www.inoutviajes.com
Escapadas de invierno en Gran Bretaña
Ampliar

Escapadas de invierno en Gran Bretaña

Instagram

Gran Bretaña ofrece un gran abanico de propuestas de relax, y planes al aire libre para desconectar y descansar. Desde caminatas por asombrosos montes hasta estancias en hoteles balnearios.

Ruta por balnearios

Comenzaremos por una escapada invernal a un balneario de cinco estrellas, como el recientemente inaugurado Buxton Crescent Health Spa Hotel, en el condado de Derbyshire, es famoso por sus aguas termales desde la época romana. En la década de 1780, el Duque de Devonshire ordenó la construcción de este edificio, actualmente catalogado con el Grado I por su especial interés. Tras invertir 70 millones de libras (unos 77 millones de euros) en reformas, esta joya arquitectónica volvió a abrir sus puertas en octubre de 2020. Ubicado en un entorno rural, el hotel ofrece modernos tratamientos de spa, y habitaciones y suites con una decoración espectacular. Aquí nos esperan saunas, baños turcos, una piscina con climatización natural e incluso una cueva de sal donde puedes disfrutar de la haloterapia y sus propiedades antibacterianas.

Desde caminatas por asombrosos montes hasta estancias en hoteles balnearios

Las aguas termales de la histórica localidad de Bath llevan atrayendo visitantes más de dos milenios: desde la época romana, pasando por la georgiana, hasta hoy. Recomendamos reservar un día para remontarse al pasado en los baños romanos y, al día siguiente, mimarse con una relajante y moderna experiencia en el Thermae Bath Spa.: Varias salas de vapor, dos baños termales naturales y una piscina en la azotea con unas vistas increíbles de Bath son algunos de sus principales atractivos. Otra buena idea es aprovechar el paquete de tratamientos Thermae Revive.

La localidad de Harrogate, en North Yorkshire, presume de una larga historia como destino de bienestar y sigue teniendo mucho tirón en las rutas de balnearios. Sus aguas naturales curativas se vienen tomando desde inicios del siglo XVI y gozaban de gran popularidad entre los círculos más elegantes de las épocas georgiana y victoriana. Fiel a esa trayectoria, Harrogate Spa ofrece tratamientos, piscinas de lujo, una sauna de sal y una cabina de hielo. Además, Harrogate también es famoso por sus calles victorianas, aún salpicadas de tiendas originales, y el conocido salón de té Bettys, que sirve uno de los afternoon teas con más solera de todo el país.

Viajar sin prisa - Slow travel

El parque nacional de The Broads dispone de más de 200 kilómetros de vías fluviales en un entorno natural de ensueño. Un lugar especial donde disfrutar de cada momento y navegar rodeado por un paisaje espectacular. Una oportunidad única de ver, con toda la tranquilidad del mundo, los sitios más importantes de Norfolk a bordo de un crucero de lujo o una pequeña embarcación.

Las aguas termales de la histórica localidad de Bath llevan atrayendo visitantes más de dos milenios

Algo más al norte, en el Distrito de los Lagos, la compañía Windermere Lake Cruises ofrece viajes en barco por el lago Windermere. Este servicio se ha vuelto a poner en marcha, así que ya puedes reservar tu asiento a bordo de una de sus embarcaciones, que salen de los muelles de Ambleside, Lakeside o Bowness. El relajante trayecto te brinda unas vistas increíbles de las montañas cubiertas de neblina y los bosques que rodean el lago, para que te fundas con este paisaje invernal con total calma. También está la opción de hacer cruceros circulares privados para grupos pequeños. Las aguas del Windermere presentan otra novedad: la llegada del nuevo barco MV Swift, con capacidad para 300 pasajeros, llamado a ser la mayor embarcación en servicio en el lago natural más grande de Inglaterra en más de 80 años..

También se puede realizar un viaje en un tren vintage. Un tren histórico es la forma más idílica de viajar por Gran Bretaña a la velocidad de épocas pasadas. Algunos de los más destacados incluyen el ferrocarril Settle - Carlisle, que pasa por los impresionantes Tres Picos de Yorkshire: Ingleborough, Pen-y-Ghent y Whernside. Además, también atraviesa el emblemático viaducto de Ribblehead. Puedes disfrutar de más panorámicas de la región en el ferrocarril North Yorkshire Moors, en un ambiente protagonizado por el esplendor de antaño. Viaja al pasado a bordo de vagones y locomotoras de vapor restauradas que se remontan a la década de 1890 y llevan por localidades como Whitby, Goathland y Levisham, con las hermosas vistas de Yorkshire como compañeras de viaje.

Planes de invierno al aire libre

Los amantes de la naturaleza pueden caminar por frondosos bosques de hoja perenne, con las agujas de pino crujiendo bajo los pies y, en lo alto, las copas de los árboles cubiertas de escarcha. Situado a menos de tres horas en coche de Edimburgo, en el corazón del parque nacional de Cairngorms, el bosque Rothiemurchus es uno de los mayores bosques naturales de Gran Bretaña y presenta un universo de pinos, abedules, serbales y enebros. Hábitat de muchas especies autóctonas, si tienes vista de lince, igual en uno de tus paseos por el monte ves alguna liebre de montaña, ciervo o gato montés escocés.

Otra opción es acercarnos a dos lugares archiconocidos de Londres, como la pista de hielo del palacio de Hampton Court o el tradicional mercado navideño de South Bank Decoradas con luces parpadeantes y árboles de Navidad, estas populares pistas vuelven a la capital británica por esta época, siempre que las circunstancias lo permiten. Un buen plan para este invierno en un escenario de cuento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios