www.inoutviajes.com
Proyecto Zarza: Agua, azucarillos y aguardiente
Ampliar

Proyecto Zarza: Agua, azucarillos y aguardiente

viernes 28 de febrero de 2020, 12:08h
Instagram

Llegamos al cuarto año del Proyecto Zarza, uno de los emblemas actuales del Teatro de la Zarzuela desde que está bajo la dirección de Daniel Bianco y que a nosotros también nos hace especial ilusión…

Acto de presentación que siempre tiene alguna sorpresa y en esta ocasión fue para abrir la rueda de prensa celebrada en el ambigú…

Allí estaban el director del coliseo; el director musical, Oliver Díaz; la directora de escena, Amelia Ochandiano, rodeados, mejor, flanqueados por todo el joven elenco, en el que algunos son repetidores, incluso multirrepetidores, en esta ocasión por haberlo hecho bien y no por haber suspendido…

Y en ese inicio, en el arranque, todos cantaron uno de los temas de ese sainete “Agua, azucarillos y aguardiente” …

Ambiente distendido, alegre, cordial y de camaradería por parte de los intérpretes, eso se nota hasta en el aire que se respira…

El Proyecto Zarza del Teatro de la Zarzuela nació hace ahora cuatro temporadas con una clara y necesaria intención: popularizar en el siglo XXI el género que le da nombre. Dentro de este firme objetivo, el público joven tiene una relevancia decisiva. Conseguir que este se aproxime sin miedo y exento de prejuicios a la zarzuela, dando así continuidad al género y afianzando su futuro, es el afanoso y feliz propósito de la iniciativa.

Por esta razón el Teatro de la plazuela de Jovellanos puso en marcha el Proyecto Zarza, una de sus iniciativas estrella, dirigido a un público juvenil de entre 12 y 18 años. El título escogido en esta cuarta edición es ‘Agua, azucarillos y aguardiente’ de Federico Chueca, y estará interpretado por jóvenes cantantes de entre 18 y 30 años elegidos a través de un riguroso proceso de audiciones en las que participaron más de 300 chicos y chicas. Puede decirse que estos cantantes y actores forman hoy por hoy la joven compañía del Proyecto Zarza.

‘Agua, azucarillos y aguardiente’, en esta nueva producción del Teatro de la Zarzuela, es una versión libre de la obra de Chueca firmada por el dramaturgo y novelista Nando López a partir del libreto que Miguel Ramos Carrión escribiera a finales del XIX. La dirección musical y la escénica correrán a cargo, respectivamente, de Óliver Díaz (desde el piano) y de Amelia Ochandiano, y los diecisiete actores-cantantes estarán acompañados por una orquesta de cámara integrada por ocho jóvenes músicos. Todas las funciones serán en la sala principal del Teatro de la Zarzuela del 2 al 7 de marzo, y se alternarán pases escolares (para alumnos de ESO y Bachillerato) y funciones para el público general (6 y 7 de marzo) con un total de 11 sesiones. En las citas escolares, tras el espectáculo se celebrará un coloquio entre el público y los artistas.

La función escolar del viernes 6 de marzo (11h00) será emitida en directo a través de Facebook, YouTube y la página web del Teatro.

Un viaje poético a través del tiempo

Este “pasillo veraniego en un acto” está hecho, por tanto, por jóvenes y para jóvenes, siguiendo la filosofía prioritaria del proyecto: acercar el género a las nuevas generaciones; y qué mejor manera de hacerlo que utilizando su propio lenguaje. Ochandiano sostiene al respecto que “es ahora, en pleno siglo XXI, cuando tenemos ante nosotros el reto de ofrecer este pequeño pedazo de la historia más brillante de nuestro teatro musical a las nuevas generaciones.” Y afirma que “la verdadera afición por el teatro o en este caso la afición por el teatro musical o la zarzuela, nace de asistir a espectáculos, de vivir experiencias teatrales realizadas desde el rigor, la excelencia y el lenguaje contemporáneo que requiere el hacer teatro; porque hacer teatro –señala– lleva implícito el presente, es un compromiso con nuestro momento y con nuestra visión de hombres y mujeres de hoy en día.”

Esta nueva versión mantiene todos los números musicales, pero cambia los textos no cantados, adaptando los personajes originales al siglo XXI y haciendo que Federico Chueca sea un personaje más. La propuesta escénica convierte la obra en un viaje poético a través del tiempo, donde presente y pasado se mezclan en el relato de una noche mágica en un Madrid que, como apunta Nando López, «se vuelve pasillo». Un homenaje a Madrid como referencia de lugar de encuentro, de cruce de caminos y destinos, de espacio de búsqueda y depósito de esperanzas, “un lugar para soñar”, como señala la propia directora de escena, que nos acerca a una obra clave de nuestra lírica a través de esta sugestiva, dinámica y fresca apuesta que una vez más celebra el compromiso del Teatro con los jóvenes artistas y los jóvenes espectadores.

Lunes 2 de marzo 10h00 y 12h30 (funciones escolares)

Martes 3 de marzo 10h00 y 12h30 (funciones escolares)

Miércoles 4 de marzo 10h00 y 12h30 (funciones escolares)

Jueves 5 de marzo 10h00 y 12h30 (funciones escolares)

Viernes 6 de marzo 11h00 (función escolar)

Viernes 6 de marzo 19h00 (función abierta)

Sábado 7 de marzo 19h00 (función abierta)

Reparto

Lara Chaves / Soraya Estévez / Cielo Ferrández / José Luis Fernández / Jan Forrellat / Cristina García / Joselu López / Luis Maesso / Desirée Moreno / Pedro Moreno / Guillermo Pareja / Sylvia Parejo / David Pérez / Nuria Pérez / Raquel del Pino / Lara Sagastizabal / Natán Segado

Orquesta de Cámara

Iria Rodríguez, violín; Claudia Ortiz, violín; Claudia Pérez, viola; Laura Algueró, violonchelo; Raquel de la Cruz, contrabajo; Carmen Terol, flauta; Aarón Carrión, acordeón; Roberto Fernández, percusión

Dirección musical Óliver Díaz

Dirección de escena Amelia Ochandiano

Escenografía Ricardo Sánchez Cuerda

Vestuario Gabriela Salaverri

Iluminación Juan Gómez-Cornejo

Coreografía Amaya Galeote

Ayudante de dirección de escena Palmira Ferrer

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios