www.inoutviajes.com
Planes para disfrutar de Irlanda en un entorno de romanticismo
Ampliar

Planes para disfrutar de Irlanda en un entorno de romanticismo

Instagram

San Valentín está a la vuelta de la esquina, y con él, las ganas de planear la experiencia perfecta para disfrutar del día más romántico del año. Y en eso la Isla Esmeralda es experta; en ella encontrarás paisajes de ensueño, pueblecitos con encanto y alojamientos singulares para pasar unos días de desconexión. Además, la isla esconde algunos vínculos y tradiciones vinculadas con el santo patrón del amor.

Vínculos y tradiciones de San Valentín en Irlanda

San Valentín fue eje ejecutado en el año 269 d.C. en Roma por celebrar bodas para los soldados en contra de los deseos del emperador Claudio II. En el S.XIX, en 1835, sus restos fueron regalados por el Papa Gregorio XVI al padre John Spratt, un respetado fraile carmelita irlandés quien, un año más tarde, decidió llevar los restos del santo a Irlanda. Desde entonces, San Valentín descansa en la iglesia de Whitefriar Street en Dublín, donde gente de todo el mundo acude para pedir al santo que les proteja en su vida amorosa. En ella se celebra cada 14 de febrero una ceremonia de bendición de anillos de las parejas que van a contraer matrimonio en breve.

Existe también la tradición en Irlanda de escribirle una carta de amor a San Valentín. Enamorados, solteros y corazones rotos han dedicado sus palabras más cariñosas al santo haciendo de Dublín el hogar de la mayor colección del mundo de cartas románticas a San Valentín.

Pero la conexión de Irlanda y el amor no acaba aquí. Otro símbolo del cariño y la amistad es el famoso anillo Claddagh, fabricado en la joyería más antigua de Irlanda, Thomas Dillon’s, en la ciudad de Galway. Este anillo está asociado también a algunas celebridades como Kim Kardashian, Jennifer Aniston y Daniel Day-Lewis, entre otros. Su forma, -dos manos que sostienen un corazón con una corona-, tiene su origen en Claddagh, un antiguo pueblo de pescadores a orillas de la bahía de Galway, en el escarpado oeste de Irlanda.

Paisajes y alojamientos de ensueño

El romanticismo embriaga los pueblos y ciudades de Irlanda en estas fechas. Sus idílicos y evocadores paisajes son perfectos para celebrar San Valentín. Una opción perfecta en Irlanda del Norte es la localidad de Cushendun, ubicado en una playa elevada a la salida de los valles de Glendun y Glencorp, o la región de Sperrins, que abarca los condados de Tyrone y Derry ~ Londonderry. Esta zona tiene muchos paseos apasionantes, como los senderos de Gortin Glen Forest Park. Y para los más románticos, nada mejor para acabar el día que disfrutar de la puesta de sol en la Calzada del Gigante, en la costa norte de Antrim, o en lo alto de las montañas Mourne, en el condado de Down.

Los que busquen pasar un San Valentín fuera de lo común también pueden disfrutar de alojamientos únicos y diferentes en la isla. En el condado de Offaly, el Castillo Kinnity hará que los visitantes se sientan parte de la realeza con una majestuosa cena y alojamiento en un verdadero castillo irlandés. O los que prefieran algo más íntimo y recogido pueden optar por las acogedoras cabañas de más de 300 años de antigüedad “The Cottages”, ubicadas entre los pueblos costeros de Bettystown y Laytown. Estas escondidas cabañas ofrecen un remanso de paz y relajación con impresionantes vistas al mar. Además, esta zona está rodeada de tradicionales pubs irlandeses donde vivir una verdadera experiencia local. Y para terminar esta recopilación de alojamientos originales donde disfrutar este San Valentín, Kerry International Dark-Sky Reserve, en el Anillo de Kerry, ofrece experiencias incomparables para pasar la noche bajo el increíble manto estrellado. Este lugar es un enclave privilegiado que supuso la primera Reserva Gold Tier en el hemisferio norte, y actualmente es una de las cuatro Reservas Gold Tier Dark-Sky del mundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios