www.inoutviajes.com
Un espectáculo para recordar al genial cineasta Segundo de Chomón
Ampliar

Un espectáculo para recordar al genial cineasta Segundo de Chomón

jueves 06 de mayo de 2021, 22:17h
Instagram

Con motivo de los 150 años del nacimiento de Segundo de Chomón, uno de los más grandes pioneros del cine en España y en el mundo, la Academia de Cine y el Instituto Cervantes han recordado al genial cineasta en un acto protagonizado por el pianista y compositor Jordi Sabatés.

Luis García Montero, director del Cervantes, y Mariano Barroso, presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, presentaron el espectáculo, que se celebró en la sede del Instituto (c/ Alcalá, 49, Madrid), y en el que intervino también el director de cine Manuel Gutiérrez Aragón. El acto se emitió en directo por el canal Directo 1 del Instituto Cervantes y por YouTube.

Segundo de Chomón (Teruel 1871-París 1929), que fue también director de fotografía y productor, revolucionó el cine de su época con innovadores conceptos que siguen asombrando hoy por su calidad técnica y artística.

El espectáculo, titulado Jordi Sabatés recrea a Segundo de Chomón, ofreció una quincena de vídeos del realizador turolense acompañados en directo al piano por Jordi Sabatés (Barcelona, 1948), quien ha creado la música original adaptada al ritmo y la dramaturgia de dicha selección cinematográfica, con lo que se consigue una extraordinaria simbiosis entre cine y música.

Este año celebramos el 150 aniversario del nacimiento de uno de los más grandes pioneros de la historia del cine: Segundo de Chomón (Teruel 1871-París 1929); genial cineasta, contemporáneo de Georges Méliès, que revolucionó el cine de su época con innovadores conceptos que siguen admirando hoy por su calidad técnica y artística.

Jordi Sabatés, pianista y compositor de dilatada y reconocida trayectoria, nos ofrece en este espectáculo su visión musical para una selección de films de Chomón. Sabatés, después de ilustrar los mundos de Méliès, Murnau, o Keaton, nuevamente ha dado un paso más allá de lo que sería el mero acompañamiento: ha compuesto e interpreta en directo al piano unas piezas plenamente integradas en el ritmo y dramaturgia del cineasta, consiguiendo una extraordinaria simbiosis entre cine y música.

Desde 2005, esta singular propuesta se ha presentado en numerosas sedes del Instituto Cervantes.

SEGUNDO DE CHOMÓN

Segundo de Chomón se involucró en el cine a través de su esposa, quien fue actriz en películas de Pathé. En 1902 se convirtió en concesionario de Pathé en Barcelona, distribuyendo su producto en países de habla hispana y gestionando una fábrica para la coloración de películas Pathé. Comenzó a filmar imágenes de lugares españoles para la compañía, luego en 1905 se trasladó a París, donde se convirtió en un especialista en películas de trucos. El cuerpo de trabajo que creó durante cinco años fue excepcional.

Películas como ‘Satanás se divierte’ (1907), ‘Juegos chinos’ (1907), ‘Le voleur invisible’ (1909) y ‘Une excursion incohérente’ (1909) se encuentran entre las más imaginativas y técnicamente logradas de su época.

De Chomón creó narrativas fantásticas adornadas con efectos ingeniosos, color precioso, animación innovadora dibujada a mano y títeres, trucos del ojo que sorprenden y deleitan, y giros sorprendentes de la imaginación surrealista. Es curioso por qué no es generalmente conocido como uno de los primeros maestros del cine, excepto entre los expertos en ese campo.

Tal vez sea porque hay un cuerpo de trabajo más pequeño que el creado por Georges Méliès (sus obras tal vez pueden describirse como un cruce entre el de Méliès y otro que combinó trucos con animación, Émile Cohl); tal vez sea porque fue un español que trabajaba en Francia durante la parte clave de su carrera cinematográfica lo que ha significado que ninguno de los dos bandos lo ha defendido tanto como podrían haberlo hecho.

De Chomón continuó como cineasta, especializándose en efectos de truco, trabajando para Pathé, Itala y otros, y aportando efectos a dos de las películas más notables de la era del silencio, ‘Cabiria’ de Giovanni Pastrone (1914) y ‘Napoleón’ de Abel Gance (1927).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios