www.inoutviajes.com
El primer mercado gastronómico de Murcia, en antiguo edificio de Correos
Ampliar

El primer mercado gastronómico de Murcia, en antiguo edificio de Correos

jueves 03 de septiembre de 2020, 10:38h
Instagram

La región de Murcia y muy especialmente su capital están viviendo un gran impuso a nivel culinario gracias al trabajo conjunto de cocineros, proveedores, pequeños emprendedores, instituciones locales y grandes compañías como el Grupo Orenes. En los últimos años, esta empresa familiar de origen murciano, consolidada como una de las más importantes del sector del ocio integral en nuestro país, ha decidido apostar fuerte por la hostelería de la comarca a través de la financiación y creación de proyectos como el nuevo Odiseo y de la renovación de espacios emblemáticos de la ciudad como el icónico restaurante Rincón de Pepe o la antigua sede de Correos, convertida hoy en el primer mercado gastronómico de Murcia.

REFERENTE VIVO DE LA CIUDAD

Los mercados gastronómicos ya no son una mera moda pasajera sino un joven pero sólido modelo hostelero, asentado en las urbes más importantes del mundo y que responde a los nuevos hábitos de consumo y a la tendencia hacia una mayor informalidad y carácter social del acto de comer y beber. El Mercado de Correos de Murcia es por tanto un espacio cosmopolita que, sin embargo, ha sido creado para poner en valor la idiosincrasia culinaria local con una oferta asentada en el recetario y la despensa murcianos, así como para recuperar y devolver a la vida uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Está situado en la que fuera sede de la oficina municipal de Correos y Telégrafos hasta finales de los 80. Una construcción de 1930 que, tras una inversión cercana a los 3 millones de euros, ha sido completamente rehabilitada respetando su estructura, su fachada y numerosos elementos ornamentales como la carpintería, la barra central y algunas lámparas. En su decoración han intervenido los mejores equipos de España y en ella se ha optado por colores vivos y detalles vegetales que contrastan con las maderas oscuras originales y por un toque industrial con detalles años 30 que combinan a la perfección con el estilo modernista del edificio primigenio.

La actividad principal del Mercado se desarrolla en la planta baja donde se encuentran los 16 puestos gastronómicos (12 de comida y los restantes dedicados a coctelería, cerveza, vinos y vermús y cafés), un área central de mesas altas con servicio a mesa y una terraza llamada El Invernadero, climatizada para verano e invierno y enfocada al tardeo y a tomar las primeras copas de la noche a ritmo de música de DJ. Por su parte, las plantas superiores están destinadas a la organización de eventos privados y citas culturales o sociales abiertas al público como exposiciones, etc.

EL MERCADO, PUESTO A PUESTO

Las 16 paradas gastronómicas que alberga el Mercado están operadas por proveedores de origen murciano y abarcan, entre todos, la gran riqueza gastronómica de la región:

Charcutería Sabor Ibérico: ofrece un amplio surtido de tapas, raciones y bocadillos en torno al jamón ibérico (incluyendo propuestas tan originales como el tartar de jamón ibérico o las croquetas caseras de panceta ibérica y gamba roja de Águilas) y, sobre todo, al chato murciano, la raza de cerdo autóctona protagonista aquí de recetas como la salchicha de chato trufada a la plancha sobre pan de cristal, la longaniza de chato con nueces del Nerpio o la morcilla de chato y piñones.

Arrocería de José Luis Nicolás: en ella destacan especialidades como el arroz de verduras del campo de Cartagena, el arroz mixto con pollo de corral y chato murciano o el arroz con pulpo elaboradas, como no, con grano de Calasparra, el primer arroz de España con denominación de origen.

Frutería El Tites: esta empresa murciana con más de 50 años de experiencia en el sector es la responsable de traer al Mercado lo mejor de la huerta murciana a través de una propuesta basada en ensaladas, platos vegetarianos (pastel de verduras con salsa Cumberland, espinacas a la catalana con piñones y pasas, parrillada de verduras a la plancha, etc.) y frutas frescas, en macedonia, brocheta, zumos, con chocolate o con nata.

Karnal (carne): la taberna La Parranda, un clásico del tapeo en Murcia, es la responsable del puesto preferido por los más carnívoros ya que ofrece brochetas variadas (de chorizo criollo, de pollo al curry, de presa ibérica, y de entrecotte), carnes a la brasa (pollo a macerado, presa ibérica, chuletas de cordero segureño entrecotte de ternera) y carnes de diferentes razas de vaca con distintas maduraciones: Retinta CON 40 días de maduración, vaca danesa y vaca finlandesa con 50 días de maduración, y Rubia gallega con 90 días de maduración.

El Disparate (cocina murciana): también La Parranda está detrás del rincón más murciano de todos, donde se puede disfrutar de recetas tan típicas como la marinera (la mítica tapa de ensaladilla y anchoa) o el marinero (con boquerón), el zarangollo, los salazones o los paparajotes.

Los Bichitos (pescados): otro gastrobar muy popular en la ciudad, Los Bichitos, firma la oferta del puesto dedicado al pescado en el que se pueden encontrar caballitos (gambas rebozadas), Tigres Caseros, ostras, Zamburiñas, Mejillones al vapor, Pulpo al horno, frituras variadas, atún rojo en tarta, sashimi o tataki, pescados grandes a la pancha y otras propuestas marineras.

Hamburguesas Rockeras: ofrece hamburguesas tan originales como la de pollo al estilo Pekín, la de pollo crujiente con salsa de mango ahumado y curry habanero, pico de gallo y chocolate, la de buey con mayonesa de trufa, mermelada de cereza y queso Blue Stilton o la de buey con foie, setas, reducción PX y cebolla crujiente y no hay que perderse sus gambas rockeras.

La Takoteca: otra de las propuestas más internacionales del Mercado está especializada en tacos mexicanos, eso sí, elaborados con ingredientes nacionales. Destacan el de atún cocinado en grasa de jamón ibérico con salteado de verduras caramelizadas, el de calamares thai con pisto murciano y kimchi, el de tartar de atún con remolacha, el de panceta al vacío con soja y mostaza y el de escalibada de verduras con salsa de piquillo y trufa.

Confitería La Cruz: el punto dulce del Mercado de Correos lo pone Confitería La Cruz, un negocio familiar con más de 30 años de experiencia y cuatro establecimientos en Murcia capital. Ofrece un amplio surtido de tostadas, repostería, tartas, crepes y gofres caseros, así como zumos naturales, helados artesanos, granizados, cafés y frappés.

La Diligente: La Diligente Compañía de Vinos es una distribuidora de origen murciando que cuenta y pone a disposición del Mercado con una selección cercana a las 450 referencias entre sidras, vermús artesanos y vinos de todo el mundo dentro d ellos cuales priman los vinos naturales, de pequeñas parcelas y de autor.

El Invernadero: es la terraza de copas del Mercado y ofrece desde destilados premium y ultrapemium de todo el mundo hasta cócteles clásicos, recetas de propio cuño y una selección de shishas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios