www.inoutviajes.com
Marianna Nessi: Soy una mujer que ha aprendido a disfrutar la vida
Ampliar

Marianna Nessi: Soy una mujer que ha aprendido a disfrutar la vida

Instagram

Marianna Nessi nació en Caracas, Venezuela en febrero de 1980. Es periodista, locutora e influencer en las redes sociales. Desde temprana edad descubre su pasión por las artes y la comunicación…

En tus propias palabras ¿Quién es Marianna Nessi?

Ja! Hace poco les comentaba a mis seguidores de Instagram lo difícil que era para mi contestar a esta pregunta y parece que la vida me la recalca para que nunca lo olvide. La respuesta es simple. Solo soy una mujer que ha aprendido a disfrutar la vida sin importar que a veces se torne oscura. Me agarro fuerte de los instantes de luz aprovechando su claridad para valorar el tesoro que constantemente brilla a mi alrededor. Soy sencilla y natural. Me fastidia el decoro exagerado. No uso máscaras para agradar. Me gusta reír a carcajadas. Soy observadora de miradas y muy curiosa cuando de personalidad se trata. Soy de carácter fuerte y muestro seguridad al hablar. Sin embargo, la nobleza y la cordialidad se me desbordan al andar.

Soy observadora de miradas y muy curiosa cuando de personalidad se trata

Recientemente ha publicado un libro titulado “A ver si entiendo”, que cuenta el despertar sexual de una adolescente, que puede ser ella misma…

“A ver si entiendo” ¿Qué hay que entender?

Cuando hago referencia a la palabra entender lo relaciono a una situación. No obstante, antes de entender tuve que comprender. Y de eso están hechas las líneas de este libro. Para poder entender el porqué de una situación lo primero que hice fue como una especie de pacto conmigo misma. Fue como si hubiera firmado un contrato en el que me comprometía a abrir mi mente y mi corazón aceptando, de antemano, todo aquello que pudiera no gustarme. Una de las cláusulas decía que si algo llegase a molestarme por dentro haciéndome sentir como una especie de pellizco sin aviso previo, debía parar, respirar y pensar antes de reaccionar. Era una norma sine qua non.

Había vivido muchas relaciones de pareja y algunas de ellas me hicieron mucho daño. En otras, sentí que el malestar lo causé yo. Como consecuencia de esto, me fui convirtiendo en una persona dura. Era difícil para mí permitir que alguien nuevo entrara a mi corazón. Así que empecé a estar en silencio y a mirarme por dentro, pues casi no podía reconocerme a mí misma. Ya no era la chica alegre y divertida que solía ser. Esto no me gustaba para nada. Algo estaba pasando.

Empecé a aplicar la susodicha norma, respetando cada cláusula que el contrato encerraba y comencé a estudiar con detalle a cada persona que había estado conmigo como pareja. Me di cuenta de que todas ya tenían un camino recorrido antes de llegar a mí. Que todos arrastramos sombras o heridas mal curadas y sin querer maltratamos al ser que en el momento nos acompaña. Que a veces nos dañan o dañamos y no es algo personal. Que no debemos tomarlo todo a pecho y que no valemos menos solo porque alguien decidió no querer estar más con uno. Empecé a comprender y a perdonar. A ellas y a mí. Decidí cambiar el juicio por la comprensión. Hasta que por fin pude entender.

Para poder entender el porqué de una situación lo primero que hice fue como una especie de pacto conmigo misma

A veces ¿es difícil entenderse uno mismo?

Si. Pareciera una batalla sin fin. Puedo tener la experiencia y hasta la teoría en mi mano, pero si permito que mi mente me embote y me sabotee con los susurros embarrados de miedos, no encontraré nunca una respuesta. Hay que saber calmar al cerebro. Esa es la clave.

¿”A ver si entiendo” se puede considerar un libro de autoayuda?

Yo no lo llamaría autoayuda. Me gusta más la palabra “aliado”

Y desde muy joven comprende que prefiere como pareja personas del sexo femenino…

¿Tardaste mucho en aceptarte, sexualmente hablando?

La verdad si. Aunque desde temprana edad ya sabía mi preferencia sexual, sentí por mucho tiempo vergüenza en expresarme con libertad.

Pero llega un momento que hay que perder la vergüenza para estar bien consigo misma y crea su canal de Youtube para expresar, a través de sus propias historias, la realidad de lo que se vive en una relación amorosa sin tabúes ni prejuicios.

¿Cuánto cuesta desnudarse en público aunque sea por escrito?

Es un precio muy alto: tener voluntad. A veces creemos que lo que nos ocurre solo nos pasa a nosotros y no es así. En estos tiempos digitales y de redes sociales pareciera que la felicidad abunda en los hogares de las personas, pues lo que vemos a través de la pantalla es radiante, perfecto y armónico. Por eso he tenido la voluntad de desnudarme en palabras y decir la verdad que se esconde detrás de esas máscaras de cristal.

¿Qué reacciones tiene la gente cuando ve tus programas o cuando lee tu libro?

Se sienten completamente identificadas. Viven la historia como si les perteneciera. Lloran conmigo, se ríen a morir. Sienten la necesidad de contarme con pelos y señales, lo que en ese momento está viviendo. Y yo encantada de leer sus cuentos.

¿La sexualidad nace o se hace?

Yo diría que la sexualidad se siente.

¿Hace falta educación sexual? ¿Desde qué edad?

Ojalá que en vez de sexo en las escuelas se hablara de sentimientos, de valores. Si se eliminaran las etiquetas tendríamos un mundo más feliz. ¿Desde qué edad? Desde que la madre tiene al bebe en su vientre. El amor empieza desde ahí.

He tenido la voluntad de desnudarme en palabras y decir la verdad que se esconde detrás de esas máscaras de cristal

De Venezuela, su país natal, se traslada a España y en la actualidad vive en Madrid…

¿Venezuela o España a la hora de expresarte libremente?

Pienso que Venezuela aun está en pañales en cuanto a expresarse libremente. Definitivamente en España me siento más cómoda.

¿Echas de menos Venezuela?

Echo de menos mi hogar, mi familia. Echo de menos el Caribe y el calor humano del venezolano.

¿Es más difícil para una mujer desarrollar su sexualidad sin problemas que para un hombre? ¿Estamos en una sociedad machista?

Pienso que las mujeres tenemos el camino con más obstáculos para llegar a cualquier meta. Sin embargo, eso nos ha permitido ser más fuertes, con más espíritu de lucha. Hemos evolucionado, no cabe duda. No obstante, hay mucho que hacer todavía para lograr un mejor equilibrio entre el hombre y la mujer.

¿Te han atacado por tus preferencias sexuales?

De frente no. Eso es lo que más risa me da. Te imaginarás el nivel de cobardía de los atacantes. Ja!

No permitas que alguien te maneje y juzgue tu manera de vivir… Tienes derecho a ser feliz

¿Sexo sin amor?

Uy. Como me cuesta eso.

¿Amor sin sexo?

Puede pasar. Pero que rico es sentir deseos por tu pareja…

Proyectos

Libros y más libros.

Por último, un consejo a aquellas personas que se debaten en la incertidumbre sexual o no se aceptan, bien por problemas morales, bien por culpa del entorno

No olvides nunca que tu vida te pertenece. Cada uno tiene una vida y lo ideal es que la viva como quiera. ¿Te imaginas viviendo la vida de otro/a? Sería terrible ¿no? Pues no permitas que alguien te maneje y juzgue tu manera de vivir… Tienes derecho a ser feliz.

Algo que se haya quedado en el tintero y quieras decir…

Que el tren pasa varias veces y que solo te montarás en él cuando realmente estés listo/a.

Gracias chicos…

Gracias a ti, Marianna por tu valentía y tu claridad, que nunca te falte…

https://www.instagram.com/mariannanessi/

https://www.facebook.com/mariannanessioficial/

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios