie Mercury tiene sus raíces en Zanzíbar.

De origen parsi e indio, Mercury nació en el seno de una familia persa y bajo la nacionalidad británica en Zanzíbar el 5 de setiembre de 1946. Durante los siguientes dieciséis años, Freddie vivió a caballo entre Zanzíbar y Bombay donde realizó sus estudios y empezó a demostrar sus habilidades para la música.

Noche Mercury en The Residence Zanzibar

The Residence Zanzíbar tiene un vínculo muy especial con la tierra, por eso el hotel celebrará el próximo sábado 24 de noviembre, día en que se conmemora la muerte del artista, una noche temática ambientada alrededor de su figura.

La playa se convertirá en el escenario de la gran noche que el hotel ha preparado para rendir honor al artista más internacional de la región. Todo el hotel se vestirá de gala para vivir una noche única. El chef y su equipo de cocina han elaborado un menú basado en la combinación de mariscos y de la rica gastronomía de Zanzíbar que deleitará a los presentes. Además, los huéspedes también podrán degustar algunas de las bebidas y comidas favoritas de Freddie Mercury mientras disfrutan de la banda Coconut Band que amenizará la velada con las canciones que más le gustaban al artista.

Stone Town, una ciudad enigmática

Solo paseando por su centro histórico, en el mismo aire se aprecian los aromas de las múltiples culturas – bantúes, persas, árabes, británicos, indios y portugueses – que han dejado su legado en cada rincón de la ciudad.

Una parada obligatoria para aquellos viajeros que desembarcan en la bella región del Índico, es su capital Stone Town. El barrio antiguo de la capital es un seductor laberinto de callejuelas, declarado Patrimonio de la Humanidad, en el que perderse es descubrir el auténtico espíritu de uno de los destinos turísticos más famosos de África. Las conocidas puertas de madera tallada llaman la atención de todos los viajeros y en sus exuberantes decoraciones –que indican el poder y la posición social del propietario de la vivienda- se puede apreciar también, la gran mezcla de culturas que conviven en una ciudad deseada por muchos.

En medio de este atractivo paraje, se encuentra la casa de la familia de Freddie Mercury, donde nació y vivió los primeros años de su vida. En la fachada de la casa de estilo colonial se encuentran discretamente la insignia “Mercury House” coronando la puerta y algunas fotografías en una vitrina a modo de aviso para que todos los viajeros sepan que han encontrado lo que estaban buscando. Otro enclave es el “Mercury”, un restaurante y local de copas a la orilla del mar con una carta de cócteles inspirada en el artista y donde en sus paredes se exhiben varias fotografías del cantante.

A pesar de la magnitud que alcanzó su figura, su ciudad natal no está convertida en un lugar de culto ni negocio turístico debido al contraste entre los valores de una sociedad de fuerte tradición musulmana y todos los que representaba su hijo pródigo. Un hecho que envuelve aún de más misterio la historia de Mercury y que hace valioso el poder descubrir los pequeños secretos que esconde el lugar que lo vio nacer.

Zanzíbar, un destino místico por descubrir

En compañía o no, en Zanzíbar nunca estás solo. El misticismo y la hospitalidad acompañan siempre al viajero desde el primer momento. Esta mágica región es el lugar dónde establecer lazos con su gente y su historia es inevitable.

Además de perderse en su rica historia paseando por la capital, Zanzíbar ofrece un abanico de actividades para todos los gustos. Transportarse a otro nivel al saborear las exquisitas especias y frutas tropicales en un aromático viaje a las plantaciones, quedar cautivado por la belleza de los arrecifes de coral y poder nadar entre delfines y tortugas o subir a un dhow para ver el atardecer con los pescadores, son aquellas experiencias que quedan en la memoria de todo viajero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios