www.inoutviajes.com
Costillar, la pieza más deseada del asado
Ampliar

Costillar, la pieza más deseada del asado

viernes 04 de diciembre de 2020, 10:51h
Instagram

Las costillas del asado son algo así como el pico del pan, las alitas del pollo asado o el socarrat de la paella: son la pieza más codiciada. Y no es de extrañar, porque están llenas de sabor, con una crujiente capa en el exterior y una suave y jugosa carne en el interior. Las de Moralejo Selección, de su línea Asadofacil, están de categoría, ya envasadas y con todo preparado para que estén listas tan sólo unos minutos en el horno.

No hay parte más rica de los asados que las costillas, crujientes por fuera y tiernas por dentro, están llenas de sabor, pero prepararlas en casa no es tan sencillo como parece. El objetivo es que nos quede una piel muy doradita y una carne muy jugosa, tarea que en el horno de casa siempre se complica. Por eso lo más cómodo, sencillo y limpio es ponernos en manos de los packs Asadofacil de Moralejo Selección, con los que el asado queda perfecto en la mitad de tiempo y sin apenas manchar. “Hazlo tú mismo de una forma sencilla y rápida…”, esta es la máxima de este concepto de cocina que nos asegura poder disfrutar de un producto de máxima calidad y con ingredientes naturales: el auténtico asado castellano de toda la vida en nuestra propia casa. Entre otros productos de Asadofacil están la pierna y paletilla de cordero lechal y de cabrito y el costillar de cordero o de cabrito lechal. Como ya hemos dicho, es fácil y cómodo porque ya viene todo preparado y listo para meter en el horno, es limpio porque no hay humos ni grasas ya que el producto se asa dentro del propio envase, y es económico y rápido porque ahorramos energía cocinándolo en mucho menos tiempo de lo habitual.

Cómo proceder con un producto “Asadofacil”

En primer lugar, retiramos la etiqueta y colocamos el producto elegido en la bandeja del horno, sin sacarlo del envase y colocando hacia arriba por la parte indicada mediante una pegatina. Precalentamos el horno a 220º y lo metemos (repetimos, sin sacar del envase). A continuación, dejamos que se haga el tiempo establecido, 50 minutos tanto en el caso del costillar de cordero lechal, como en el de cabrito también lechal, y una vez pasado el tiempo, sacamos del horno y retiramos con cuidado el envase ya que estará caliente. Finalmente, serviremos en la mesa con la guarnición que previamente hayamos preparado, o bien con una ensalada, lo que más nos guste.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios