www.inoutviajes.com
Islas Cíes, nuestro Caribe nacional
Ampliar
(Foto: Wikimedia. Pablo Costa Tirado )

Islas Cíes, nuestro Caribe nacional

Instagram

En 2007, el prestigioso diario británico The Guardian escogió una playa española como la mejor del mundo. Un arenal nacional superaba así a las paradisiacas playas caribeñas, brasileñas o filipinas. Con estos datos, lo más probable es que lo primero que se os venga a la mente sea una playa del Mediterráneo, generalmente alguna de las más espectaculares que se pueden encontrar en las Islas Baleares como la cala Macarella en Menorca o la playa del Torrent de Pareis, en Mallorca. Pero no, ninguna de ellas fue la escogida por el periodista Gavin McOwan como la mejor del mundo después de recorrer los arenales más espectaculares alrededor del globo. El título de Mejor Playa del Mundo fue a parar a Galicia, a la Playa de Rodas de las Islas Cíes.

Las Islas Cíes son uno de los espacios naturales más imponentes de toda la geografía española. Sus aguas cristalinas (aunque terriblemente frías), su fina arena y la fusión entre playa y montaña hacen de este paraje un auténtico oasis de paz que nada tiene que enviarle al Caribe. De hecho, se podría decir que es el Caribe el que tiene mucho que enviar a las Cíes. Los enormes complejos hoteleros que salpican las costas caribeñas, como el enorme resort Atlantis de Bahamas en el que además de hospedar turistas también cuentan con un parque acuático y celebran enormes eventos como el torneo de póker PSPC de PokerStars que este año ganó el catalán Ramón Colillas, terminan por modificar el aspecto primigenio de la zona, restándole así parte de su belleza. Cíes, sin embargo, ofrece a los turistas un paisaje que casi no ha sido modificado por el hombre a excepción de la construcción de caminos que permiten transitar por la isla, del camping y de un pequeño restaurante sobre la antigua fábrica de salazón. De hecho, su enorme valor natural han llevado a las Islas Cíes a ser declaradas como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Zona de Especial Conservación (ZEC).Autor: Flickr. Jaime González

Como tal, el archipiélago de Cíes se conforma por un total de tres islas: la Isla de Monteagudo o del Norte, la Isla del Medio o del Faro y la Isla de San Martiño o del Sur. De las tres, la del Medio es la más turística de todas, es a ella a donde llegan los barcos desde Baiona, Cangas o Vigo y donde se encuentra el camping, un restaurante y una pequeña tienda de comestibles. En las tres se han hallado restos de civilizaciones pasadas, aunque los historiadores creen que el primer asentamiento humano tuvo lugar en la Edad del Hierro, a la que pertenece utillaje encontrado en diferentes partes de las islas. De la Edad de Bronce, por su parte, son los restos del Castro de As Hortas localizado en la Isla do Medio. Las características constructivas de estas edificaciones indican el paso de los romanos por las Cíes, a los que seguirían los suevos y en la Edad Media diferentes órdenes religiosas como los franciscanos y los benedictinos. Del paso de estas congregaciones, que mantuvieron un régimen feudal con los isleños, quedan los conventos de San Estevo y San Martiño.

Los ataques de los piratas (sí, Cíes fue el telón de fondo de muchas historias de piratas) terminaron por provocar la despoblación de las islas a mediados del siglo XVIII. Sería en la primera mitad del XIX, cuando los gallegos regresaron a las islas para abandonarlas definitivamente en la década de los 60. Es a partir de esta fecha cuando se comenzó a revitalizar este enclave natural como un lugar de descanso. En los 80 la masificación que experimentaron las islas llevó a la necesidad de convertirlas en Parque Natural y en 2002 esta categoría se elevó a la de Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, al que también pertenecen las islas de Ons, Cortegada y Sálvora.

Playa de Figueiras - lslas Cíes, Vigo Autor: Wikimedia. Mário José MartinsEn la actualidad, y debido a esta consideración de Parque Nacional, las Islas Cíes cuentan con un aforo máximo de 2.200 personas diarias, a las que habría que sumar las 700 que puede llegar a acoger el camping. Para poder viajar hasta ellas es necesario un permiso de la Xunta de Galicia que se debe cumplimentar de manera obligatoria e independiente a la compra del billete. Es decir, no vale solo con comprar el billete ya que éste no incluye el permiso necesario para poder entrar en la isla. Eso sí, aquellos que optéis por la opción de pasar unos días en el camping no debéis preocuparos por este permiso puesto que ya va incluido en la propia reserva.

Los viajes desde la Naviera Mar de Ons, la principal línea que opera esta ruta, se concentran en julio y agosto. Durante estos dos meses hay varios viajes diarios de ida y vuelta. En junio y septiembre también hay viajes diarios, pero en menor cantidad. Además de la época estival, también existe la posibilidad de viajar a Cíes durante Semana Santa y en los puentes y festivos del mes de mayo. A mayores, y para todos aquellos que deseen disfrutar de este paraíso fuera de la temporada alta, la naviera también ofrece viajes durante los meses de invierno aunque no se trata de una línea regular y suele acaparar festivos y puentes como el de la Constitución. La intención de estos viajes, que cuentan con un guía incluido, es la de desestacionalizar el turismo en las islas por lo que no se descarta que esta oferta aumente en los próximos años.

Una vez en las islas, las opciones son infinitas. Además de la ya mencionada Playa de Rodas, que une las Islas de Monteagudo y la del Medio, Cíes cuenta con un total de 8 playas: Areíña, Cantareira, Figueiras (en la que se practica el nudismo), Margaridas y Muxieiro en Monteagudo; Bolos y Nuestra Señora en la Isla del Medio y San Martiño en la isla del mismo nombre.Faro de las Cíes Autor: Pixabay

Si lo que buscáis es disfrutar de la naturaleza, Cíes cuenta con varias rutas de senderismo: la Ruta del Faro, la Ruta del Faro do Peito, la Ruta del Faro da Porta y la Ruta del Alto do Príncipe. Todas ellas están señalizadas, recorren todo el archipiélago y permiten conocer los tres faros de Cíes. Además, las islas también están consideradas como un “Destino Starlight”, es decir, un lugar idóneo para la realización de actividades astronómicas debido a la escasa contaminación lumínica que existe en ellas.

Como veis, estas islas gallegas tienen mucho que ofrecernos: mar y montaña y relax y aventura se dan la mano en un espacio natural de una belleza incomparable. Nuestro auténtico Caribe nacional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.