www.inoutviajes.com
Un cocodrilo que se come un capitalista, Brooklyn, Nueva York
Ampliar
Un cocodrilo que se come un capitalista, Brooklyn, Nueva York

Paseo diferente por el mundo del arte diferente

Instagram

Un peculiar recorrido por el mundo de la mano – a veces literalmente – de obras escultóricas que pueden ser arte o parte de un mundo distinto, incluso divertido, incluso diferente, incluso provocador, incluso curioso, incluso inquietante…

¿Arte y parte? ¿Parte de arte? ¿Ni arte, ni parte?

Arte incluso divertido, diferente, provocador, curioso, inquietante

Que cada cual juzgue y que el cielo los juzgue…

Vayamos al tema, iniciemos el paseo ¿artístico? por París…

Le Pouce fue realizado en el año 1965 por César Baldaccini, un autor que creó la obra para una exposición en la capital francesa cuya temática giraba en torno a la representación de las manos. Siendo Le Pouce la mejor obra de esta exposición, el monumento fue conservado y colocado posteriormente en una de las vías del centro de la ciudad parisina. De hecho, y a pesar de que el evento tuvo mucha popularidad, fue Le Pouce el único monumento conservado hasta la actualidad.

La Mano del desierto es una escultura ubicada a 75 km al sur de la ciudad de Antofagasta, a un costado de la ruta 5 Panamericana. Fue construida por el escultor chileno Mario Irarrázabal. La escultura, construida a base en hormigón armado, posee una altura de 11 m. Fue inaugurada el 28 de marzo de 1992 y su construcción fue costeada gracias a aportes de la Corporación Pro Antofagasta.​ Su mantenimiento corre por parte de la misma corporación, quienes realizan operativos de limpieza, pues la escultura es constante blanco de grafitis.

El mismo artista ha realizado esculturas similares en las arenas de la playa Brava de Punta del Este (el monumento de la Mano de Punta del Este) en 1982, en el parque de Juan Carlos I de Madrid, en Puerto Natales, y en Venecia.

El Shark se convirtió en el residente más famoso de Headington cuando aterrizó en el techo de 2 New High Street en la madrugada del sábado 9 de agosto de 1986.

Esta casa ordinaria (construida como una casa adosada alrededor de 1860 pero ahora unida por un enlace a una segunda casa al norte) de repente se convirtió en el centro de la atención mundial, y el tiburón sin cabeza todavía despierta interés hoy en día.

La Mano del desierto es una escultura ubicada a 75 km al sur de la ciudad de Antofagasta

La escultura sin cabeza, con la etiqueta "Sin título 1986" fijada a la puerta de la casa, fue erigida en el 41 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica en Nagasaki. Creado por el escultor John Buckley, está hecho de fibra de vidrio, pesa cuatrocientos pesos y mide 25 pies de largo.

Como parte de los festejos por el 120 aniversario del nacimiento del escritor checo Franz Kafka, se emplazó en el Barrio Judío Josefov una moderna y excéntrica escultura en su honor, realizada por el artista Jaroslav Rona. Todo un monumento a Franz Kafka. El diseño es verdaderamente curioso, presenta a un hombre sin brazos ni cabeza (es únicamente una chaqueta), con un señor más pequeño montado sobre sus hombros. Una imagen que encierra misterio, búsqueda artística y una fuerte carga existencialista, señales características del autor de La metamorfosis.

Según el escultor, la metáfora de la figura va en busca de iluminar la separación espiritual que subyace en las obras kafkianas. Está inspirada en una novela corta titulada Descripción de un combate, que narra la historia de un hombre que se pasea por Praga a hombros de otro. La pieza está esculpida en bronce, mide 3,75 metros y peso cerca de 800 kilos. La inauguración oficial fue en diciembre de 2003. Rona se hizo cargo del proyecto luego de ganar un concurso que impulsó el gobierno de Praga, donde participaron los más prestigiosos artistas de la República Checa.

La escultura "Corporate Head" de Terry Allen (c. 1991) Ubicada en el 725 de S. Figueroa en el suelo, en una placa, detrás de la escultura dice: "Dijeron que tenía una cabezapara los negocios.Dijeron quepara salir adelantetendría que perdermi cabeza.Dijeron quetenía que ser concretoY me convertí enconcreto.Dijeron, vamos, hijo mío, Multiplicardividir, conquistar.

Hice lo que pude.”

Esta escultura evoca la sensación de impotencia de los hombres de negocios, al representar a un trabajador corporativo y un maletín, con la cabeza del trabajador aparentemente atrapada dentro del edificio.

De Vaartkapoen es una estatua divertida, erigida en 1985, y Bruselas abunda en este tipo de estatuas. Bélgica se caracteriza, ante todo, por un humor particular, marcado por la autocrítica, que en ocasiones, empuja a artistas y autoridades decisorias a integrar en los lugares públicos sorprendentes estatuas. Así, en la place Sainctelette, a lo largo del canal, el conocido Agente 15 surgido de la serie «Quique y Flupi» de Hergé, ve cómo un pícaro del canal o «vaartkapoen» que asoma por una boca de alcantarilla lo agarra del pie. Esta divertida estatua lleva el sello del escultor bruselense Tom Frantzen y se plantó en 1994.

  • Dios padre en la bóveda del cielo, Estocolmo, Suecia

Dios Padre sobre el arco iris. Dios colocando nuevas estrellas en el cielo. Nacka. Estocolmo. 1949. Originalmente se diseñó en 1946 como un monumento a la paz y para celebrar la creación de las Naciones Unidas. Milles sólo creó un modelo de bronce, una propuesta de escultura para el edificio de la ONU en New York, pero su alumno norteamericano Marshall M Frederics lo llevó a tamaño completo 50 años después.

El creador de esta impresionante obra escultórica es John Seward Johnson Jr, un artista conocido por sus figuras únicas, sorprendentes y tremendamente originales. En concreto, TheAwakening, creada en 1980, es una de sus creaciones más conocidas, ya que las sensaciones que provoca a todo aquél que la mira no dejan indiferente a nadie.

De Vaartkapoen (policía disparado) es una estatua divertida, erigida en 1985

La escultura está formada por 5 piezas colocadas bajo tierra, dando la impresión de que se trata de un conjunto completo que representa al cuerpo de un hombre de grandes dimensiones enterrado. Las piezas de aluminio constituyen las extremidades de un individuo que, de no poder escapar, le espera una muerte terrible.

Dentro de las 10 esculturas más creativas de Estados Unidos, este tenedor de 35 pies (11 metros aproximadamente) de altura y 11 toneladas de peso, brilla frente a un edificio de oficinas en Springfield, Misuri (Estados Unidos), con sus dientes clavados en el suelo.

El tenedor fue una vez un accesorio de promoción en las afueras de un restaurante en 3662 S Glenstone Ave. (Ahora un Prima’sMexican Grill), pero cuando el restaurante cerró, la firma publicitaria Noble &Associates trasladó la monumental pieza a las afueras de su oficina.

THE PASSE-MURAILLE, es un homenaje a una famosa obra de literatura francesa con el mismo nombre que inmortaliza el trágico final de la novela en el que un hombre con la capacidad de pasar por las paredes se encuentra atrapado en medio del paso después de una racha de travesuras pícaras.

Montada en una pared de piedra y mirando como si el hombre de bronce fuera atrapado a mitad de paso caminando a través de una pared, la escultura de bronce se basó en un personaje del escritor parisino Marcel Ayme. El personaje, M. Dutilleul, descubre que puede caminar a través de las paredes y utiliza descaradamente esta habilidad para cometer el crimen y llevar a cabo un romance. En su última visita a su paramour, Dutilleul pierde inesperadamente su poder y se inmoviliza dentro de la pared.

  • Un cocodrilo que se come un capitalista, Brooklyn, Nueva York

Esta curiosa escultura de Tom Otternesse representa a un cocodrilo que emerge de una alcantarilla y se come a un hombre (que representa el capitalismo) con cabeza con forma de saco de dinero. Está situada a la entrada del edificio de la Universidad Politécnica de Brooklyn.

Pero el monumento todavía tiene un significado oculto. Sirve como un recordatorio de la terrible leyenda, que se ha contado durante más de 50 años entre los habitantes de la ciudad. Muchos lugareños creen que los caimanes viven en el antiguo sistema de alcantarillado urbano. El autor de esta fantástica leyenda es el escritor Robert Daily, quien escribió la novela 'El mundo bajo la ciudad' en los años cincuenta del siglo pasado, cuyo contenido impresionó a los habitantes de Nueva York.

De la nada, una figura encapuchada apareció cerca del borde del agua. En lugar de atacar al sobresaltado guardia, le preguntó cómo se mantenían los suministros de grano y madera de la ciudad. Von Heidi le informó al fantasma que la ciudad tenía suficientes suministros, pero el fantasma le advirtió que no sería suficiente. En ese punto, la aparición se desvaneció.

THE PASSE-MURAILLE, es un homenaje a una famosa obra de literatura francesa con el mismo nombre

Creada por los escultores SergejusPlotnikovas y SvajunasJurkus, el objetivo era representar a un fantasma que, según una leyenda local, deambulaba frente al castillo de Klaipeda para advertir sobre la inminente escasez de reservas de grano y madera.

La estatua ecuestre de Gengis Kan, parte del conjunto escultórico Gengis Kan, es una estatua de Gengis Kan a caballo de 40 metros de altura, en la ribera del río Tuul en TsonjinBoldog (a 54 km al este de la capital de Mongolia, Ulán Bator), donde según la leyenda se encontró un látigo de oro. La estatua apunta simbólicamente al este, hacia su lugar natal. En la base del complejo escultórico se encuentra un centro de visitantes, a 10 metros de altura, con 36 columnas que representan los 36 kans de Gengis de la Ligdan Kan. Fue diseñado por el escultor D. Erdenebileg y el arquitecto J. Enkhjargal, siendo inaugurada en 2008.

Y por último, cerramos nuestro itinerario sobre arte diferente ¿es arte?, en Madrid, con la escultura del Ángel Caido…

La fuente del Ángel Caído o monumento del Ángel Caído se encuentra en el parque del Retiro de la villa de Madrid (España), en la glorieta del Ángel Caído, sobre el solar que ocupaba la fábrica de Porcelanas de la China, destruida durante la Guerra de la Independencia en 1813. Es obra de Ricardo Bellver (escultura principal) y Francisco Jareño (pedestal).

La glorieta del Ángel Caído se encuentra a una altitud topográfica oficial de 666 metros sobre el nivel del mar en Madrid. Esta coincidencia con el llamado Número de la Bestia, unida a la existencia de una falsa creencia popular moderna según la cual el monumento es una suerte de «homenaje» a Lucifer, al mal, o a lo herético, ha despertado la imaginación de muchos aficionados al esoterismo. Sin embargo, este hecho no es en absoluto raro en Madrid, pues la altura media de la capital española es de 666 metros sobre la mencionada referencia.

Muchas personas creen que este es el único monumento en el mundo alusivo al Ángel Caído, pero esto no es así, pues en la ciudad de Turín (Italia) existe una escultura de Lucifer en la cima del Monumento al Traforo del Frejus; en Tandapi (Quito, Ecuador) la obra titulada ‘El poder brutal’ representa la cara del Diablo; la ‘Estatua del Ángel Rebelde’en el Capitolio Nacional de La Habana (Cuba) y otra que está en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica que se llama “El genio del mal”. Y posiblemente alguna más escondida en las tinieblas…

Y estas son algunas de las propuestas más o menos artísticas, diferentes o curiosas, hay algunas más, nosotros nos hemos quedado con las que hemos mencionado, pero si siguen buscando y si tienen intención de viajar, busquen, busquen, seguro que algo encontrarán y nos lo cuentan…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios