www.inoutviajes.com
Mrs. Dalloway, Virginia Woolf, Blanca Portillo en el Teatro Español
Ampliar

Mrs. Dalloway, Virginia Woolf, Blanca Portillo en el Teatro Español

lunes 25 de marzo de 2019, 12:12h
Instagram
  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

  • Mrs. Dalloway

    Mrs. Dalloway

Presentación de la obra “Mrs. Dalloway” en el Teatro Español. Sala Principal…

Del 28 de marzo al 5 de mayo.

Los medios compartimos mesa (no mantel) con el elenco sobre el escenario…

Quizá nos pudimos sentir un poquito actores por un momento, mirando directamente al patio de butacas, que como un gran fantasma de sábanas blancas nos devuelve esa mirada…

Y en esa mesa, con nosotros, la directora del Teatro Español, que es también la directora de este montaje, Carme Portacelli, los actores: Blanca Portillo, Inma Cuevas, Gabriela Flores, Jimmy Castro, Manolo Solo, Anna Moliner, Zaira Montes y Jordi Collet, y parte del equipo técnico…

“Mrs. Dalloway”, basado en la novela de Virginia Woolf, según Carme Portacelli, está de gran actualidad porque “habla de feminismo, de mercantilismo, de bisexualidad, de medicina… y del vacío existencial que es, probablemente, lo que más conecta con la actualidad. Además, también nos da su visión del suicidio que, contrariamente a la imagen que se nos da habitualmente de Virginia Woolf, deja de ser visto como una tragedia y se convierte en una condición necesaria”.

El papel protagonista – Mrs. Dalloway - está interpretado por Blanca Portillo, que reconoce que Virgina Woolf no se había cruzado en su camino, por eso cuando Carme se lo ofreció no dudo…

“Era un personaje que aparecía en mi vida por alguna razón… Comparto con ella muchísimas cosas y me está enseñando mucho. Estamos en el mismo periodo vital, la madurez… Me está enseñando a convivir con el paso del tiempo, de una manera sana, porque ella es consciente del paso del tiempo, no añora la juventud, sino que vive en el hoy…”

Virginia Woolf hace un recorrido de 24 horas en la vida de Clarissa Dalloway, desde que se levanta por la mañana y comienza a preparar una fiesta para su marido, hasta el momento de esa fiesta, por la noche. Un recorrido marcado por las horas que toca la campana del reloj del Big Ben, por el tiempo que va pasando y que lleva a Clarissa a ir atrás y adelante en el tiempo de su vida. El flujo de su conciencia, la conciencia sobre su vida, sus decisiones, llega en el mismo instante en que abre la ventana de ese maravilloso día de primavera en el que prepara una gran fiesta.

Para dar profundidad al personaje Virginia recurre a la construcción de unas memorias, hoy utilizadas en las series y en algunos guiones. Todo ocurre en un solo día, dando la sensación de estar viviendo la trama en tiempo real.

Diversos personajes que formaron parte de su vida acudirán hoy a su memoria y, después, a su casa para la fiesta. Virginia va entrando y saliendo de su mente llevándonos a la construcción de una sociedad que, coincidiendo con la nuestra, es un tiempo entre guerras. Una sociedad que está despertando a un mundo nuevo que, al mismo tiempo, está siendo destruido.

Clarissa es una mujer superficial en apariencia y dependiente, inmersa en una vida insustancial que ha sobrevivido a base de no mirar hacia atrás. Una mujer, como tantas otras, dedicada a hacer felices a los demás, que ha tomado decisiones en su vida sin tener en cuenta lo que de verdad deseaba, cumpliendo los requisitos de una mujer maravillosa admirada por todo el mundo. Por medio de ella la autora remarca el rol de las mujeres y nos habla de la represión sexual y económica.

Para Blanca Portillo: “Vivimos tiempos en los que quizás sería más tentador hablar de una mujer de rompe y rasga, pero creo que Clarissa Dalloway es, a su manera, tremendamente rompedora, consciente de los límites impuestos en los que vive y que ella ha aceptado. Posee una gran libertad interior. Ella es consciente de lo que le pasa, de lo que quiere y también de lo que no quiere y eso es de una enorme grandeza. Soy feminista hasta la médula, pero es importante que las mujeres escuchen también que la libertad real empieza ahí adentro, en la conciencia de lo que hemos elegido y de lo que no queremos”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.