www.inoutviajes.com
La firma Opinel celebra sus 130 años de historia
Ampliar

La firma Opinel celebra sus 130 años de historia

jueves 09 de julio de 2020, 12:08h
Instagram

Desde su nacimiento en 1890 de la mano de Joseph Opinel, un artesano que revolucionó el diseño industrial desde su humilde taller en el corazón de los Alpes franceses, la firma Opinel ha sido y es todo un icono de fama mundial que se caracteriza por la funcionalidad y calidad de sus cuchillos y herramientas, entre las que destaca su famosa navaja de bolsillo en 12 tamaños y, muy especialmente, la N° 8.

ICONO DEL DISEÑO MUNDIAL

La navaja N° 8 de Opinel, emblema de la casa, es un clásico atemporal que tiene el honor de compartir espacio con objetos de la talla del automóvil Porsche 911 o el reloj Rolex en lugares como el Victoria & Albert Museum de Londres o el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Ocupa además un lugar destacado en obras como Phaidon Design Classics –una guía que recoge los 999 clásicos del diseño industrial desde el siglo XVII– o en el diccionario Larousse –donde en 1989 la marca patentada Opinel entró como nombre común para definir “un cuchillo plegable con mango de madera en el que la hoja se asienta cuando está plegada”– y, aunque su sencillo diseño apenas ha cambiado en sus 130 años de historia, ha servido de inspiración para grandes marcas y artistas contemporáneos. Por ejemplo, la firma Yves Saint Laurent ha realizado recientemente una versión de alta costura en piel y la navaja cuenta con su propia escultura, una reproducción de gigante de 480 kg y con una hoja de 2,20 metros de largo levantada en el centro de uno de los skateparks más grandes de Francia, con 1.000 m2.

EDICIÓN ESPECIAL 130 ANIVERSARIO

Para conmemorar su 130 aniversario, Opinel ha lanzado una edición limitada de 13.000 unidades numeradas de la navaja No 8, fabricadas en su totalidad en Francia. La hoja ha sido fabricada en acero inoxidable Sandvik® 12C27M, una aleación de alto grado de pureza, con gran resistencia a la corrosión y al impacto y una microestructura de carburos finos que permite obtener un filo perfecto. El elegante acabado negro de la hoja y los anillos se ha realizado mediante un tratamiento especial (baño electrolítico) que ayuda a reforzar su durabilidad y, como todas las navajas de Opinel, incorpora el sistema de doble seguridad Virobloc®, un mecanismo inventado en 1955 por Marcel Opinel –hijo del fundador, Joseph Opinel– y patentado por la marca permite que la hoja se bloquee en la posición abierta o cerrada. Por su parte, en el mango, minuciosamente ilustrado con iconografía de la marca, se ha sustituido el haya habitual por madera de carpe, especialmente robusta, duradera y muy difícil de trabajar. Se trata, en definitiva, de un objeto digno de colección diseñado para pasar, como la tradición y el saber hacer de Opinel, de generación en generación.

UNA HISTORIA FAMILIAR

Opinel es una empresa familiar fundada en 1890 por Joseph Opinel, un hombre de principios, trabajador incansable y visionario adelantado a su tiempo que provenía de una familia de herreros de Gevoudaz, una pequeña aldea situada en la región de Saboya, en el corazón de los Alpes franceses. Su abuelo, vendedor ambulante, había aprendido a forjar durante sus viajes por el país y éste transmitió su saber hacer a su hijo, padre de Joseph, quien enseguida se hizo famoso entre los granjeros y campesinos locales por sus herramientas de filo. Con tan sólo 18 años, Joseph que trabajaba desde muy pequeño en el taller familiar, inventó la navaja Opinel. Su espíritu creativo, su curiosidad innata y su pasión por las nuevas tecnologías, lo llevaron a crear su propia cámara –un primer éxito que lo convirtió en fotógrafo de bodas y eventos locales- y, más tarde, a diseñar una navaja de bolsillo sencilla, funcional y estéticamente atractiva aunando artesanía con las técnicas y la maquinaria más vanguardistas del momento.

PIONERO EN LA ESTANDARIZACIÓN

En los primeros años del siglo XX el éxito comercial es una realidad y Joseph se ve obligado a abandonar la forja de su padre para construir una fábrica en la que producir grandes cantidades: perfeccionó las máquinas para fabricar mangos con mayor rapidez y, gracias a su turbina hidráulica, fue el primer habitante de su municipio que dispuso de electricidad, entre otros hitos. Con todo, Joseph llegó a desarrollar doce tamaños de su célebre navaja para diferentes usos, así como una completa gama de cuchillos de cocina y de mesa, afeitadoras, tijeras, cuchillos para queso, herramientas de poda y sacacorchos. Una colección que fue presentada y obtuvo la Medalla de Oro en la Exposición Universal de Turín de 1911.

EMPRESA DE CUARTA GENERACIÓN

El espíritu pionero, la inquietud por perfeccionar las técnicas y el saber hacer de Joseph Opinel se han ido transmitiendo de generación en generación hasta nuestros días. Continuaron con el negocio sus hijos León y Marcel, este último inventor del sistema Virobloc®, que consistente en la incorporación de un anillo giratorio que, al deslizarse sobre el fijo, cierra el revestimiento y bloquea la hoja una vez cerrada proporcionando una mayor seguridad. Después, dirigió la empresa su nieto Maurice y hoy está en manos de sus bisnietos Denis (director general desde 1988) y François (CEO desde 2016). En la actualidad, Opinel da empleo a más de 130 personas, está presente en 70 países y solo en 2019 ha producido 5,5 millones de cuchillos.

PROTECCIÓN MEDIO AMBIENTE Y VIROBLOC®

Los cuchillos y navajas de Opinel se distinguen por ser productos sostenibles con el medio ambiente en todos los procesos de su cuidado proceso de fabricación: utilización de bombillas eficientes en los talleres, aprovechamiento del agua, todos los colores se realizan con tintas de agua y la no utilización de plásticos, entre otras medidas. A medio camino entre la pura artesanía y lo industrial y heredado a lo largo de cuatro generaciones de creadores apasionados y visionarios–,apuestan además por el uso de materiales de altísima calidad y por la incorporación de una tecnología de vanguardia única en el mercado. Las hojas son de acero inoxidable, una aleación muy resistente a la corrosión y 100% reciclable; el mango, protegido contra machas y humedad, es de madera haya (aunque se también se usan abedul, boj, carpe, roble, ébano, nogal, olivo y padauk para colaboraciones y ediciones limitadas) procedente de explotaciones francesas que cumplen con estrictos estándares de responsabilidad social y medioambiental; y en su cierre llevan el exclusivo sistema Virobloc®, inventado en 1955 por Marcel OpineL, perfeccionado en la década de 1990 y patentado por la marca en el año 2000.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios